MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

http://www.20minutos.es/minuteca/astronomia/

Distribuir contenido
Astronomía - Noticias, Fotos, Encuestas y Trivials en 20minutos.es
Actualizado: hace 2 horas 40 mins

Un astrólogo y un astrónomo se enfrentan por el incendio de Notre Dame

Mié, 17/04/2019 - 11:07

20MINUTOS.ES

Con motivo del incendio que devastó la catedral de Notre Dame este lunes, muchos bulos comenzaron a rondar por internet.

Entre los que se difundieron, S.J. Anderson, un astrólogo estadounidense, publicó: "La última vez que Saturno estuvo en estación retrógrada en el vigésimo primer grado (20°) de Capricornio fue en 1666, el año del Gran Incendio de Londres. Saturno está ahora en el mismo grado y entrará en estación retrógrada el 29 de abril. Y trágicamente, tenemos un incendio en Notre Dame".

El mensaje recibió más de 1.000 retuits y casi 4.000 'me gusta'.

The last time Saturn stationed retrograde in the 21st degree (20°) of Capricorn was in 1666, the year of the Great Fire of London.

Saturn is now in the same degree and will station retrograde there on April 29th, 2019.

And, tragically, we have a fire at Notre Dame.#astrology pic.twitter.com/RRjB0VhFCw

— S.J. Anderson (@sjanderson144) 15 de abril de 2019

Sin embargo, el astrónomo e ingeniero aeroespacial Max Fagin, que llegó hasta él, lo desmontó con otro tuit. "Hola. Soy un astrónomo de verdad. Tres cosas: 1) Saturno no está en Capricornio ahora ni el 29 de abril, está en Sagitario. 2) La última vez que Saturno estuvo en una estación retrógrada en Capricornio fue en 1992 (no 1666). 3) La astrología no funciona. Deja de intentar contaminar esta horrible tragedia con tonterías.

Hi. Actual astronomer here. Three things:

1) Saturn isn't in Capricorn now or on April 29, it's in Sagittarius.
2) The last time Saturn was station retrograde in Capricorn was 1992 (not 1666)
3) Astrology doesn't work. Stop trying to pollute this horrible tragedy with nonsense. https://t.co/qmIPAohvyk

— Max Fagin (@MaxFagin) 15 de abril de 2019

Este segundo tuit, que ha sido compartido ya casi 20.000 veces y tiene más de 82.000 'likes', generó un enorme debate en la red entre los que se posicionaban a favor de una teoría y los que eran más afines a la otra.

El propio astrónomo pasó horas contestando a personas que se habían ofendido por su mensaje, especialmente la parte de "la astrología no funciona".

La ciencia hace historia: presentan la primera fotografía de un agujero negro

Mié, 10/04/2019 - 14:32

ÁFRICA ALBALÁ / DANI GONZÁLEZ

Este miércoles 10 de abril, la National Science Foundation ha marcado un nuevo hito en la historia de la ciencia con la publicación de la primera fotografía de un agujero negro, un "resultado revolucionario" de "gran trascendencia científica" obtenido por los investigadores del Telescopio del Horizonte de Sucesos (Event Horizon Telescope o EHT).

Después de años de evidencias indirectas de la existencia de estos cuerpos, como las ondas gravitacionales o los chorros relativistas, esta imagen ha permitido por fin confirmar que son reales y que presentan el aspecto esperado.

Más allá de la innegable relevancia de la propia fotografía, este hallazgo ha permitido validar la teoría de la relatividad de Eisntein en una situación extrema en la que hasta ahora no se había puesto a prueba, como el horizonte de sucesos de un agujero negro, que es el punto de no retorno a partir del cual nada, ni la luz, puede escapar.

La histórica fotografía, obtenida a partir de una red de ocho observatorios situados en distintos puntos del mundo, consiste en un anillo con una mitad más luminosa que la otra, que corresponde al agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la galaxia M87, a 53,3 millones de años luz de la Tierra.

Tal y como explica el CSIC, el organismo español involucrado en este hito, la imagen muestra el agujero negro en el centro de Messier 87, una galaxia masiva situada en el cercano cúmulo Virgo. La región oscura central es la sombra del agujero negro.

En un principio, puede resultar paradójico el hecho de observar uno de estos cuerpos, ya que se caracterizan por la ausencia total de luz. Se trata de objetos que no emiten ningún tipo de radiación y, por ello, cabría pensar que es imposible verlos. Sin embargo, lo que se percibe es la materia que rodea a este cuerpo y que cae en su interior, se calienta y brilla.

"Nada del interior puede vivir y ser transmitido al exterior (...). No puedes ver un agujero negro, pero puedes ver su sombra, que se produce cuando la luz desaparece tras el horizonte de sucesos (del agujero)", explicó el presidente del consejo del Telescopio del Horizonte de Sucesos, Heino Flacke.

Qué es la "teoría del zoológico galáctico" que explica por qué no encontramos vida extraterrestre

Dom, 31/03/2019 - 08:38

AGENCIAS

¿Estamos solos en el Universo? Esta es una de las grandes preguntas de la humanidad que todavía no tienen una respuesta, y sobre la que recientemente un grupo de científicos del METI —iniciativa dedicada a la búsqueda de señales inteligentes desde estrellas cercanas— ha debatido en un encuentro en París.

En concreto, el tema a tratar fue el llamado 'Gran Silencio', que consiste en el hecho de que civilizaciones avanzadas en otros mundos habrían decidido no contactar con la Tierra para no influir en el devenir de la humanidad. Este término no es nuevo: el físico italiano Enrico Fermi ya planteó esta cuestión en 1950.

En este sentido, los investigadores han hablado de una de las teorías más controvertidas que explicarían este 'Gran Silencio': la "hipótesis del zoológico".

"Tal vez los extraterrestres estén observando a los humanos en la Tierra, de manera muy similar a como vemos animales en un zoológico", expuso Douglas Vakoch, presidente de METI.

"¿Cómo podemos lograr que los cuidadores galácticos se revelen a sí mismos?", se preguntó Valkoch durante dicha reunión, que tuvo en lugar en París (Francia) el pasado 18 de marzo.

