MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

http://www.20minutos.es/minuteca/astronomia/

Distribuir contenido
Astronomía - Noticias, Fotos, Encuestas y Trivials en 20minutos.es
Actualizado: hace 2 horas 13 mins

Un niño español de 9 años descubre desde Moscú una supernova en la constelación 'Pez volador'

Vie, 07/12/2018 - 20:24

EFE

  • Ha sido descubierta desde el círculo astronómico del centro educativo Na Donskói en Moscú, Rusia. 

Un niño español de nueve años, Diego Fernández Ortiz, ha descubierto desde Moscú una supernova en la constelación del Pez Volador, conocida también como Volans, con ayuda de imágenes captadas por el telescopio australiano T31.

El precoz astrónomo aficionado se ha convertido en el más joven descubridor de una supernova, hallazgo en el que tuvo como coautores a los escolares rusos Kiril Iónov, Ivaán Spásich y Denis Vdovin, de 13, 12 y 14 años, respectivamente, todos ellos miembros de un círculo astronómico del centro educativo moscovita Na Donskói.

Nada parecía indicar que el sábado 1 de diciembre sería especial para el círculo astronómico dirigido por Denis Denisenko, que ese día encargó a sus pupilos examinar un sector del cielo de la constelación del Pez Volador.

Fue entonces cuando Diego, natural de Cieza (Murcia), se fijó en que había un punto brillante que no figuraba en la imágenes anteriores y de inmediato comenzaron las comprobaciones. Había descubierto una supernova de magnitud 17.1, que recibió el nombre de PSN-DNTTM.

El joven lo explica emocionado

Su padre, Antonio Fernández, oficial del Consulado de España en Moscú, se enteró del hallazgo solo cuando fue a buscarlo al centro educativo, pues Diego, a diferencia de casi todos los chicos de su edad, no lleva teléfono móvil.

"'Papá he descubierto una supernova', me dijo emocionado, pero su tutor lo estaba aún más", dice Antonio en una conversación con Efe en la que Diego es el gran protagonista. Con gran seriedad, el niño cuenta que se aficionó a la astronomía a los tres años, "A los seis años vi un documental de física cuántica y otro de mecánica cuántica", decía el pequeño.

"Alguna vez me pasa que veo que alguna estrella cambia de luminosidad, pero luego resulta que es solo por el tipo de imagen". "Pero cuando lo comprobamos, vimos que no había sido descubierta", dice con orgullo, y añade que vio la supernova solo unos segundos antes que su tutor.

El futuro astrónomo, además de español, habla perfectamente ruso e inglés, y usa internet solo como instrumento de consulta. "También me gustan las matemáticas, la biología, la robótica, la geología y... los dibujos animados", dice Diego, que entre los deportes prefiere el tenis.

Detectan la mayor colisión de agujeros negros jamás observada

Mar, 04/12/2018 - 04:21

EFE

  • El resultado de la fusión fue un nuevo agujero negro 80 veces más grande que el Sol.

Un equipo científico detectó las ondas gravitacionales que resultaron de la mayor colisión de agujeros negros jamás observada y que formó un nuevo agujero negro 80 veces más grande que el Sol, informaron este lunes fuentes académicas.

Esta y otras tres fusiones de agujeros negros fueron detectadas por un equipo internacional en el que participan el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferómetro Láser (LIGO) de Estados Unidos y la Universidad Nacional de Australia (ANU).

La fusión del sistema binario de agujeros negros fue detectada el 29 de julio de 2017 a más de 9.000 millones de años luz y dio como resultado el agujero negro más grande conocido, indicó la universidad australiana en un comunicado.

"Este evento también tuvo los agujeros negros girando a la mayor velocidad en todas las fusiones observadas. Es también de lejos la fusión más distante que ha sido observada", dijo Susan Scott, física de la universidad australiana.

Tres colisiones más

Las otras tres colisiones fueron detectadas entre el 9 y el 27 de agosto de 2017 a una distancia de entre 3.000 y 6.000 millones de años luz de distancia, y el tamaño de los agujeros negros resultantes fue de 56 a 66 veces el tamaño del Sol.

"Éstos fueron de cuatro sistemas binarios distintos de agujeros negros que se aplastaban juntos e irradiaban fuertes ondas gravitacionales al espacio", explicó Scott.

La experta recalcó que la observación de estos choques ayudará a entender mejor cuántos sistemas binarios de agujeros negros existen en el universo, así como el rango de sus masas y la velocidad con la que giran durante la fusión. Los investigadores detectaron las colisiones tras analizar de nuevo los datos de ondas gravitacionales obtenidos por LIGO.

