MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

http://www.20minutos.es/minuteca/astronomia/

Distribuir contenido
Noticias de Astronomía en 20MINUTOS.ES
Actualizado: hace 8 horas 29 mins

La triste historia de la única persona herida por un meteorito

Dom, 08/12/2019 - 08:49
Ann Hodges pasó a la historia el 30 de noviembre de 1957 cuando se convirtió en la única persona herida por el impacto de un meteorito. Le ocurrió mientras estaba dormida en su casa de Sylacauga.Entonces tenía 31 años y estaba durmiendo en su sofá cuando algo la despertó sobresaltada. Había sido golpeada en un costado y toda la estancia estaba llena de polvo. En un primer momento creyó que la chimenea de su casa se había venido abajo provocando todo aquello.Sin embargo, lo que en realidad había ocurrido era que había sido impactada por un fragmento de cuatro kilos de un meteorito que se había partido en dos, convirtiéndose en la única persona que ha sufrido hasta la fecha un incidente de estas características y es que las posibilidades de que algo así ocurra son aún menores que la de ser alcanzado por un rayo. Concretamente una entre 1,6 millones, explican desde ABC.Ann Hodges fue hospitalizada, pero lo peor no vendría por esa herida, que no revestía gravedad, sino por todo lo que envolvió su historia después. Primero, se abrió una batalla por la custodia de la roca. Custodiada en un primer momento por las Fuerzas Aéreas, estas prometieron devolvérsela a Hodges tras analizarla, pero la casera de esta la reclamó llegando a resolverse todo en los tribunales, que dieron la roca a la protagonista de esta historia, que tuvo que pagar 500 dólares por daños y perjuicios a su casera.La roca acabaría en el Museo de Historia Natural de Alabama tras años sirviendo de pisapapeles de Ann y su marido tras los intentos fallidos del matrimonio por venderla. Ann Hodges no ganó dinero, pero sí fama, una fama que le acabaría pasando factura, desembocando en problemas mentales y patologías que la llevaron, primero, a divorciarse 10 años después del impacto y a acabar en un psiquiátrico con 52 años, donde murió al sufrir una insuficiencia renal.El otro fragmento que cayó en Sylacauga y su dueño, un granjero llamado Julius Kempis McKinney, corrieron una suerte bien distinta. Tras contactar con un abogado, este granjero logró vender la piedra y comprarse una casa y un coche.

Un satélite de 'corazón' español para entender mejor el origen de los mundos

Vie, 06/12/2019 - 09:08
El propósito de la misión CHEOPS (Acrónimo de 'satélite de caracterización de exoplanetas' y que ha sido construido y ensamblado, en Barajas, Madrid) a priori es tan poco sugerente para los legos en ciencia como su nombre. Su objetivo no es otro que "observar estrellas que se sabe que albergan planetas con una precisión sin precedentes para caracterizar su población de planetas". Para ello utilizará una técnica denominada "fotometría de tránsito ultraprecisa".

Un satélite de 'corazón' español para entender mejor el origen de los mundos

Vie, 06/12/2019 - 07:02
Cuando en apenas dos semanas un cohete Soyuz añada un satélite más a las decenas de miles de objetos artificiales que hay repartidos por el espacio un grupo de científicos en Torrejón de Ardoz podrán respirar tranquilos.Gracias a la colaboración fundamental de España, la Agencia Espacial Europea (ESA) colocará el próximo 17 de diciembre su primer satélite destinado a la observación de exoplanetas (planetas fuera del Sistema Solar).La enorme maraña de detalles técnicos y la complejidad de los dispositivos que entrañan este tipo de misiones busca dar respuesta a algunas de las grandes cuestiones de la humanidad. ¿Estamos solos en el universo? ¿Cómo se creó la Tierra? ¿Podríamos 'mudarnos' a otros planetas?El propósito de la misión CHEOPS (Acrónimo de 'satélite de caracterización de exoplanetas') a priori es tan poco sugerente para los legos en ciencia como su nombre. Su objetivo no es otro que "observar estrellas que se sabe que albergan planetas con una precisión sin precedentes para caracterizar su población de planetas". Para ello utilizará una técnica denominada "fotometría de tránsito ultraprecisa".A diferencia de proyectos tan célebres como Kepler o TESS de la NASA, CHEOPS no es, sostiene la ESA, "una máquina de descubrimiento", sino más bien una misión de seguimiento centrada en sistemas que ya han sido descubiertos.Dicho profanamente, donde otros ya han puesto el dedo, CHEOPS irá más lejos. "La misión puede estimar los tamaños de estos planetas con una precisión mucho mayor, mejorando nuestros conocimientos sobre su densidad y permitiendo a los científicos refinar los modelos de formación y evolución de los planetas"La información que envíe este satélite permitirá al equipo científico de la misión, coordinado desde la Universidad de Ginebra (Suiza), realizar mediciones mucho más precisas del tamaño de estos planetas, obtener datos interesantes sobre las atmósferas -como la presencia de nubes- o describir la presencia de lunas y anillos.“Después de dos décadas de descubrimientos de planetas, con CHEOPS entramos en la era de la ‘exoplanetología’", sostiene Didier Queloz, jefe de ciencia de CHEOPS de la Universidad de Génova.Aunque no sea su función principal, la misión también tiene un potencial de descubrimiento de otros planetas significativo. El 15% del programa estará dedicado a ello.El satélite ha sido construido y ensamblado por Airbus Defence and Space en sus instalaciones de Barajas (Madrid), desde donde ya ha sido transportado a la Guayana Francesa para su próximo lanzamiento.Este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración de varios estados miembros de la ESA y Suiza, con un pormenorizado reparto de funciones. El centro de operaciones de este consorcio estará situado en las instalaciones del INTA en Torrejón de Ardoz.CHEOPS no es más que el primer paso de la ambiciosa estrategia de exploración de exoplanetas de la agencia europea, que planea poner en órbita otros dos satélites más -Plato y Ariel- a finales de la década de 2020. De hecho, se trata de una misión de bajo coste dado que su presupuesto no supera los 50 millones de euros y se ha desarrollado en solo seis años.