Por este motivo, el científico propone que los humanos deberían ser más activos en la búsqueda de inteligencia extraterrestre. "Si fuéramos a un zoológico y de repente una cebra se volviera hacia nosotros, nos mirara a los ojos y comenzara a escribir una serie de números primos con su casco, eso establecería una relación radicalmente diferente entre nosotros y la cebra, y lo haríamos. Me siento obligado a responder", dijo.

"Podemos hacer lo mismo con los extraterrestres mediante la transmisión de señales de radio poderosas, intencionadas y ricas en información a las estrellas cercanas", subrayó el presidente de METI.

Qué hay en los límites del Universo

Sáb, 16/03/2019 - 14:46

20MINUTOS / AGENCIAS

El estudio del Universo ha ocupado y sigue ocupando estudios de las mentes más brillantes de nuestro tiempo. La última teoría de Stephen Hawking antes de su muerte establecía que la inflación eterna como teoría del Big Bang es errónea y, en consecuencia, el Universo tiene límites.

Hawking trabajó en esta teoría junto al profesor Thomas Hertog y fue publicada en el Journal of High Energy Physics. Basada en la teoría de cuerdas, la revolucionaria teoría de Hawking predice que el universo es mucho más simple que muchas teorías actuales sobre el Big Bang. Una idea que han reabierto el debate sobre los límites del Universo y su expansión.

Hawking y Hertog defendían que la explicación de la inflación eterna como teoría del Big Bang es errónea. "Asume un universo de fondo existente que evoluciona de acuerdo con la teoría de la relatividad general de Einstein y trata los efectos cuánticos como pequeñas fluctuaciones en torno a esto", dijo Hertog. "Sin embargo, la dinámica de la inflación eterna borra la separación entre la física clásica y cuántica. Como consecuencia, la teoría de Einstein se descompone en la inflación eterna".

"Predecimos que nuestro universo, en las escalas más grandes, es razonablemente liso y globalmente finito. Por lo tanto, no es una estructura fractal", defendió Hawking, que basaba su teoría en la teoría de cuerdas: una rama de la física teórica que intenta reconciliar la gravedad y la relatividad general con la física cuántica, en parte describiendo los componentes fundamentales del universo como pequeñas cuerdas vibratorias. Su enfoque utiliza el concepto de holografía de la teoría de cuerdas, que postula que el universo es un holograma grande y complejo: la realidad física en ciertos espacios tridimensionales puede reducirse matemáticamente a proyecciones bidimensionales en una superficie.

Ambos describieron la inflación eterna sin tener que depender de la teoría de Einstein. En la nueva teoría, la inflación eterna se reduce a un estado atemporal definido en una superficie espacial al principio de los tiempos.

La anterior 'teoría de no fronteras' de Hawking predijo que si retrocedes en el tiempo hasta el comienzo del universo, el universo se encoge y se cierra como una esfera, pero esta nueva teoría representa un paso más allá del trabajo anterior."Ahora estamos diciendo que hay un límite en nuestro pasado", matizó Hertog.

Estos resultados, de ser confirmados por trabajos posteriores, tendrían implicaciones de largo alcance para el paradigma del multiverso. "No estamos en un solo universo único, pero nuestros hallazgos implican una reducción significativa del multiverso, a un rango mucho menor de universos posibles", dijo Hawking. Esto hace que la teoría sea más predictiva y comprobable.

Qué opinan otros expertos hoy

Desde Gizmodo se ha trasladado la pregunta a expertos. Así, Sean Carroll, profesor de investigación en física de Caltech especializado en mecánica cuántica, gravitación, cosmología, mecánica estadística fundamentos de la física, opina que el borde del Universo como tal no existe. Lo hay, pero observable y esto se debe a que la luz viaja a una velocidad finita. Esto no significa que haya un borde físico. La alternativa que propone es que el Universo se pliegue sobre sí mismo como una esfera, lo que haría que fuese finito en su tamaño, pero sin borde. No descarta la posibilidad de que el Universo no sea uniforme y las condiciones cambien entre un punto y otro. Tampoco descarta la posibilidad de un multiverso.

Por su parte, Jo Dunkley, especialista en la materia de la Universidad de Princeton, establece que más que un borde lo que podría suceder es que el Universo podría envolverse en sí mismo, lo que haría que no fuese infinito. Descarta un borde como tal y considera que quizá más allá de lo observable hay supercúmulos de galaxias, con miles de millones de estrellas y planetas.

Jessie Shelton, de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign, aclara también que estamos limitados por la velocidad de la luz y la información que nos llega de esta y revela datos de los orígenes del Universo. En su opinión, para establecer que hay en el borde de este habrá que esperar miles de millones de años en el mejor de los casos... Y quizá ni con esas, debido a la velocidad a la que se expande el Universo. La idea defendida por esta experta es que si llegásemos al borde del Universo lo que veríamos serían más galaxias y planetas.

Michael Troxel, experto de Duke, asegura que si pudiésemos ver lo suficientemente lejos como para llegar hasta un límite, probablemente llegaríamos hasta el punto de partida, el lugar donde empezaste. Troxel habla de dos bordes, el límite de velocidad de todo lo que hay en el Universo (unos 1080 km/h) y que ese límite de velocidad es el mismo en todas partes. Sin embargo, cree que nunca podríamos llegar a alcanzar la distancia más lejana ahora mismo con los sistemas actuales de medición.

En la misma dirección que sus colegas anteriores se mueve la teoría de Abigail Vieregg, del Instituto Kavil de Física Cosmológica de la Universidad de Chicago. Vieregg solo habla de borde al referirse al Universo observable y que no se puede hablar de una frontera como tal.

Por último, Arthur B. Kosowsky, de la Universidad de Pittsburgh, sentencia que es posible que no exista ese borde y, si existiera, está tan lejos como para que la luz no haya tenido tiempo suficiente para llegar a nosotros por lo que hay que conformarse con el Universo que sí se puede observar.

Los agujeros negros pueden mover sin combustible naves interestelares

Sáb, 16/03/2019 - 11:53

EUROPA PRESS

La fuerza gravitacional de un agujero negro puede ser aprovechada por una gran nave espacial del futuro para alcanzar velocidades increíbles, suficientemente rápidas para los viajes interestelares.

Es la hipótesis del profesor David Kipping, líder del laboratorio Cool Worlds de la Universidad de Columbia, expuesta en un artículo publicado en arXiv, en el que aborda una solución al desafío que supone la gran cantidad de tiempo y energía que se necesitaría para enviar una nave espacial en una misión para explorar más allá de nuestro Sistema Solar.