Las ondas gravitacionales, cuya existencia predijo hace un siglo Albert Einstein, son vibraciones de espacio-tiempo que producen algunos de los sucesos más violentos del Universo —como explosiones de estrellas—, que generan masivas cantidades de energía.

En los últimos tres años el equipo internacional ha detectado ondas gravitacionales de diez fusiones de agujeros negros y de una colisión de una estrella de neutrones, las estrellas más densas del universo con un diámetro de unos 20 kilómetros.

Así serán todas las misiones que despegarán rumbo a Marte

Lun, 26/11/2018 - 14:52

CARLOS G. KINDELÁN

Desde 1969 se han llevado a cabo más de 70 misiones a Marte (21 a partir de 2018). Hasta el año 2018 más de 25 de ellas no llegaron a completarse con éxito por distintas fallas; desde el lanzamiento y puesta en órbita de los dispositivos enviados, pérdidas de contacto, accidentes, etc. Estados Unidos, Rusia, China o la Unión Europea acaparan el futuro de las nuevas misiones. Un protagonista de excepción aparece en la escena de mano de empresas y proyectos privados: los viajes tripulados.

El Observatorio Europeo Austral capta por primera vez un sistema estelar triple en la Vía Láctea

Lun, 19/11/2018 - 19:46

EFE

  • Este sistema es considerado como una posible fuente de un futuro estallido de rayos gamma.
  • El sistema ha sido denominado por los astrónomos con el nombre de 'Apep', en referencia a la mitología egipcia.

Astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) han detectado, por vez primera en nuestra galaxia, un sistema estelar triple masivo, considerado como posible fuente de un estallido de rayos gamma de larga duración.

"Este el primer sistema de este tipo descubierto en nuestra galaxia", dijo el astrónomo Joseh Callingham, del Instituto de Radioastronomía de los Países Bajos a través de un comunicado del ESO. "No esperábamos encontrar este sistema en nuestro propio vecindario", agregó.

La apariencia del sistema es la de una serpiente arremolinada en torno al sistema estelar. Los astrónomos, además de la denominación de catálogo 2XMM J160050.7-514245, han bautizado el sistema como 'Apep', en referencia a la deidad egipcia representada como una serpiente y que encarnaba el caos.

El sistema 'Apep' — que comprende un nido de estrellas rodeado por polvo— fue captado por el instrumento VISIR instalado en el Very Large Telescope (VTL) de ESO, que se encuentra en Chile.

VISIR instrument on ESO's #VLT captures newly discovered massive triple star system. Nicknamed #Apep after an ancient Egyptian deity, this may be the first ever gamma-ray burst progenitor found. https://t.co/7LGe1bPltQ
Credit: @ESO /Callingham et al. pic.twitter.com/871qjgrq2l

— ESO (@ESO) 19 de noviembre de 2018Explosión de rayos gamma

Los estallidos de rayos gammas se encuentran entre las explosiones más fuertes del universo. Su duración oscila entre unas pocas milésimas de segundo y unas pocas horas. Además pueden liberar tanta energía como el sol durante todo su periodo de actividad.

Se cree que aquellas explosiones de larga duración, es decir, de más de dos segundos, se deben a explosiones de supernova o estrellas Wolf-Rayet de rotación rápida. Estas últimas son el resultado de algunas estrellas de masa más grande.

"Esta fase es de corta duración, y las Wolf-Rayets sobreviven en este estado durante apenas unos cientos de miles de años (un abrir y cerrar de ojos en términos cosmológicos)", dice el comunicado de ESO.

Luego, prosigue ESO, "lanzan enormes cantidades de material en forma de un poderoso viento estelar, expulsando materia hacia el exterior a millones de kilómetros por hora". Los vientos estelares de 'Apep' pueden viajar a una velocidad de unos 12 kilómetros por hora.

Ignasi Ribas, descubridor de la Supertierra Barnard B: "No descartamos que exista vida en este nuevo planeta"

Vie, 16/11/2018 - 06:44

ÓSCAR GUTIÉRREZ

Descubren una Supertierra helada a solo seis años luz y que los científicos han bautizado como 'Barnard B'

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3491692/0/descubren-supertierra-barnard-b/#xtor=AD-15&xts=467263

Este miércoles se descubrió una Supertierra, a seis años luz, a los que los científicos han bautizado como Barnard B en honor a Barnard, la estrella sobre la que orbita. El astrónomo Ignasi Ribas, miembro del Institut de Ciències de l'Espai del CSIC y del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya, es el autor principal de la investigación que ha involucrado a más de 60 personas de más de 10 países.