Parker Solar Probe: la misión espacial de la NASA que desvela los secretos del Sol

Jue, 05/12/2019 - 14:35
Así es la sonda solar 'Parker Solar Probe'

La primera sonda que se adentra en el Sol empieza a desvelar sus secretos

Jue, 05/12/2019 - 03:50
El primer vistazo dentro de la corona del Sol ha develado ondas de plasma y campos magnéticos cambiantes arrastrados por la rotación de la estrella que modificarán varias nociones científicas y la capacidad de pronosticar acontecimientos meteorológicos espaciales, indicaron este miércoles científicos de la Universidad de Michigan (EE UU).La información procede de la sonda Parker Solar Probe de la agencia espacial estadounidense, NASA, lanzada en agosto de 2018 con instrumentos científicos avanzados, y que ha completado tres de sus 24 travesías orbitales planificadas a través de partes de la atmósfera solar hasta ahora inexploradas.La misión Parker se diseñó para responder, principalmente, a dos cuestiones que han ocupado a los científicos: ¿Por qué la corona del Sol aumenta de temperatura al alejarse de la superficie? y ¿qué acelera el viento solar, el torrente de protones, electrones y otras partículas que emanan de la corona?"Ya las primeras órbitas nos han dejado impresionados por lo diferente que es la corona solar cuando se la observa de cerca", dijo en una teleconferencia de prensa Justin Kasper, de la Universidad de Michigan e investigador principal el instrumento de Parker que estudia los vientos solares."Estas observaciones cambiarán fundamentalmente nuestra comprensión del Sol y del viento solar, y nuestra capacidad para pronosticar los acontecimientos meteorológicos espaciales", añadió.Este nuevo conocimiento de la forma en que el Sol expele constantemente materia y energía contribuirá a los esfuerzos para proteger a los astronautas y a los vehículos espaciales, señaló Nicola Fox, directora de la división de heliofísica en la NASA.Como el Sol mismo, el viento solar está compuesto de plasma en el cual los electrones, con carga negativa, se han separado de los iones de carga positiva, creando océanos de partículas que flotan libremente con carga eléctrica individual.Las mediciones hechas por Parker muestran cambios rápidos de dirección en el campo magnético y chorros repentinos y veloces de material, y un acontecimiento que llamó particularmente la atención de los científicos han sido los vuelcos en la dirección del campo magnético.La sonda mostró, asimismo, que la rotación del Sol afecta el viento solar a distancias mucho mayores que lo pensado. Ya se sabía que al aproximarse a la estrella el campo magnético del Sol arrastra el viento en la misma dirección de la rotación solar, y más lejos del Sol se esperaba encontrar al menos una traza débil de esa rotación."Para nuestra gran sorpresa, al aproximarnos al Sol ya detectamos grandes flujos rotacionales, de 10 a 20 veces mayores que lo pronosticado por los modelos estándar", dijo Kasper. "Esto significa que hay algo fundamental que no sabemos acerca del Sol, y acerca de cómo escapa el viento solar".Los descubrimientos de Parker en lo que hace al campo magnético, el cual se cree que desempeña un papel clave en el misterio del calentamiento creciente de la corona a mayor distancia de la estrella, también fueron sorprendentes, explicaron los científicos.Algunos científicos creen que las oscilaciones magnéticas detectadas en el viento solar, denominadas "ondas de Alfvén", puedan ser remanentes del mecanismo que causó el fenómeno de calentamiento, y Parker ahora ha encontrado algo inesperado."Al aproximarse al Sol, empieza a verse estas ondas Alfvén 'alocadas' que tienen cuatro veces más energía que las ondas regulares alrededor suyo", explica Kasper. "Tienen rachas de 480.000 kilómetros por hora, tan fuertes que vuelcan la dirección del campo magnético".Estas acentuaciones de velocidad que revierten la polaridad podrían dar otra explicación de la causa por la cual la corona se torna más y más caliente al alejarse del Sol.

Hallan una estrella que oculta entre sus pulsaciones fulguraciones millones de veces más intensas que el Sol

Lun, 02/12/2019 - 16:24
El Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), con sede en Granada, ha asegurado que las observaciones proporcionadas por la misión espacial Kepler (NASA) durante los últimos años han permitido detectar una estrella que oculta, entre sus pulsaciones, fulguraciones millones de veces más intensas que las de el Sol.Según informó el IAA en una nota de prensa, las estrellas se clasifican en distintos tipos según su temperatura, en una secuencia llamada 'Obafgkm', donde la O corresponde a las estrellas más calientes, con hasta 30.000 grados, y la M a los astros más fríos, cuya superficie no supera los 3.000 grados.El Sol, una estrella mediana de tipo G, mantiene una temperatura de unos 6.000 grados, y hasta hace poco se pensaba que las estrellas más calientes no presentaban actividad estelar superficial como el Sol, que muestra manchas o fulguraciones (eventos explosivos que liberan, en pocos minutos, la energía de millones de bombas de hidrógeno).Ahora, un grupo de investigadores han hallado una estrella pulsante de tipo A que presenta, ocultas entre sus pulsaciones, fulguraciones varios millones de veces más intensas que las del Sol.Se cree que el campo magnético solar, responsable de la actividad de nuestra estrella, se produce por una mezcla de factores, entre ellos la presencia de lo que se conoce como zona convectiva, una capa que abarca el 30% más externo de radio del Sol, así como el distinto ritmo de rotación entre esta región y la contigua y más interna."Hasta hace poco se pensaba que las estrellas con una temperatura por encima de los 7.000 grados no podían presentar actividad estelar superficial, ya que sus capas convectivas son demasiado delgadas para generar campos magnéticos suficientemente intensos", apuntó Eloy Rodríguez, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que encabeza el trabajo.Sin embargo, las observaciones proporcionadas por la misión espacial Kepler han permitido detectar la existencia de actividad estelar superficial en gran número de estrellas calientes de tipo A, e incluso de tipo B, que en principio carecen de zona convectiva.Estas observaciones no solo sugieren la existencia de manchas en las superficies de estos tipos de estrellas calientes, sino que también se han detectado fulguraciones en algunas de ellas. "Esto indica la existencia de campos magnéticos superficiales en estos objetos, lo que contradice la teoría y nuestro conocimiento actual sobre estrellas con envolturas totalmente radiativas", ha señalado Rodríguez.El estudio, encabezado por investigadores del IAA-CSIC, se ha centrado en una muestra de estrellas observadas con Kepler en el cúmulo estelar NGC 6811, con observaciones en alta cadencia, de una observación cada minuto.Esto ha permitido detectar actividad estelar en un gran porcentaje de estrellas de tipo A presentes en el cúmulo, pero, además, ha revelado por primera vez fulguraciones ocultas entre las pulsaciones de una estrella variable, conocida como KIC 9716385.Según la nota de prensa del IAA, las pulsaciones estelares son variaciones periódicas en la luminosidad de una estrella, producidas por ondas de presión o de gravedad propagándose en su interior. En el caso de ID36, estamos hablando de una estrella variable de tipo Delta Scuti que muestra más de cien modos de pulsación."Solo cuando extrajimos, de las curvas de luz originales, las variaciones de luminosidad debidas a las pulsaciones, las vimos claramente. Detectamos diez fulguraciones a lo largo de los dieciocho meses de observación, con una distribución irregular, dos o tres fulguraciones en pocos días seguidas largos periodos de inactividad, algo similar a lo que ocurre en las estrellas enanas M, objetos mucho más fríos y donde la actividad estelar es común", apunta María José López-González, investigadora del IAA-CSIC.La energía emitida durante las fulguraciones de KIC 9716385 es de hasta varios millones de veces más intensa que la de las fulguraciones solares típicas, de modo que estamos hablando de superfulguraciones.Muestran las características habituales de estos eventos explosivos, con un aumento rápido de brillo y un desvanecimiento progresivo, la duración media oscila entre los veinte y los cincuenta minutos, pero el máximo de energía se alcanza en apenas cinco minutos."El caso de KIC 9716385 abre la posibilidad de encontrar casos similares, es decir, estrellas pulsantes de corto periodo con fulguraciones enmascaradas por las pulsaciones. Sin embargo, a día de hoy este objeto es el único encontrado y es posible que continúe siendo un caso único, teniendo en cuenta el nivel actual de precisión fotométrica y la disponibilidad actual de series temporales suficientemente largas y de alta cadencia de muestreo", ha concluido Rodríguez.