"El viaje interestelar es una de las hazañas técnicas más desafiantes que podemos concebir. Si bien podemos prever la deriva entre las estrellas a lo largo de millones de años, lo que es legítimamente un viaje interestelar, para lograr viajes en escalas de tiempo de siglos o menos, se requiere una propulsión relativista", declaró Kipping a Universe Today.

La propulsión relativista (o la aceleración a una fracción de la velocidad de la luz) es muy costosa en términos de energía. Las naves espaciales existentes simplemente no tienen la capacidad de combustible para poder llegar a ese tipo de velocidades.

Para esto, Kipping sugiere una versión modificada de lo que se conoce como 'Honda Dyson', una idea propuesta por el venerado físico teórico Freeman Dyson (la mente detrás de la Esfera Dyson). En el libro de 1963, Interstellar Communications, Dyson describió cómo las naves espaciales podían colocarse alrededor de estrellas binarias compactas, como una piedra en una honda, para salir disparadas y recibir un aumento significativo en la velocidad.

Como describió Dyson, una nave que se enviase a un sistema binario compacto (dos estrellas de neutrones que se orbitan entre sí) realizaría una maniobra de asistencia por gravedad. Esto consistiría en que la nave espacial tome la velocidad de la gravedad intensa del binario (agregando el equivalente a dos veces su velocidad de rotación) antes de ser expulsada del sistema.

Ampliando esto, Kipping considera cómo los agujeros negros, especialmente los que se encuentran en pares binarios, podrían constituir fuentes de disparos gravitacionales aún más poderosos.

Esta propuesta se basa en parte en el éxito reciente del Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferómetro Láser (LIGO), que ha captado múltiples señales de ondas gravitacionales desde que se detectó la primera en 2016. Según estimaciones recientes basadas en estas detecciones, podría haber como 100 millones de agujeros negros solo en la galaxia de la Vía Láctea.

Además, como señala Kipping, los agujeros negros también pueden actuar como un espejo gravitacional, donde los fotones dirigidos hacia el borde del horizonte de sucesos se doblarán y regresarán directamente a la fuente.

Pero, por supuesto, el concepto viene con innumerables desafíos y más que algunas desventajas. Además de construir naves espaciales que podrían lanzarse alrededor del horizonte de sucesos de un agujero negro, también es necesaria una tremenda precisión, o de lo contrario, la nave y la tripulación podrían terminar siendo destruidas en las fauces del agujero negro. Además de eso, está la simple cuestión de poder llegar a uno.

El módulo lunar israelí Bereshit manda su primer selfie desde el espacio

Mié, 06/03/2019 - 03:02

EFE

  • Captó la imagen a 37.600 kilómetros de la Tierra.
  • Está previsto que se pose en el satélite el próximo 11 de abril.

El módulo lunar israelí Bereshit (Génesis) mandó este martes su primer selfie desde el espacio, a 37.600 kilómetros de la Tierra, en su camino hacia la Luna donde está previsto que se pose el próximo 11 de abril.

En la foto, tomada durante un lento giro de la nave, aparece la placa instalada con la bandera israelí y las inscripciones "Am Yisrael Chai" (El pueblo de Israel vive) y, en inglés, "Pequeño país, grandes sueños". De fondo aparece la Tierra con Australia claramente visible.

El módulo no tripulado, de 585 kilos y alrededor de 1,5 metros, fue puesto en órbita el pasado 22 de febrero, en la primera misión de este país, y el primer viaje espacial de la historia sufragado enteramente por donaciones y dedicado a fines educativos.

SpaceIL, una entidad privada y sin fines de lucro, y el grupo estatal Industria Aeroespacial de Israel (IAI) están a cargo de este proyecto, que ha costado 100 millones de dólares (88,1 millones de euros).

Una vez en la superficie lunar, Bereshit medirá el campo magnético del satélite, enviará de manera simultánea imágenes y vídeos, al estar equipado con cámaras, sensores magnéticos y transmisores que enviarán la información a la Tierra.

Además, lleva una cápsula de tiempo con archivos digitales del tamaño de una moneda que incluye una Torá (Pentateuco, los primeros cinco libros de la Biblia), dibujos hechos por escolares israelíes, una copia del himno nacional y una bandera de Israel, así como literatura, fotos y canciones israelíes.

Cinco sencillas formas de demostrar que la Tierra no es plana

Dom, 24/02/2019 - 12:34

20MINUTOS

Aunque parezca mentira, a día de hoy aún es necesario demostrar que la Tierra no es plana. Numerosas teorías terraplanistas han surgido en los últimos años con fuerza y se han extendido en las redes hasta el punto que han encontrado entre sus defensores a personalidades de todo ámbito. La fiebre es tal que creyentes de que la tierra es plana han organizado un crucero con el que intentarán llegar hasta el supuesto muro de hielo del fin del mundo.

Por este motivo, desde la BBC han recopilado cinco sencillos experimentos explicados por científicos que sirven para desmontar rápidamente esta teoría. El primero, curiosamente, se podría aplicar ya desde el mismo crucero terraplanista previsto para 2020.

La primera forma es contemplar con unos prismáticos cómo una embarcación se aleja de la costa. Según explica Michelle Thaller, astrónoma de la NASA en el portal Big Think, "si la Tierra fuera plana, notarías que se hace más pequeño a medida que se aleja, pero siempre lo verías completo".

Erik Frenzhabla del segundo experimento en el portal científico Cell. Consiste en subir a un árbol que se encuentra en un terreno plano. Basta con esto para ver que, al escalar, ves más cosas de las que veías antes de treparlo. "Esto se debe a que partes de la Tierra que estaban ocultas, debido a su curvatura, ahora se revelan porque tu posición ha cambiado".

El tercero sería observar un eclipse de luna. Michelle Thaller explica que si la Tierra fuese plana, al proyectar su sombra sobre la luna, no produciría la sombra redonda que proyecta, tampoco si fuera plana pero con forma de disco. "La única forma que puede producir una sombra curva sin importar desde que dirección se le ponga la luz, es una esfera".

