MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

Inclinación Eje Magnético

En estos tiempos estamos viviendo fenómenos extraordinarios que nuestra época no había registrado antes. lluvias torrenciales que producen desbordamiento de ríos, desprendimientos de grandes bloques de hielo desde la Antártida de hasta 150 km de largo, nevadas muy densas y en zonas que desde hace mucho tiempo no sucedían, huracanes muy fuertes y con características extremas, erupciones volcánicas, tsunamis, terremotos, etc.
Estos fenómenos son cíclicos y suceden por las condiciones físicas y dinámicas del equilibrio de fuerzas que mantienen en movimiento nuestro planeta. El principal actor de estas condiciones climáticas es la inclinación del eje magnético de la Tierra. Si graficamos la envolvente resultante de las fuerzas magnéticas que se producen en nuestro planeta obtendríamos una figura parecida a una manzana en la cual en su centro se encuentra la esfera de nuestro planeta. esta esfera está en constante movimiento. Tiene 3 movimientos conocidos, traslación alrededor del sol, rotación sobre su eje y nutación que es elmovimiento de balanceo que registran los polos magnéticos. Estos movimientos de nutación crean un registro en forma de espiral que cada catorce meses regresa a la posición inicial. Esto ha sucedido durante miles de años, pero en un pasado reciente ya no es así. Lo que nos hace pensar que las condiciones de las fuerzas centrífugas y centrípetas que mantienen a la tierra en un equilibrio, y los que influyen son el peso específico de la corteza terrestre, la erosión de la superficie, los desplazamientos de las placas tectónicas, el choque de unas con otras, la acumulación de agua en diferentes puntos de la superficie terrestre, las erupciones volcánicas, entre otros fenómenos que emanan de su interior.
La inclinación del eje va desde los 22° a los 24° aproximadamente y cierra un ciclo cada 26,000 años según los astrónomos dedicados a esta observación. Esta inclinación se mide con respecto a la normal que resulta con el plano de la eclíptica. Cuando el eje está cerca de los 22°, las estaciones climáticas son menos severas, y cuando están sobre los 24° de inclinación entonces son más marcadas y severas. Esto es debido a una mayor exposición a la radiación solar en los casquetes polares, que producen deshielos que aumentan la temperatura del mar, suben los niveles del mismo, y el ciclo del agua (evaporación, condensación, precipitación, escurrimiento y retorno al oceano) se ve afectado. ¿ De que manera se afecta? Pues al producir mayor temperatura en el mar, existe una mayor producción de vapor de agua que se acumula en la atmósfera, los vientos alisios que reparten esta humedad entre los trópicos y el ecuador, ya no derraman las precipitaciones en las zonas productivas de nuestro planeta, y si lo efectúan en regiones que no recibían anteriormente estas cantidades de agua, ya sea como lluvias torrenciales o como nevadas extraordinarias.
Como consecuencia la acumulación de agua en diferentes zonas de la superficie de nuestro planeta ocasiona que el aparente equilibrio de fuerzas que mantienen en rotación a la esfera, sufran variaciones que producen un desequilibrio. este desequilibrio es el causante de que la espiral descrita por la nutación no se comporte en estos tiempos como lo ha hecho durante miles de años. Si graficamos la resultante de las fuerzas que entran en el equilibrio del eje, obtenemos una gráfica sinusoidal que se comporta constante sobre el eje de las absisas en positivo y negativo con magnitudes constantes, pero a partir de los años 50s estas magnitudes registran un descenso en su medida, es decir que la gráfica se acerca al eje de las absisas con valores cercanos a cero. Lo cual implica que cualquier fuerza externa o diferente a las que intervienen en este equilibrio puede producir una inclinación del eje de forma violenta o gradual, no lo sabemos. Pero si esto llega a suceder, podemos deducir que las placas tectónicas que permanecen juntas con pequeños desplazamientos entre ellas, sufrirían un movimiento violento y chocarían entre sí produciendo desplazamiento verticales, horizontales y de incrustamiento unos contra otros, cambiando la orografía del planeta, lo que era una montaña podría ser después de los movimientos una playa o un abismo, el polo norte pasaría a ser el posible nuevo ecuador, depende del resultado del nuevo equilibrio que rija la rotación de la tierra. La vida y la cultura que actualmente conocemos desparecería, puesto que estamos basados en las comunicaciones satelitales, los satélites se perderían ya sea porque caerían a la superficie o porque se perderían en el espacio debido al descontrol causado por el movimiento brusco de nuestro planeta. Las comunicaciones, canales de televisión, torres de transmisión, internet, radio, etc. quedarían obsoletos e inservibles. Además el 70% de la energía eléctrica que consumimos es producida por plantas Hidroeléctricas, que funcionan con las represas en el cauce de los ríos, al cambiar la orografía, cambian también los cauces de todos los ríos, el otro 30 % de la energía es producto de uso de combustibles y por ende improbable su obtención. Es decir en un período de 4 A 8 horas la tierra puede sufrir una transformación radical, que encuentra su equilibrio y entonces una nueva era será implantada en nuestro planeta.
Solo nos que aprender técnicas de supervivencia y como producir nuestros alimentos y el cobijo para los que puedan supervivir al cataclismo. La personas que sepan estas técnicas son las que podrán establecer los nuevos polos de supervivencia. Reinará el "nosotros" en lugar del actual"yo". Solo podrán salir adelante las personas que sepan y puedan adaptarse a convivir y compartir lo rescatable.