Valencia esconde uno de los mejores lugares del mundo para ver las estrellas

Dom, 24/11/2019 - 12:50
A 936 metros sobre el nivel del mar y en pleno interior de la provincia de Valencia se esconde uno de los 14 mejores lugares del planeta para observar la luz de las estrellas: Aras de los Olmos, un pequeño pueblo con cielo limpio y libre de contaminaciones lumínicas.Declarado Reserva Starlight por la Unesco en 2017, Aras de los Olmos se convierte en espacio natural protegido comprometido con la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas, y en el que universidades y asociaciones apuestan por la divulgación científica e investigación.Con menos de 400 habitantes, este humilde enclave del interior valenciano se ha convertido en referente astroturístico, como confirma el dato de 2018: recibió más de 5.000 visitantes de España, Francia, Alemania y Holanda, interesados en la astronomía, según confirma su concejala de turismo, Angelina Andrés Vicente.El fundador de la empresa AstrExperiència de Aras de los Olmos, Alejandro Vera, asegura por su parte que el 95% del público corresponde a familias y el 5% a expertos.Para obtener el certificado de Reserva Starlight, además de la calidad del cielo, intervienen muchos otros factores como la preservación de las condiciones de observación astronómica, la conservación de la naturaleza, la integridad de los paisajes nocturnos y el patrimonio cultural.También es relevante para lograr esa denominación la contaminación lumínica: Vera explica que antes de ser declarado reserva, el municipio se adhirió a la declaración de la Palma (2007) de la fundación Starlight y organismos internacionales como la Unión Europea, que reconoce como derecho propio de la Humanidad el acceso a la luz de las estrellas."Se trata de que podamos ver las estrellas como lo hacían nuestros abuelos hasta hace poco", comenta el experto, quien asegura que Aras de los Olmos cambió hace años su iluminación a leds monocromáticos anaranjados respetuosos con el cielo y no contaminantes.El pueblo, además, es la sede del Observatorio Astronómico de la Universitat de València (UV), el observatorio astronómico universitario en activo más antiguo de España fundado en 1909, y tiene dos observatorios más.Cometas, eclipses, perseidas, galaxias, constelaciones... Todo fenómeno astronómico es protagonista visual desde estos observatorios y según Vera, este otoño se podía ver a través del telescopio el tránsito de Mercurio que solo ocurre una docena de veces por siglo, en el que se puede ver transitar la sombra del planeta delante del disco solar.Esos fenómenos llaman también al romanticismo y Vera resalta que incluso hace tres años pudo ser testigo de una pedida de mano mientras una pareja observaba los anillos de Saturno.La mayoría del público que acude a la empresa nunca ha utilizado un telescopio y tratan de enseñarle el funcionamiento, además de concienciar sobre "el grave problema de la contaminación lumínica que supone para la salud, el medio ambiente y la biodiversidad", añade.En 2017 también fue fundada la asociación AstroAras, que en marzo organizó las primeras jornadas astronómicas en las que se dieron a conocer las últimas curiosidades sobre el origen del universo y a las que acudieron casi un millar de personas, según Angelina Andrés.Además la UV organiza allí la Universidad de Verano, que este año ha cumplido su segunda edición y se ha dedicado a estudiar la relación entre astronomía y desarrollo, entre los avances científicos y las posibilidades que aporta el universo al ser humano."Y es que hablar de astronomía es hablar de un campo de investigación que supera las fronteras académicas por su enorme potencial para el desarrollo sostenible de las zonas rurales de nuestro territorio", explica la UV en el tríptico de este programa.Entre observatorios, jornadas y actividades astronómicas, Aras de los Olmos es un lugar idóneo para aprender sobre el cosmos en Valencia, sobre todo en los meses de primavera y verano.

La Agrupación Astronómica de Huesca y Fundación CAI organizan el I Curso de Iniciación a la Astronomía

Vie, 15/11/2019 - 18:56
El programa consta de 14 horas repartidas en clases teóricas y prácticas, con talleres y dos observaciones con telescopios, ha informado la Fundación Caja Inmaculada en una nota de prensa.Las sesiones teóricas y los talleres tendrán lugar los lunes y miércoles, de 19.00 a 21.00 horas, en el salón de actos de Fundación CAI en Huesca, los días 25 y 27 de noviembre y 2, 4, 11, 16 y 18 de diciembre.Habrá una introducción a la astronomía, se abordará la observación de cielo a simple vista con un taller de planisferios, se tratará sobre cómo ha de ser la preparación parar una observación, se analizará el Sistema Solar, se celebrará un taller titulado 'Sol y evolución estelar/Relojes de Sol', habrá una observación lunar con telescopios y una observación del cielo a simple vista y con telescopios.Las observaciones del cielo y la luna se realizarán en algún lugar cercano a Huesca donde no haya contaminación lumínica. El precio del curso es de 40 euros para socios de la agrupación y 50 para no socios. Las inscripciones se pueden realizar en el siguiente enlace

Un agujero negro expulsa a una estrella superrápida de la Vía Láctea

Mié, 13/11/2019 - 12:44
Un agujero negro supermasivo expulsó a una estrella superrápida del centro de la Vía Láctea y se dirige ahora hacia el vacío intergaláctico, un fenómeno observado por primera vez por un grupo internacional de astrónomos de Australia, Chile, Estados Unidos y Reino Unido.