La cuarta forma es un viaje en avión de largo recorrido. A 10 km de altitud ya comienza a apreciarse la curvatura de la Tierra. Por otro lado, los expertos coinciden, en tono de sorna, que por el momento ningún avión ha logrado dar con el supuesto muro del fin del mundo que muchos terraplanistas creen que existe.

Por último, los husos horarios son otra forma de tirar por tierra el terraplanismo. Popular Science explica que, al ser redonda y girar sobre su eje, existen zonas de la Tierra iluminadas por el sol mientras otras permanecen oscuras. Si la Tierra fuese plana, podríamos ver el Sol desde cualquier punto del planeta, incluso siendo de noche, es decir, cuando el gran astro no estuviese brillando sobre nuestras cabezas. Algo así como si en un teatro se ve un foco aunque no esté iluminando tu posición.

¿Por qué las pirámides de Guiza tienen una alineación perfecta?

Jue, 21/02/2019 - 10:11

EUROPA PRESS

Los antiguos egipcios aprovecharon el equinoccio de otoño para conseguir que las pirámides de guiza fueran construidas con una alineación casi perfecta y sus caras mirando a los puntos cardinales.

En astronomía, los días en los que hay equinoccios (dos veces al año), el Sol se sitúa en el plano del ecuador celeste. Alcanza el punto más alto en el cielo y su intersección con el plano del ecuador es prácticamente perfecta. Los egipcios pudieron determinar con precisión esa posición solar con un instrumento de la época, el gnomon. Se trata de una vara que mide el recorrido de su sombra tras clavarla en el suelo.

Según una investigación del arqueólogo Glen Dash publicada en The Journal of Ancient Egyptian Architecture, los egipcios solo tuvieron que ir marcando los diferentes puntos que iba recorriendo la sombra del gnomon a medida que transcurría el equinoccio de otoño para acabar trazando un arco perfecto. Después, unieron dos de esos puntos y trazaron una línea recta. Sobre ella construyeron las pirámides.

"Quienes construyeron la Gran Pirámide de guiza (la más grande de la tres y conocida también como Pirámide de Kheops) la alinearon con los puntos cardinales con una exactitud de no más de cuatro minutos [de sombra] del arco", explica Dash en su estudio, que puso a prueba su método personalmente durante el equinoccio de otoño del 22 de septiembre de 2016.

Resulta que las cuatro caras de las cinco pirámides dan al norte, al sur, al este y al oeste con una desviación 0,66 grados en contra de las agujas del reloj. Es la misma desviación que se consigue si se aprovecha el equinoccio de otoño.

¿Dónde se esconde la materia perdida en el universo?

Dom, 17/02/2019 - 16:11

EUROPA PRESS

  • Los científicos tratan de localizar este tipo de materia, que supone un tercio del total del universo.

Nuevos resultados del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA pueden ayudar a localizar la materia perdida del universo, un tercio del total según cálculos establecidos hace décadas.

Desde observaciones independientes y bien establecidas, los científicos han calculado con confianza cuánta materia normal, es decir, hidrógeno, helio y otros elementos, existían justo después del Big Bang. En el tiempo transcurrido entre los primeros minutos y los primeros mil millones de años, gran parte de la materia normal se abrió camino en polvo cósmico, gases y objetos, como estrellas y planetas, que los telescopios pueden ver en el Universo actual.

El problema es que cuando los astrónomos suman la masa de toda la materia normal en el Universo actual, alrededor de un tercio no se puede encontrar. Esta materia que falta es distinta de la esquiva materia oscura.

Una idea es que la masa que falta se reunió en filamentos gigantes o filamentos de gas caliente (temperatura inferior a 100.000 Kelvin) y muy caliente (temperatura superior a 100.000 Kelvin) en el espacio intergaláctico. Estos filamentos son conocidos por los astrónomos como el "medio intergaláctico caliente" o WHIM. Son invisibles para los telescopios de luz óptica, pero algunos de los gases calientes en los filamentos se han detectado en luz ultravioleta.

Usando una nueva técnica, los investigadores han encontrado una nueva y sólida prueba del componente caliente del WHIM basada en datos del Chandra y otros telescopios.

"Si encontramos esta masa que falta, podemos resolver uno de los mayores enigmas de la astrofísica", dijo Orsolya Kovacs, del Centro de Astrofísica ¿Dónde escondió el universo tanta cantidad de su materia que forma cosas como las estrellas, los planetas y nosotros?".

Cómo localizar la materia perdida

Los astrónomos usaron el Chandra para buscar y estudiar los filamentos de gas caliente que se encuentran a lo largo del camino hacia un cuásar, una fuente brillante de rayos X alimentada por un agujero negro supermasivo de rápido crecimiento. Este cuásar se encuentra a unos 3.500 millones de años luz de la Tierra. Si el componente de gas caliente del WHIM está asociado con estos filamentos, el gas caliente absorbería parte de los rayos X del cuásar. Por lo tanto, buscaron una firma de gas caliente impresa en la luz de rayos X del cuásar detectada por el Chandra.

Uno de los desafíos de este método es que la señal de absorción por el WHIM es débil en comparación con la cantidad total de rayos X que proviene del cuásar. Cuando se busca en todo el espectro de rayos X en diferentes longitudes de onda, es difícil distinguir tales características de absorción débil (señales reales del WHIM) de las fluctuaciones aleatorias.

Kovacs y su equipo superaron este problema al enfocar su búsqueda solo en ciertas partes del espectro de luz de rayos X, reduciendo la probabilidad de falsos positivos. Lo hicieron identificando primero las galaxias cercanas a la línea de visión al cuásar que se encuentran a la misma distancia de la Tierra que las regiones de gas cálido detectadas a partir de datos ultravioleta. Con esta técnica identificaron 17 posibles filamentos entre el cuásar y nosotros, y obtuvieron sus distancias.

Debido a la expansión del universo, que extiende la luz a medida que viaja, cualquier absorción de rayos X por la materia en estos filamentos se desplazará a longitudes de onda más rojas. Las cantidades de los desplazamientos dependen de las distancias conocidas al filamento, por lo que el equipo sabía dónde buscar en el espectro para la absorción del WHIM.

"Nuestra técnica es similar en principio a cómo podría realizar una búsqueda eficiente de animales en las vastas llanuras de África", dijo Akos Bogdan, coautor también de CfA. "Sabemos que los animales necesitan beber, así que tiene sentido buscar alrededor de los pozos de agua primero".

