MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

Muerte de un estrella

Casi todas las estrellas del universo conocido tardan millones o miles de millones de años en desaparecer, cuando una estrella ha conumido todo su combustible de hidrógeno, se expande convirtiendose en una gigante roja, puede tener millones de kilometros.

Luego que sus capas exteriores se desprendan, esta se comprime y toma la forma de un enana blanca super densa. Para tener una idea una cucharada de té de esta enana blanca, pesaría hasta 100 toneladas, a lo largo de millones de años, la estrella se enfría y se vuelve invisible.

Las estrellas más pesadas, que tienen hasta 10 veces la masa de nuestro Sol, terminan repentinamente.

Cuando se les acaba el combustible, se dilatan hasta convertirse en súper gigantes rojas, tratan de consumir otro tipo de combustible pero eso solo le dura unos cuantos millones de años hasta que producen una gran explosión llamada súpernova.

La luz o brillo que emite esta supernova sobrepasa al de todas las estrellas de su galaxia por aproximadamente una semana, luego se desvanece rápidamente. Todo lo que queda es un pequeñísimo objeto muy denso, como puede ser una estrella de neutrones o un agujero negro, que estaría rodeado de una nube de gas muy caliente.

Los elementos que fueron creados dentro de la supergigante, como oxigeno, carbono y hierro se dispersan por el espacio, este polvo al final termina dando origen a estrella y planetas.