La Ciutat de les Arts i les Ciències organiza una observación del tránsito de Mercurio por el disco solar

Sáb, 09/11/2019 - 13:03
Se colocarán un total de cuatro telescopios en este espacio exterior de la Ciutat de les Arts i les Ciències donde podrá acceder todo el público interesado, según ha explicado la Generalitat en un comunicado. Personal de la Ciutat de les Arts i les Ciències y de la Asociación Valenciana de Astronomía atenderán las consultas de los participantes y guiarán en la observación de este curioso fenómeno.Los tránsitos se producen cuando un planeta pasa delante del disco del Sol. En ese momento, el planeta se ve como un pequeño disco negro que se mueve lentamente frente al brillante círculo solar. Las órbitas de Mercurio y Venus se encuentran dentro de la órbita terrestre, por lo que son los únicos planetas que pueden pasar entre la Tierra y el Sol para producir el tránsito.Se trata de un fenómeno "poco común" y en el caso de Mercurio sólo se produce unas trece veces cada siglo. Hoy en día, los tránsitos son una de las herramientas que se usan para descubrir planetas que orbitan alrededor de las estrellas.Aunque Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol al menos tres veces al año, es "extraño" que se produzca la alineación exacta para que sea observable, debido la inclinación de la órbita del planeta, por lo que los tránsitos solo pueden ocurrir en mayo o noviembre. Así, el próximo tendrá lugar en 2032.

Hubble capta una galaxia distante replicada doce veces

Vie, 08/11/2019 - 14:40
El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha observado una galaxia en las regiones distantes del Universo que aparece replicada al menos 12 veces en el cielo nocturno. Esta vista única, creada por lentes gravitacionales fuertes, ayuda a los astrónomos a comprender mejor la era cósmica conocida como la época de la reionización.

Mercurio transitará por delante del Sol el próximo lunes: ¿cuándo y dónde verlo?

Vie, 08/11/2019 - 09:42
Mercurio transitará por delante del disco solar, casi por su centro, el próximo lunes 11 de noviembre. Este tránsito, que será visible aproximadamente entre las 13.30 y las 19.00 horas en España, acontece únicamente 13 veces por siglo. De hecho, el próximo tránsito de este planeta no sucederá hasta el 13 de noviembre de 2032.Según el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), el final del tránsito será visible desde las Islas Canarias, con el Sol poniéndose justo en el horizonte, mientras que en la Península no será posible ver el final por unos minutos, siempre suponiendo que el horizonte oeste se encuentre totalmente libre de obstáculos.Un tránsito es un fenómeno astronómico que consiste en el paso aparente de un determinado planeta por delante de la superficie del Sol. Desde la Tierra solo se puede contemplar tránsitos de los planetas Venus y Mercurio, ya que son estos los situados entre la Tierra y el astro solar. Los planetas no giran en torno al Sol en un mismo plano sino que sus órbitas tienen una inclinación determinada con respecto a la de la Tierra, que se toma como referencia. Así, la órbita de Mercurio guarda una inclinación de 7º con la de la Tierra, y la de Venus 3,4º. El alto valor de estas inclinaciones causa la rareza de estos fenómenos porque la mayoría de las veces se verán estos planetas pasar o por arriba, o por debajo del disco solar, no produciéndose ningún tránsito.En promedio, acontecen un total de 13 tránsitos de Mercurio por siglo y el próximo visible desde España sucederá el sábado 13 de noviembre de 2032.Para que desde la Tierra se pueda ver pasar por delante del disco solar a Mercurio es necesario que los tres astros (Sol, Mercurio y Tierra) queden prácticamente alineados, en línea recta, en el momento de la conjunción inferior del planeta, o sea, cuando Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol. Este hecho solo sucede cuando Mercurio se sitúa en un punto determinado de su órbita, o muy cerca de él, llamado 'nodo orbital'. Hay dos nodos, el ascendente y el descendente, y la línea que los une se denomina 'línea de nodos'.Según el Planetario de Madrid, en concreto, quienes quieran apreciar el fenómeno podrán ver cómo lentamente se va desplazando un diminuto puntito negro por delante del disco solar a lo largo de 4 horas y 23 minutos, exactamente desde las 13.37 horas hasta las 18.01 horas en Madrid, momento en el que se producirá la puesta de Sol en la ciudad. A las 16.20 horas acontece el momento central del fenómeno. Mientras que en el inicio del evento el Sol se encontrará alto en el cielo, a 28º de altura sobre el horizonte, en su momento central únicamente habrá unos 16º de separación entre el horizonte y el astro solar. El Planetario de Madrid ofrecerá el fenómeno en directo.Cuando en Madrid el Sol ya se haya ocultado será imposible continuar observando el tránsito. Según el lugar geográfico donde uno se encuentre, la finalización del tránsito será diferente. Tomando como referencia el centro de la Tierra, este hecho sucederá a las 19.04 hora peninsular.Para poder observar el fenómeno, el OAN pide tomar precauciones para evitar daños a la vista, utilizando un filtro solar antepuesto al objetivo de un telescopio o binocular. La observación con gafas de eclipse solar también es segura, pero es muy difícil que se pueda apreciar el pequeño disco de Mercurio.

Los hallazgos de la sonda Voyager 2 al atravesar el espacio interestelar... que no logró su 'hermana', la Voyager 1