Los investigadores también tuvieron que superar el problema de la debilidad de la absorción de rayos X. Por lo tanto, aumentaron la señal al agregar espectros de 17 filamentos, convirtiendo una observación de 5,5 días en el equivalente de casi 100 días de datos. Con esta técnica, detectaron oxígeno con características que sugieren que estaba en un gas con una temperatura de aproximadamente un millón de grados Kelvin.

Al extrapolar estas observaciones de oxígeno al conjunto completo de elementos y de la región observada al universo local, los investigadores informan que pueden explicar la cantidad completa de materia faltante. Al menos en este caso en particular, la materia faltante se había estado escondiendo en el WHIM después de todo.

"Estamos encantados de haber podido rastrear parte de este asunto de la materia faltante", dijo el coautor Randall Smith, también de CfA. "En el futuro, podemos aplicar este mismo método a otros datos de cuásares para confirmar que este misterio de larga data se ha resuelto por fin".

Científicos logran simular un agujero negro en un tanque de agua

Dom, 10/02/2019 - 09:21

EP

Ciertos fenómenos en los agujeros negros, inobservables investigaciones astronómicas, pueden estudiarse mediante una simulación de laboratorio en un tanque lleno de agua.

Esto es posible debido a una peculiar analogía entre los procesos que son característicos de los agujeros negros y los procesos hidrodinámicos. El denominador común es la similitud de la propagación de la onda en ambos casos.

Esta posibilidad se explora en un nuevo artículo publicado en Physical Review Letters. El físico Maurício Richartz, profesor de la Universidad Federal de ABC (UFABC) en Brasil, es uno de los autores del artículo, producido por el grupo de Silke Weinfurtner en la Escuela de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Nottingham.

"Si bien este estudio es completamente teórico, también hemos realizado simulaciones experimentales en el laboratorio de Weinfurtner", dijo Richartz, citado por FAPESP. "El aparato consiste básicamente en un tanque de agua grande que mide 3 metros por 1,5 metros. El agua fluye hacia afuera a través de un drenaje central y se bombea nuevamente hacia adentro, de modo que el sistema alcanza un punto de equilibrio en el que la cantidad de entrada es igual a la cantidad de flujo de salida. Simulamos un agujero negro de esta manera".

El flujo de agua se acelera a medida que se acerca al desagüe. "Cuando producimos ondas en la superficie del agua, obtenemos dos velocidades importantes: la velocidad de propagación de la onda y la velocidad del flujo de agua en general", dijo.

Lejos del drenaje, la velocidad de la onda es mucho mayor que la velocidad del fluido, por lo que las ondas pueden propagarse en cualquier dirección. Sin embargo, la situación es diferente cerca del drenaje. La velocidad del fluido es mucho mayor que la velocidad de la onda, por lo que las ondas son arrastradas hacia abajo por el el flujo de agua, incluso cuando se propagan en la dirección opuesta. Así es como se puede simular un agujero negro en el laboratorio.

En un agujero negro astrofísico real, su atracción gravitacional captura la materia y evita que se escapen ondas de cualquier tipo, incluidas las ondas de luz. En el simulacro hidrodinámico, las ondas en la superficie del fluido no pueden escapar del vórtice que se forma.

En 1981, el físico canadiense William Unruh descubrió que la similitud entre los dos procesos, un agujero negro y un simulacro hidrodinámico, era más que una simple analogía. Con algunas simplificaciones, las ecuaciones que describen la propagación de una onda en la vecindad de un agujero negro son idénticas a las que describen la propagación de una onda en el agua que fluye por un desagüe.

Un astrofísico de Harvard afirma que una nave alienígena se acerca a la Tierra

Vie, 08/02/2019 - 13:22

20MINUTOS.ES

El jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, Abraham Loeb es uno de los profesores más prestigiosos de la institución y ha levantado un gran debate entre la comunidad científica tras asegurar al The Washington Post que una nave alienígena se aproxima a la Tierra.

"Una nave espacial o parte de ella puede estar volando más allá de la órbita de Júpiter, con lo que los primeros extraterrestres ya están aquí", ha afirmado el profesor, que ha recibido críticas de la comunidad científica tachándole de "sensacionalista" por decir tales informaciones.

Loeb es autor de más de 700 trabajos e investigaciones científicas sobre el espacio. Explicó al medio estadounidense que en octubre de 2017 el telescopio Pan-STARRS de Hawai avistó un objeto extraño en el firmamento. "Se movía tan rápido que solo podía proceder de algún lugar fuera del sistema solar", contó.

"Se trata de la primera visita que nos llega del espacio exterior de la que tengamos conocimiento", defiende el astrónomo. La teoría de Loeb y su compañero de investigación, Samuel Bialy surgió en el momento en el que el telescopio detectó el objeto interestelar, en el momento calificado por la comunidad científica como estrella o parte de ella al que nombraron Oumuamua.

Sin embargo, el jefe de Astronomía de Harvard y su compañero no creen eso y publicaron un artículo en el que defendían que "es una vela luminosa, flotando en el espacio interestelar como un escombro de un equipo tecnológico avanzado".

Loeb piensa que aquel objeto se movía demasiado rápido como para ser un resto de estrella. Para él se tata de un objeto muy extraño con características muy diferentes a cualquier cometa o asteroide conocido. Su velocidad, su trayectoria y la ausencia de cola (típica en los cometas) son argumentos suficientes que dudar al astrónomo sobre su origen.

El profesor cree que pensar que "estamos solos en el Universo" no tiene sentido, ya que no confía en que seamos "una especia trascendental en el planeta Tierra". Observando el objeto de origen desconocido, afirma que no puede ser un grupo de rocas, como se suele suponer cuando se topan con este tipo de situaciones.

"Se trata de un objeto muy largo, de no más de un milímetro de grosor, tal vez un cilindro de un kilómetro de largo, o una vela de barco, tan ligero y delgado que la luz solar lo está expulsando de nuestro sistema solar", explicó.

Tales declaraciones han provocado que la comunidad científica se vuelva contra el astrónomo. "No es una nave alienígena, y esa sola sugerencia es un insulto para la investigación científica honesta", afirmó el astrofísico Paul Sutter tras la publicación de la entrevista a Loeb.