Mié, 06/11/2019 - 06:29
El pasado 5 de noviembre de 2018, la sonda Voyager 2 hizo historia al convertirse en la segunda nave en llegar al espacio interestelar seis años después que su predecesora y "compañera de viaje": la Voyager 1. Ambas naves forman parte del proyecto Voyager, que empezó a llevarse a cabo en 1977, cuando se lanzaron las dos sondas al espacio.Y la nave Voyager 2 ha logrado su objetivo después de traspasar la heliosfera, es decir, la "zona de confort" protegida por el campo magnético en la que se hallan los planetas del Sistema Solar.Sin embargo, la nave no está en una zona aislada ni tranquila del espacio interestelar, sino que se halla todavía inmersa en una parte del espacio "perturbada", de igual manera que también lo está la Voyager 1, declara la NASA.Después de que la Voyager 2 lograra entrar en el espacio interestelar, la NASA informó de que "los científicos anunciaron que sus dos detectores de partículas energéticas notaron cambios dramáticos: la tasa de partículas heliosféricas detectadas por los instrumentos se desplomó, mientras que la tasa de rayos cósmicos aumentó dramáticamente y se mantuvo alta".Otro de los datos que se logró corroborar con exactitud gracias a la presencia de la Voyager 2 fue un hecho nunca imaginado: el campo magnético de la heliopausa (zona de tránsito entre la heliosfera y el espacio interestelar) era totalmente paralelo al campo magnético de la heliosfera. Este hecho, aunque ya había sido informado por el Voyager 1, no había podido ser comprobado hasta la llegada de la segunda sonda al contarse solamente con un dato, pues se requería un segundo que permitiera la comprobación. La cuestión planteada actualmente es si esto ocurre siempre, debido a que no se tenían pruebas de que pudiera ocurrir, pero con las dos muestras que ya tiene la NASA en su poder se ha producido el mismo efecto.Además, durante su viaje ambas sondas descubrieron la presencia de un gas llamado "plasma", tanto en la heliosfera como en el espacio interestelar. La Voyager 2 descubrió un dato muy poco esperado para los científicos: el plasma tenía una temperatura más caliente de la que se creía en la heliosfera y se producía un ligero aumento de calor en el propio plasma casi a su salida al espacio interestelar. Todo lo contrario en el propio espacio interestelar, donde el plasma baja su temperatura considerablemente hasta alcanzar un nivel frío. Sin embargo, es más denso que el existente en la heliosfera, hecho que se investiga para averiguar el por qué de semejante cambio en el paso de una zona a otra.Curiosamente, fue la sonda "Voyager 2" la primera en lanzarse, el 20 de agosto de 1977; la Voyager 1 lo haría dieciséis días después, el 5 de septiembre de 1977. Era el inicio de una aventura espacial que marcaría un antes y un después en la historia de la astronomía.Ambas sondas lograron visibilizar Júpiter y Saturno; la Voyager 1 lo logró en primer lugar y la Voyager 2 lo lograría unos pocos meses después. Sin embargo, esta última ha logrado un hito astronómico que solo ha estado a su alcance: la visibilización cercana de los planetas más lejanos del Sistema Solar, Urano y Neptuno.El primero fue visto por la sonda en enero de 1986. En aquel viaje, se descubrió que el planeta contenía una decena de lunas nuevas, aparte de las 17 que ya se conocían. También se vieron por primera vez varios anillos desconocidos en su sistema, los cuales difieren mucho de los que tienen Júpiter y Saturno. Además, se produjo la exploración de la luna Miranda, la cual mostró una maravilla paisajística totalmente diferente a como se llegó a imaginar en un primer momento, con una estructura algo deforme, que da a entender que pudo ser destrozada por algo y volver a reformarse tiempo después.Urano es un planeta situado a una distancia enorme del Sol, por lo que sus condiciones climáticas (temperaturas inferiores a 200 ºC) hacen que sea imposible la existencia de vida en él: la sonda llegó a detectar -214ºC. Y, aunque no es el planeta que está a una mayor distancia del Sol, ha sido clasificado como "el más frío" de todo el Sistema Solar. La causa se debe a que no cuenta con una fuente interna de calor, todo un enigma aún sin explicación para la ciencia, puesto que Neptuno, más alejado del Sol, sí cuenta con una propia que hace del planeta algo más cálido pese a su tormentoso clima.Por otra parte, Neptuno fue visibilizado de forma cercana en agosto de 1989; con ello, se convirtió en la primera nave en visitar los cuatro planetas más lejanos de la Tierra, hito que no logró su nave hermana, la Voyager 1. Como ya consiguiera en Urano, la Voyager 2 descubrió un total de seis nuevas lunas, además de las ya conocidas. De igual manera, se tomaron imágenes de cuatro anillos en su sistema.Otro aspecto curioso de aquel viaje a Neptuno fue el descubrimiento de la autodenominada "Gran Mancha Oscura", la cual se había formado a causa de una gigantesca tormenta en el interior del planeta, provocada en parte por sus fortísimas rachas de viento.Además, la nave también exploró el satélite más grande del planeta, Tritón, cubierto por superficies rocosas y heladas, similares a una corteza de melón, y con la presencia de cráteres que contienen géiseres en constante erupción, de forma que su actividad es similar a la de un volcán.La llegada de estas dos naves al espacio interestelar ha puesto de manifiesto la capacidad humana para realizar hallazgos que, hace tan solo unas décadas, hubieran sido más propios de una película de ciencia ficción que de una realidad que, a día de hoy, se ha cumplido al indagar en esta zona tan desconocida para la humanidad.Una zona de la que, pese a saberse muy poco, sigue siendo todo un misterio a explorar, y que, para la NASA, que continúa recibiendo a diario información de las dos sondas Voyager, constituye una de las mayores joyas del universo.

La sonda espacial 'Voyager 2' llega al espacio interestelar

Mar, 05/11/2019 - 05:20
La sonda espacial Voyager 2, lanzada en 1977 desde el centro espacial de Cabo Cañaveral (EE UU) para estudiar planetas externos, ha salido del Sistema Solar y entrado en el espacio interestelar, también conocido por las siglas ISM.Un estudio publicado este lunes en la revista científica británica Nature Astronomy, y realizado por investigadores de la Universidad de Iowa (EE UU), ha confirmado que la Voyager 2 entró en el ISM el 5 de noviembre de 2018.El ISM es la región interestelar con contenido de materia y energía entre las estrellas dentro de una galaxia.Los astrónomos, agrega el artículo, pudieron confirmar este importante paso cuando el instrumento de medición de onda de plasma que lleva la sonda detectó un marcado aumento en la densidad de plasma (estado fluido similar al gaseoso).Este incremento es claro en el paso que hizo la sonda desde un plasma caliente, de baja densidad y característico del viento solar, al frío y de alta densidad de plasma en el espacio interestelar.Este tránsito es similar al aumento también en la densidad de plasma detectado por la sonda espacial hermana Voyage 1 -ambas lanzadas en 1977 desde Cabo Cañaveral- cuando cruzó al espacio interestelar, en 2012.En sentido histórico, no es cierta la vieja idea de que el viento solar queda gradualmente disminuido a medida que "uno entra en el espacio interestelar", señaló Don Gurnett, uno de los autores de esta investigación."Con la Voyager 2 -y previamente con la Voyager 1- mostramos que hay un límite distintivo allí fuera. Es asombroso cómo los fluidos, incluidos los plasmas, forman la frontera", agregó.Gurnett, profesor emérito del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Iowa, es el principal investigador del instrumento de ondas de plasma que lleva la Voyager 2.La entrada de esta sonda espacial en el ISM ocurrió a 119,7 unidades astronómicas (AU) -o más de 11.000 millones de millas (17.702 millones de kilómetros)- del Sol, mientras que la Voyager 1 pasó al ISM a 122,6 AU, explica la revista.Las dos sondas espaciales fueron lanzadas con una diferencia de unas semanas en 1977, con misiones y trayectorias diferentes, pero básicamente entraron en el ISM a la misma distancia del Sol.Esto ha permitido contar con datos muy valiosos sobre la estructura de la heliosfera, la burbuja creada por el viento solar mientras se extiende por los límites del Sistema Solar."Esto implica que la heliosfera es simétrica, al menos en los dos puntos donde las naves Voyager han cruzado", señaló Bill Kurth, científico de la citada institución académica.Además, los datos recabados del instrumento de la Voyager 2 aportan nueva información sobre el grosor de la región exterior de la heliosfera y el lugar donde el viento solar se acumula frente al viento del espacio interestelar, que Gurnett lo asemeja al efecto de un quitanieves en las calles de una ciudad.El artículo agrega que la última medición obtenida de la Voyager 1 fue cuando la aeronave estaba en 146 AU, o más de 13.500 millones de millas (21.726 millones de kilómetros) del Sol.El instrumento de ondas de plasma registra que la densidad del plasma está aumentando, dice el artículo, y añade que la sonda está tan lejos que la información tarda 19 horas en llegar a la Tierra."Las dos Voyager durarán más que la Tierra. Estarán en sus propias órbitas alrededor de la galaxia durante 5.000 millones de años o más. Y la probabilidad de que choquen con algo es de casi cero", afirmó Bill Kurth.

Resuelven el misterio del Big Bang: así fue el mecanismo que lo desató

Dom, 03/11/2019 - 08:34
El origen del Universo comenzó con el Big Bang, pero la forma en que se encendió la explosión de supernova ha sido un misterio durante mucho tiempo, hasta ahora. En un nuevo estudio que publica la revista Science, los investigadores detallan los mecanismos que podrían causar la explosión, que es clave para los modelos que los científicos usan para comprender el origen del Universo."Definimos los criterios fundamentales en los que podemos impulsar una llama para autogenerar su propia turbulencia, acelerar espontáneamente y pasar a la detonación", explica Kareem Ahmed, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad de Florida Central (UCF) y coautor del estudio."Estamos utilizando la turbulencia para mejorar la mezcla de las reacciones hasta el punto en que se transforma en esta reacción violenta y esencialmente conduce a supernovas, que explota estrellas en términos simples —continúa—. Estamos llevando una llama simplificada a donde está reaccionando a cinco veces la velocidad del sonido".El investigador descubrió los criterios para crear una explosión de tipo Big Bang mientras exploraba métodos para la propulsión de chorro hipersónico."Exploramos estas reacciones supersónicas para la propulsión, y como resultado de eso, encontramos este mecanismo que parecía muy interesante —destaca—. Cuando comenzamos a cavar más profundo, nos dimos cuenta de que esto se relaciona con algo tan profundo como el origen del Universo".La clave es aplicar la cantidad correcta de turbulencia y mezclar a una llama no confinada hasta que se perpetúe por sí misma, momento en el cual la llama comienza a quemar la energía ingerida que conduce a una explosión de supernova hipersónica Mach 5.Las aplicaciones para el descubrimiento podrían incluir viajes aéreos y espaciales más rápidos y una mejor generación de energía, incluidas reacciones que generan cero emisiones, ya que todos los productos utilizados en la combustión se convierten en energía.El descubrimiento se realizó mediante el uso de un tubo de choque turbulento único que permitió crear y analizar explosiones en un entorno contenido. Se utilizaron láseres y cámaras de ultra alta velocidad para medir las explosiones y ayudar a indicar qué factores se necesitaban para llegar al punto donde una llama se convierte en una reacción hipersónica y violenta.El Laboratorio de Investigación de Propulsión y Energía de la UCF, donde se realizó la investigación, tiene el único tubo de choque turbulento para evaluar las reacciones hipersónicas en Estados Unidos.

El misterioso material hallado en la cara oculta de la Luna, definido como rocoso

Jue, 31/10/2019 - 04:19
El Programa de Exploración Lunar de China ha publicado una foto del rover lunar Yutu 2 que revela la naturaleza probable, meramente rocosa según un geólogo de la NASA, de un material previamente no identificado.El vehículo explorador, parte de la misión Chang'e 4, que en enero completó el primer aterrizaje controlado en el otro lado de la Luna, hizo el descubrimiento en julio.La foto tomada por la cámara principal de Yutu 2 muestra el centro de un cráter que contiene material que tiene un color diferente a su entorno y que contiene puntos brillantes. La imagen fue difundida por Our Space, una publicación de divulgación científica en idioma chino, a través de su la red social Weibo el 8 de octubre y ha sido mejorada por el geólogo planetario de la NASA Dan Moriarty.

Moriarty said the material may have been excavated by the crater-forming impact or it may be a breccia, containing highlands crust, glass, impactor material and basalts from the volcanic "seas" known as mare. "But we're definitely looking at a rock," Moriarty concludes. pic.twitter.com/7XOOcEXUbR

— Andrew Jones (@AJ_FI) October 22, 2019 Si bien llama la atención del equipo de Yutu 2, el material no parece del todo misterioso, como afirman los medios chinos.Clive Neal, un científico lunar de la Universidad de Notre Dame en Indiana, EE UU, dijo a Space.com que la nueva imagen refuerza la sugerencia anterior de que el material es ampliamente similar en naturaleza a una muestra de vidrio de impacto encontrado durante la misión Apolo 17 en 1972.La muestra 70019, recolectada por el astronauta con formación geológica Harrison 'Jack' Schmitt, está hecha de fragmentos oscuros y rotos de minerales cementados juntos y vidrio negro brillante. El vidrio fundido de impacto se puede crear o modificar a través de impactos de meteoritos a alta velocidad en una superficie planetaria.Dan Moriarty, becario del Programa Postdoctoral de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland, ha analizado y procesado la imagen, buscando pistas sobre su naturaleza precisa. Si bien esta imagen comprimida carece de mucha de la información útil que contendría una imagen en bruto, Moriarty dijo que podría obtener ideas ajustando los parámetros."La forma de los fragmentos parece ser similar a otros materiales en el área. Esto nos dice que este material tiene una historia similar a la del material circundante", dijo Moriarty. "Se rompió y fracturó por los impactos en la superficie lunar", al igual que el suelo circundante."Creo que la información más fiable aquí es que el material es relativamente oscuro. Parece tener material más brillante incrustado en las regiones más grandes y oscuras, aunque existe la posibilidad de que la luz brille desde una superficie lisa", dijo Moriarty a Space.com, agregando que el material es probablemente heterogéneo en composición.La imagen también da una idea del origen de la sustancia. Moriarty dijo que el material puede haber sido excavado por el impacto del cráter o puede ser una brecha, que contiene corteza de las tierras altas lunares, vidrio, material impactador y basaltos de los "mares" volcánicos. "Pero definitivamente estamos mirando una roca", concluye Moriarty.