Por su parte, a Loeb no le preocupan las críticas de sus compañeros de gremio y, hasta que alguien no demuestre que se equivoca, defenderá su teoría. "

Pese a las duras críticas, Loeb no parece preocuparse por lo que puedan pensar el resto de científicos y asegura que no va a cambiar de opinión mientras no le demuestren que él está equivocado. "Mucha gente esperaba que me echara atrás. Si alguien me muestra pruebas de lo contrario, inmediatamente retrocederé. Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me daría aún más tiempo para concentrarme en la ciencia", confesó.

La última teoría sobre el origen de Oumuamua: resto de un exocometa que se desintegró antes del perihelio

Lun, 04/02/2019 - 18:24

EUROPA PRESS

Una síntesis los datos recogidos del asteroide 'Oumuamua ha determinado que se trata del remanente de un cometa interestelar desgajado antes de su perihelio o paso más cercano del Sol.

El estudio proviene de Zdenek Sekanina, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, especializado durante casi 40 años en el estudio de meteoros, cometas y polvo interestelar. Sekanina aborda la posibilidad de que las observaciones que comenzaron en octubre de 2017 por parte del Telescopio Pan-STARRS 1 fuera en realidad un fragmento del objeto original que ingresó a nuestro sistema a principios de 2017.

Para empezar, Sekanina se refiere a una investigación previa realizada por otro famoso astrónomo, John E. Bortle, que indica cómo los cometas débiles en órbitas casi parabólicas que los acercan a más de 1 UA del Sol probablemente se desintegrarán repentinamente poco antes de que lleguen al perihelio. Investigaciones posteriores, según Sekanina, también indican que, en algunos casos, un fragmento considerable pudo quedar atrás.

Como afirma en su estudio, este fragmento se asemejaría a "un agregado desvolatilizado de granos de polvo sueltos que pueden tener una forma exótica, propiedades de rotación peculiares y una porosidad extremadamente alta, todos adquiridos en el curso del evento de desintegración". Si esto suena familiar, es porque la descripción encaja perfectamente con 'Oumuamua.

Ni proviene de otra civilización ni es una nave extraterrestre

Por ejemplo, una de las primeras cosas que los astrónomos determinaron acerca de 'Oumuamua (aparte del hecho de que no era probable que fuera un cometa) era que tenía una forma bastante extraña. Basado en las lecturas adquiridas del Very Large Telescope (VLT), un equipo de investigadores determinó que 'Oumuamua era un objeto alargado, probablemente compuesto de material rocoso, informa Universe Today.

Esto fue seguido por un estudio realizado en 2018 por Wesley C. Fraser (y otros), que encontró que, a diferencia de los pequeños asteroides y planetesimales en el Sistema Solar (que tienen giros periódicos), el giro de Oumuamua era caótico. En ese momento, el equipo concluyó que esto era una indicación de colisiones pasadas. Pero, según la evaluación de Sekanina, esto podría ser el resultado de la desintegración del objeto original.

Sekanina luego hizo comparaciones con C / 2017 S3 y C / 2010 X1 (Elenin), dos cometas que experimentaron desintegración cuando alcanzaron el perihelio. En ambos casos, la desintegración de estos cometas implicó un evento explosivo y la liberación de un "monstruoso polvo esponjoso agregado". De esto, Sekanina dedujo que 'Oumuamua no experimentaría desgasificación y estaría sujeto a los efectos de la presión de la radiación solar.

Un objeto no estudiado y sujeto a radiación

Una vez más, esto es completamente consistente con las observaciones hechas de 'Oumuamua. Como señaló Avi Loeb, de la Universidad de Harvard y el Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica (CfA), en uno de varios trabajos de investigación sobre el tema, la aceleración de 'Oumuamua al salir del Sistema Solar no se pudo atribuir a la desgasificación (como se indicó anteriormente sugirió).

En pocas palabras, si la composición de 'Oumuamua incluyera materiales volátiles (es decir, agua, dióxido de carbono, metano, amoníaco, etc.) como un cometa, habría experimentado desgasificación cuando se acercaba a nuestro Sol, lo que habría sido visible cuando se detectó después del perihelio. Sin embargo, este no fue el caso, lo que planteó la cuestión de cómo la presión de radiación podría ser responsable de su aceleración.

En ese momento, Loeb sugirió que una posible explicación para esto podría ser que 'Oumuamua era un objeto artificial, similar al concepto de 'Lightsail' actualmente desarrollado por Breakthrough Starshot. Pero como argumenta Sekanina, este comportamiento podría ser el resultado de que Oumuamua sea de una clase de objeto previamente no estudiado que está sujeto a la presión de radiación.

Avistan la explosión de un meteorito sobre el oeste de Cuba

Sáb, 02/02/2019 - 09:12

EFE

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) cubano ha confirmado la caída este viernes en la isla de un meteorito que se desintegró en numerosos fragmentos que se esparcieron por casi todos los municipios de la provincia de Pinar del Río, la más occidental de Cuba.

El meteorito, que no provocó daños personales pero sí roturas de cristales en edificaciones, fue observado por siete estaciones meteorológicas de Pinar del Río durante 10 minutos.

A su paso fue visible como una bola de fuego surcando el cielo seguida de una estela de condensación y una fuerte explosión, según detalló un comunicado del Citma.

La caída del meteorito ocurrió en el municipio de Viñales y de acuerdo al análisis realizado por especialistas del Citma, el Instituto de Geofísica y Astronomía, y otras instituciones científicas, se estima que puede ser del tipo litito o pétreo, el cual contiene hierro, níquel y silicato de magnesio.

Al desintegrarse los fragmentos se esparcieron por las localidades de Los Jazmines, Dos Hermanas, El Guajaní, las cercanías del pueblo turístico de Viñales y El Palmarito, donde se encontró el de mayor tamaño, de aproximadamente 11 centímetros de longitud, que dejó un pequeño cráter en el suelo.

Los investigadores recopilaron muestras que serán sometidas a exámenes químicos con el objetivo de lograr más precisión sobre el inusual fenómeno, que no es la primera vez que ocurre en la isla.

Al mismo tiempo del avistamiento en Pinar del Río se informó de otro similar en la ciudad de Matanzas (situada 100 kilómetros al este de La Habana) donde testigos presenciales observaron una esfera incandescente con un diámetro aproximado de un metro que cayó al mar muy cerca de la costa sur de la bahía, indicó el Citma.

Poco después del suceso muchos vecinos de Pinar del Río comenzaron a comentar lo sucedido en las redes sociales y a publicar vídeos y fotografías de las piedras negras y grises que impactaron en zonas como el turístico "Mural de la Prehistoria", en el pintoresco Valle de Viñales.

Europa planea explorar la Luna en 2025

Lun, 21/01/2019 - 23:34

EFE

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha encargado a la aeroespacial ArianeGroup un estudio preliminar para explorar la Luna en 2025 con la ayuda de un módulo de alunizaje, anunció este lunes el presidente de ArianeGroup, André-Hubert Roussel. En caso de que se realice esta misión, sería la primera vez que Europa explorase la Luna.

El objetivo es "explorar el regolito, un tipo de mineral del que es posible extraer agua y oxígeno, permitiendo así proyectar una presencia humana autónoma sobre la Luna", detalló ante la prensa Roussel. Según el dirigente, "Europa tiene que tener su espacio en la conquista del espacio, que es esencial para el futuro de la humanidad".

En un mensaje en Twitter, David Parker, director de Vuelos Tripulados y Exploración Robótica de la ESA, apostó por "regresar a la Luna porque hoy se saben muchas más cosas" de este satélite, entre ellas el agua que "potencialmente" puede albergar en su superficie.

Según Parker, el objetivo es que astronautas europeos pisen la Luna en la década de 2030.

Si se aprueba al proyecto, ArianeGroup estará a la cabeza de un consorcio "netamente europeo" que incluye Arianespace, que brindará la lanzadera Ariane 6; la empresa alemana PTScientist, encargada del módulo de aterrizaje, y la pyme belga Space Application Services, que proporcionará los equipos de comunicación.

Este plan se anuncia el año que se cumplen los 50 años de los primeros pasos del hombre en la Luna.

¿Qué es la superluna de sangre de lobo y por qué se llama así?

Dom, 20/01/2019 - 09:45

20MINUTOS.ES

El año empieza con interesantes noticias para los aficionados a la astronomía y a la observación de los cielos. Durante la noche del 20 al 21 de enero se producirá un eclipse lunar, pero no uno cualquiera. Lo que veremos se ha bautizado como 'superluna de sangre del lobo'. Pero, ¿qué es y por qué se llama así?

Los astrónomos llaman 'lunas de sangre' al fenómeno que se produce cuando hay un eclipse de luna y el satélite se tiñe de un color rojo causado por la atmósfera de la Tierra, que dispersa la luz azul. Además, obtiene el prefijo 'super-' porque estará muy cercana a la Tierra, en concreto en el 90% de su perigeo o punto más cercano (a unos 365.000 km de distancia).

¿Y el lobo? A la de este año la han llamado así porque según una tradición de la tribu nativa americana de los algonquinos, la primera luna llena del año se llama 'Luna del Lobo'.

Esta superluna de sangre del lobo será más visible en el continente americano.


Saturno no tuvo sus anillos hasta mucho después de formarse

Vie, 18/01/2019 - 02:49

EFE

  • Lo revela un estudio basado en información suministrada por la sonda Cassini.

Un nuevo estudio que midió varios factores de los anillos de Saturno , como la estructura, la masa y la edad, determinó que estos no se formaron al mismo tiempo que el planeta y son mucho más recientes, según publicó este jueves la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

Gracias a la información suministrada por la sonda espacial Cassini, los científicos pudieron determinar que, mientras que Saturno se formó en la fase temprana del Sistema Solar, sus anillos son más jóvenes.

La masa de los anillos implica que tienen sólo de 10 a 100 millones de años, una edad muy inferior a la de Saturno, de 4.500 millones de años.

Aún así, los datos no indican cómo se formó el sistema de anillos de forma tan reciente, aseguró el equipo investigador, liderado por Luciano Less.

Hasta ahora, la órbita de la nave Cassini quedó siempre fuera de los anillos de Saturno, pero en su fase final el objeto se situó entre los mismos y el planeta, por lo que consiguió estudiar los efectos gravitatorios de ambos de forma separada.

Este nuevo informe se aleja de las predicciones teóricas previas, ya que no tenían en cuenta las diferentes velocidades de rotación presentes en el planeta gaseoso.

Los asteroides contra la Tierra y la Luna se han multiplicado desde la era de dinosaurios

Vie, 18/01/2019 - 02:35

EFE

  • Un estudio revela que el planeta y el satélite son golpeados en la misma proporción a lo largo del tiempo.
  • Se cree que observar los cráteres lunares puede aportar más información sobre la historia de los terrestres.

El número de asteroides que han chocado contra la Tierra y la Luna ha aumentado hasta tres veces en los últimos 290 millones de años, según una investigación publicada este jueves en la revista Science.

Este descubrimiento desafía los conocimientos previos que había sobre la historia de la Tierra, ya que hasta ahora los científicos habían intentado calcular el número de asteroides que habían impactado estudiando sus cráteres y estableciendo la antigüedad de las rocas de alrededor.

Sin embargo, un grupo de investigadores han hallado que se puede conocer más sobre este tema observando la Luna, porque tanto este astro como la Tierra son golpeados en la misma proporción a lo largo del tiempo.

Los científicos estudiaron la superficie lunar empleando datos térmicos del satélite e imágenes recogidas por la NASA para determinar la antigüedad de sus cráteres, y comprobaron que las rocas grandes emiten más temperatura que la tierra lunar.

Características similares

Una de las autoras de la investigación, Rebecca Ghent, de la Universidad de Toronto (Canadá) y experta del Instituto de Ciencia Planetaria de Tucson (Arizona, EE UU), calculó la velocidad con la que las rocas lunares se descomponen en el suelo y descubrió la relación entre su cantidad en las proximidades de un cráter y la antigüedad del mismo.

Al comparar las características de los cráteres lunares con los de la Tierra, los científicos vieron que eran similares y concluyeron que la formación de los cráteres en los últimos 290 millones de años ha sido entre dos y tres veces superior a la de los 700 millones de años previos.

El motivo de esta diferencia se desconoce, pero podría estar relacionada con mayores colisiones en los últimos 290 millones de años en el principal cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter, que podrían haber creado restos que habrían alcanzado otras partes del sistema solar.