La investigadora Alicia Sintes cree que la detección de ondas gravitacionales será algo cotidiano en dos años

Lun, 28/10/2019 - 11:55
Sintes, profesora titular del área de física teórica en la Universidad de las Islas Baleares, ha visitado hoy la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para ofrecer una conferencia sobre las ondas gravitacionales a un auditorio formado por estudiantes de Bachillerato de la provincia de Ciudad Real.Según ha informado en nota de prensa la institución académica, la investigadora ha subrayado la importancia de los resultados que se están obteniendo de las sucesivas observaciones de ondas gravitacionales. Sin ir más lejos, a partir de la información obtenida de las ondas localizadas en 2017, los astrónomos informaron ayer mismo de la detección por primera vez del nacimiento de un elemento pesado en el espacio, concretamente el estroncio."Los metales pesados que tenemos en la Tierra, como el oro o el plomo, podrían provenir de supernovas, pero realmente no ha habido suficientes supernovas en el universo como para producir esos metales en tal cantidad. Ahora tenemos la primera confirmación de que los elementos pesados proceden de esta fusión de estrellas de neutrones. Como decía Carl Sagan: somos polvo de estrellas", ha manifestado.Alicia Sintes, que como colaboradora del consorcio internacional LIGO también ha visto reconocida su labor con el premio Princesa de Asturias, no duda de que "estamos en los inicios de una nueva era de la astronomía".A su juicio, el estudio de las ondas gravitacionales "va a permitir dar respuesta a preguntas muy importantes en física fundamental, en cosmología y en astrofísica". "A saber cómo se produjo la expansión del universo, a obtener más información sobre los agujeros negros de masas estelares o a determinar qué papel juegan en la formación de galaxias", ha dicho.Todos estos hallazgos se acelerarán con la entrada en funcionamiento del detector de ondas gravitacionales que se localizará en el espacio, la misión Lisa, cuyo lanzamiento se ha previsto para 2034.BUEN NIVEL EN FÍSICA Y ASTROFÍSICALa investigadora, que ha visitado el Campus de Ciudad Real en una iniciativa de la Unidad de Cultura Científica e Innovación de la UCLM, ha considera que los investigadores españoles en las áreas de física y astrofísica están "muy bien posicionados" en el panorama internacional.Lo que no resulta tan competitivo, a su juicio, es el presupuesto destinado a investigación, desarrollo e innovación. "España invierte mucho menos que el promedio de los países del entorno, y eso es una pena", ha señalado.

Descubren una monstruosa 'galaxia-Yeti' en los confines del Universo

Dom, 27/10/2019 - 20:01
Un grupo de astrónomos ha descubierto accidentalmente en el Universo primitivo una galaxia previamente invisible, y tal vez una nueva población de galaxias esperando ser descubiertas.Como un Yeti cósmico, la comunidad científica generalmente consideraba estas galaxias como folklore, dada la falta de evidencia de su existencia, pero los astrónomos en los Estados Unidos y Australia lograron tomar una foto de la bestia por primera vez.Publicado en el Astrophysical Journal, el descubrimiento proporciona nuevos conocimientos sobre los primeros pasos crecientes de algunas de las galaxias más grandes del Universo.La astrónoma Christina Williams de la Universidad de Arizona, autora principal del estudio, notó una leve mancha de luz en nuevas observaciones sensibles utilizando el Atacama Large Millimeter Array, o ALMA, una colección de 66 radiotelescopios en lo alto de las montañas chilenas. Por extraño que parezca, el resplandor parecía estar saliendo de la nada, como un paso fantasmal en un vasto desierto oscuro.Los investigadores estiman que la señal llegó desde tan lejos que tardó 12.500 millones de años en llegar a la Tierra, por lo tanto, nos da una visión del Universo en su infancia. Piensan que la emisión observada es causada por el cálido resplandor de las partículas de polvo calentadas por las estrellas que se forman en el interior de una galaxia joven. Las nubes gigantes de polvo ocultan la luz de las estrellas, haciendo que la galaxia sea completamente invisible.El coautor del estudio, Ivo Labbé, de la Universidad de Tecnología de Swinburne, Melbourne, Australia, dijo: "Descubrimos que la galaxia es en realidad una galaxia monstruosa masiva con tantas estrellas como nuestra Vía Láctea, pero llena de actividad, formando nuevas estrellas a 100 veces la velocidad de nuestra propia galaxia".El descubrimiento puede resolver una vieja pregunta en astronomía, según han manifestado los autores. Estudios recientes encontraron que algunas de las galaxias más grandes del Universo joven crecieron y alcanzaron la mayoría de edad rápidamente, un resultado que no se entiende teóricamente. Se observan galaxias masivas maduras cuando el Universo era solo un niño cósmico al 10% de su edad actual. Aún más desconcertante es que estas galaxias maduras parecen salir de la nada: los astrónomos nunca parecen atraparlas mientras se están formando.Se han visto galaxias más pequeñas en el Universo temprano con el telescopio espacial Hubble, pero tales criaturas no están creciendo lo suficientemente rápido como para resolver el rompecabezas. También se han reportado previamente otras galaxias monstruosas, pero esos avistamientos han sido demasiado raros para una explicación satisfactoria."Nuestra galaxia monstruosa oculta tiene precisamente los ingredientes correctos para ser ese eslabón perdido", explica Williams, "porque probablemente son mucho más comunes".Una pregunta abierta es exactamente cuántas de ellas hay. Las observaciones para el estudio actual se realizaron en una pequeña parte del cielo, a menos de 1/100 del disco de la luna llena. Al igual que el Yeti, encontrar huellas de la criatura mítica en una pequeña franja de desierto sería una señal de suerte increíble o una señal de que los monstruos están literalmente al acecho en todas partes.Williams ha asegurado que los investigadores esperan ansiosos el lanzamiento programado en marzo de 2021 del telescopio espacial James Webb de la NASA para investigar estos objetos con más detalle.