Extinción de especies

Estos hallazgos tienen, además, implicaciones en la historia de la vida en la Tierra, vinculada a grandes acontecimientos de extinción y a la evolución rápida de nuevas especies.

Los científicos apuntan que el impacto de asteroides posiblemente haya tenido un papel importante en la extinción de especies, como es el caso de los dinosaurios.

Otro de los autores, Thomas Gernon, de la Universidad de Southampton (Reino Unido), consideró que "tal vez sea justo decir que fue una cita con el destino de los dinosaurios: su caída fue algo inevitable dada la oleada de grandes rocas espaciales que chocaron contra la Tierra".

Captan los últimos momentos de una estrella devorada por un agujero negro

Sáb, 12/01/2019 - 19:47

SERVIMEDIA

  • Este hallazgo ayudará a elaborar un censo de agujeros negros en el universo, según la ESA.

Un grupo de astrónomos de la Agencia Espacial Europea (ESA) logró captar, gracias al observatorio espacial XMM-Newton, cómo un agujero negro devoraba una estrella.

Según informó el pasado jueves la ESA, durante el proceso de análisis de un evento descubierto por el Censo Automatizado de Supernovas de Cielo Completo (Asassn) en noviembre de 2014, cuyo agujero negro asociado tiene una masa al menos un millón de veces superior a la del Sol, los investigadores localizaron una "sorprendente señal de rayos X muy intensa".

Era "excepcionalmente brillante y estable y oscilaba con un periodo de 131 segundos a lo largo de 450 días" y a más del 50% de la velocidad de la luz, indicó la ESA.

Para Dheeraj Pasham, investigador del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT (Estados Unidos) y autor principal del nuevo estudio, resulta "muy difícil" acotar la velocidad de rotación de un agujero negro, ya que sus efectos solo se aprecian "muy cerca del propio agujero, donde la gravedad es muy fuerte y difícil de ver con claridad".

"Ciertos modelos muestran que la masa de una estrella destruida se asienta sobre una especie de disco interior que expulsa rayos X. Si hallábamos instancias donde este disco brillase con especial intensidad, podríamos delimitar la rotación del agujero negro, pero, hasta ahora, la sensibilidad de las observaciones de este tipo de eventos no era suficiente como para explorar esta región de fuerte gravedad al detalle", puntualizó.

Gracias a observaciones de ASASSN-14li realizadas con los observatorios de rayos X XMM-Newton de la ESA y Chandra y Swift de la NASA, los científicos pudieron buscar una señal estable y con un patrón de ondas característico que, según la ESA, "suele producirse cuando un agujero negro recibe una repentina afluencia de masa, tal y como sucede cuando devora una estrella".

"Se trata de un hallazgo excepcional; nunca se había visto una señal estable durante tanto tiempo cerca de un agujero negro", precisó Alessia Franchini, de la Universidad de Milán y coautora del estudio, que demuestra una nueva forma de medir la rotación de los agujeros negros masivos, observando su actividad cuando perturban con su gravedad estrellas que pasan cerca.

Por su parte, el científico del proyecto XMM-Newton de la ESA Norbert Schartel defendió que gracias a este trabajo "podemos elaborar un censo de agujeros negros en el Universo y estudiar cómo se comporta la materia en algunas de las áreas y condiciones más extremas del cosmos".

También ofrece nueva información en relación a unos eventos que, según la ESA, "también nos pueden ayudar a comprender aspectos de la teoría general de la relatividad".

Muestran la primera imagen panorámica de la cara oculta de la Luna

Vie, 11/01/2019 - 18:58

EUROPA PRESS

La sonda china Chang'e 4 ha tomado fotos panorámicas en la superficie lunar tras protagonizar el primer aterrizaje controlado de una nave en la cara oculta de la Luna.

Este viernes, la Agencia Nacional del Espacio de China (CNSA) ha publicado las fotos panorámicas de 360 grados tomadas por una cámara instalada en la parte superior del módulo de aterrizaje.

Las imágenes se enviaron de vuelta a través del satélite de reenvío Queqiao, que opera alrededor del segundo punto de Lagrange del sistema Tierra-Luna, a unos 455.000 kilómetros de la Tierra, donde puede ver la Tierra y el otro lado de la Luna.

Los científicos han realizado un análisis preliminar sobre los terrenos y la forma del terreno que rodea la sonda de acuerdo con las imágenes panorámicas, que muestran a distancia al rover Yutu-2 incluido en la misión.

La sonda Chang'e 4 alunizó en el cráter Von Karman en la Cuenca del Polo Sur-Aitken en la mañana del 3 de enero, y el rover lunar Yutu-2 condujo hasta la superficie lunar esa noche.

Luego, el rover se tomó un descanso cuando la radiación solar elevó la temperatura en la superficie lunar a más de 100 grados centígrados. Reinició su actividad el 10 de enero.

El módulo de aterrizaje, el receptor remoto y el satélite de relevo están en buenas condiciones, dijo la CNSA, citada por Xinhua.

Así ha sido el alunizaje de la sonda Chang'e 4 en la cara oculta de la Luna:

La NASA detecta un fallo en una de las cámaras del telescopio Hubble

Jue, 10/01/2019 - 05:28

EFE

  • La agencia suspendió las operaciones en el instrumento averiado.
  • El telescopio seguirá realizando observaciones con sus otros tres elementos activos.

La NASA investigaba este miércoles una avería reportada en una cámara gran angular del telescopio espacial Hubble.

Se trata de la cámara 3, que suspendió las operaciones debido a un problema de hardware, según informó la agencia espacial.

Pese a la avería, el Hubble "continuará realizando observaciones científicas con sus otros tres instrumentos activos", aseguró la NASA.

Esa cámara de cobertura amplia fue instalada durante una misión al telescopio espacial en 2009 y está equipada con dispositivos electrónicos redundantes en caso de que sean necesarios para recuperar el instrumento.

El telescopio espacial Hubble, puesto en órbita en una misión del transbordador Discovery el 25 de abril de 1990, fue el primer observatorio orbital de la historia.

Tiene 11,1 toneladas de peso, 13,3 metros de largo y cuenta con un espejo primario de 2,4 metros de diámetro.

El Hubble, que ha aportado imágenes nunca vistas del espacio, tiene previsto alargar su misión al menos hasta 2021.