La Nobel de Física Alicia Sintes cree que la detección de ondas gravitacionales será algo cotidiano en un par de años

Vie, 25/10/2019 - 14:11
Sintes, profesora titular del área de física teórica en la Universidad de las Islas Baleares, ha visitado hoy la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para ofrecer una conferencia sobre las ondas gravitacionales a un auditorio formado por estudiantes de Bachillerato de la provincia de Ciudad Real.Según ha informado en nota de prensa la institución académica, la investigadora ha subrayado la importancia de los resultados que se están obteniendo de las sucesivas observaciones de ondas gravitacionales. Sin ir más lejos, a partir de la información obtenida de las ondas localizadas en 2017, los astrónomos informaron ayer mismo de la detección por primera vez del nacimiento de un elemento pesado en el espacio, concretamente el estroncio."Los metales pesados que tenemos en la Tierra, como el oro o el plomo, podrían provenir de supernovas, pero realmente no ha habido suficientes supernovas en el universo como para producir esos metales en tal cantidad. Ahora tenemos la primera confirmación de que los elementos pesados proceden de esta fusión de estrellas de neutrones. Como decía Carl Sagan: somos polvo de estrellas", ha manifestado.Alicia Sintes, que como colaboradora del consorcio internacional LIGO también ha visto reconocida su labor con el premio Princesa de Asturias, no duda de que "estamos en los inicios de una nueva era de la astronomía".A su juicio, el estudio de las ondas gravitacionales "va a permitir dar respuesta a preguntas muy importantes en física fundamental, en cosmología y en astrofísica". "A saber cómo se produjo la expansión del universo, a obtener más información sobre los agujeros negros de masas estelares o a determinar qué papel juegan en la formación de galaxias", ha dicho.Todos estos hallazgos se acelerarán con la entrada en funcionamiento del detector de ondas gravitacionales que se localizará en el espacio, la misión Lisa, cuyo lanzamiento se ha previsto para 2034.BUEN NIVEL EN FÍSICA Y ASTROFÍSICALa investigadora, que ha visitado el Campus de Ciudad Real en una iniciativa de la Unidad de Cultura Científica e Innovación de la UCLM, ha considera que los investigadores españoles en las áreas de física y astrofísica están "muy bien posicionados" en el panorama internacional.Lo que no resulta tan competitivo, a su juicio, es el presupuesto destinado a investigación, desarrollo e innovación. "España invierte mucho menos que el promedio de los países del entorno, y eso es una pena", ha señalado.

Detectan por primera vez un elemento pesado recién surgido en el espacio

Jue, 24/10/2019 - 04:06
Por primera vez, un elemento pesado recién producido, el estroncio, se ha detectado en el espacio, después de una fusión de dos estrellas de neutrones.Este hallazgo fue observado por el espectrógrafo X-shooter de ESO en el Very Large Telescope (VLT) y se publica en la revista Nature. La detección confirma que los elementos más pesados del Universo pueden formarse en fusiones de estrellas de neutrones, proporcionando una pieza más del rompecabezas de la formación de elementos químicos.En 2017, tras la detección de ondas gravitacionales que pasan por la Tierra, ESO apuntó sus telescopios en Chile, incluido el VLT, a la fuente: una fusión de estrellas de neutrones llamada GW170817.Los astrónomos sospecharon que, si se formaban elementos más pesados en las colisiones de estrellas de neutrones, las huellas de esos elementos podrían detectarse en kilonovas, las consecuencias explosivas de estas fusiones. Esto es lo que un equipo de investigadores europeos ha hecho ahora, utilizando datos del instrumento X-shooter en el VLT de ESO.Después de la fusión GW170817, la flota de telescopios de ESO comenzó a analizar la explosión emergente de kilonova en una amplia gama de longitudes de onda . X-shooter en particular tomó una serie de espectros desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano. El análisis inicial de estos espectros sugirió la presencia de elementos pesados en la kilonova, pero los astrónomos no pudieron identificar elementos individuales hasta ahora."Al volver a analizar los datos de 2017 sobre la fusión, ahora hemos identificado la huella de un elemento pesado en esta bola de fuego, el estroncio, lo que demuestra que la colisión de estrellas de neutrones crea este elemento en el Universo", explica Darach Watson, de Universidad de Copenhague en Dinamarca y autor principal del estudio.En la Tierra, el estroncio se encuentra naturalmente en el suelo y se concentra en ciertos minerales. Sus sales se utilizan para dar a los fuegos artificiales un color rojo brillante.Los astrónomos han conocido los procesos físicos que crean los elementos desde la década de 1950. Durante las siguientes décadas, han descubierto los lugares cósmicos de cada una de estas grandes forjas nucleares, excepto una."Esta es la etapa final de una persecución de décadas para precisar el origen de los elementos -aclara Watson-. Ahora sabemos que los procesos que crearon los elementos ocurrieron principalmente en estrellas ordinarias, en explosiones de supernovas o en las capas externas de estrellas viejas. Pero, hasta ahora, no conocíamos la ubicación del proceso final, no descubierto, conocido como captura rápida de neutrones, que creó los elementos más pesados en la tabla periódica".La captura rápida de neutrones es un proceso en el que un núcleo atómico captura neutrones lo suficientemente rápido como para permitir la creación de elementos muy pesados. Aunque muchos elementos se producen en los núcleos de las estrellas, la creación de elementos más pesados que el hierro, como el estroncio, requiere entornos aún más cálidos con muchos neutrones libres. La captura rápida de neutrones solo ocurre naturalmente en ambientes extremos donde los átomos son bombardeados por un gran número de neutrones"."Esta es la primera vez que podemos asociar directamente el material recién creado formado a través de la captura de neutrones con una fusión de estrellas de neutrones, confirmando que las estrellas de neutrones están formadas por neutrones y vinculando el proceso de captura rápida de neutrones a las fusiones", señala Camilla Juul Hansen, del Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg, quien desempeñó un papel importante en el estudio.Los científicos ahora comienzan a comprender mejor las fusiones de estrellas de neutrones y las kilonovas. Debido a la comprensión limitada de estos nuevos fenómenos y otras complejidades en los espectros que el X-shooter del VLT tomó de la explosión, los astrónomos no habían podido identificar elementos individuales hasta ahora."En realidad se nos ocurrió la idea de que podríamos estar viendo estroncio bastante rápido después del evento. Sin embargo, demostrarlo resultó muy difícil debido a nuestro conocimiento altamente incompleto de la apariencia espectral de los elementos más pesados en la tabla periódica", admite el investigador de la Universidad de Copenhague, Jonatan Selsing, quien fue un autor clave del artículo.La fusión GW170817 fue la quinta detección de ondas gravitacionales, posible gracias el Observatorio de ondas gravitacionales con interferómetro láser de la NSF (LIGO) en Estados Unidos, y el interferómetro Virgo en Italia. Ubicada en la galaxia NGC 4993, la fusión fue la primera, y hasta ahora la única fuente de ondas gravitacionales en tener su contraparte visible detectada por los telescopios en la Tierra.