¿Qué características tiene ese nuevo planeta?
Hemos podido observar que su año dura 233 días de los nuestros. Estarían en una distancia de su estrella sobre el 40% de la nuestra del sol. Debido a que su estrella es débil, solo recibe el 2% de la luz que recibimos nosotros y tiene una temperatura de 170 grados bajo cero. Además, sabemos que Barnard B es como mínimo 3,2 veces más grande que la Tierra, el tamaño apróximado que calculamos es cuatro veces nuestro planeta.

El resto son dudas. No sabemos si se trata de un mundo rocoso, que en ese caso sería helado o menos denso, como nuestro Neptuno, pero en pequeño. La imagen gráfica que hemos creado corresponde a la primera hipótesis pero no hay nada que nos haga pensar que sea exactamente así.

¿Qué formas tendría la vida de sobrevivir ahí?
El planeta está lejos de lo que llamamos la zona habitable, el rango de distancia alrededor de una estrella en la cual un planeta puede tener agua líquida en la superficie. De tener vida, que no descartamos que exista, sería parecido a lo que esperamos que exista en las lunas heladas de Júpiter y Saturno, como Europa o Encelado.

¿Con qué cuerpo del Sistema Solar guarda más similitudes?
Justamente, es un tipo de planeta que no existe en este Sistema Solar. Es lo que llamamos una Supertierra, un objeto que tiene más masa que la Tierra pero diez veces menos que nuestro planeta.

¿Qué parecidos y qué diferencias tiene con Próxima B, el planeta que descubrió ústed en 2016?
Un parecido muy obvio es que ambos planetas orbitan a estrellas mucho más frías y pequeñas que nuestro Sol. Próxima es una estrella que tiene 3000 grados y esta tiene 3300. Son además las estrellas más próximas a nuestro sistema planetario, una a 4,2 años luz y Barnard está a casi seis. Las diferencias principales son que Próxima Centauri B es más pequeño y vive en la zona habitable por lo que potencialmente tendría agua líquida y un clima más templado.

¿Cómo se ha organizado la investigación?
Este ha sido uno de los retos más importantes en este trabajo porque hemos adjunto datos de más de 20 años para el análisis. Estos fueron tomados con siete instrumentos distintos en distintos observatorios del mundo. La magnitud de esta investigación ha implicado involucrar a más de 60 personas de más de 10 países. Todos estos datos les hemos ido analizando durante dos años.

¿Cuáles son los próximos datos para la investigación?
Hemos encontrado un planeta, esto no implica que no haya más. Vamos a continuar mirando si encontramos señales de otros planetas en el sistema. Queremos pasar de un 99,2% de convencimiento de que es un planeta a un 99,99%, si es posible. También buscaremos entenderle más.

La comunidad científica revela nuevos datos sobre 'Oumuamua' mientras se aleja "para siempre"

Jue, 15/11/2018 - 14:33

AGENCIAS

  • Los científicos creen que es hasta 10 veces más reflexivo que los cometas que viajan por nuestro Sistema Solar.
  • Podría llevar millones de años viajando por el espacio interestelar lejos de estrellas que refrescasen su superficie.
  • El extraño cuerpo se encuentra ya "casi tan lejos del Sol como la órbita de Saturno".

Se ha dicho de él que proviene de otra civilización o incluso que podría ser una nave extraterrestre. El extraño cuerpo que a mediados de octubre de 2017 entraba en el Sistema Solar elevando a sus máximas la ilusión de toda la comunidad científica, que lleva meses analizándolo, se aleja dejando un halo de intriga aunque ahora se han conocido nuevos datos sobre su composición.

Ha sido precisamente gracias a la no detección por el telescopio infrarrojo de la NASA Spitzer del primer objeto intelesteral visto tan cerca lo que ha ofrecido más información sobre el intrigrande 'Oumuamua'.

El objeto demostró ser demasiado débil para que el telescopio lo detectara. Aunque inicialmente fue, en este sentido, decepcionante, esta no detección del cuerpo proporcionó al final información nunca antes descubierta, según un nuevo estudio publicado en The Astronomical Journal por el profesor de física y astronomía de la Universidad de Arizona del Norte David Trilling.

'Oumuamua' fue identificado por primera vez por los astrónomos en el telescopio Pan-STARSS 1 de la Universidad de Hawai en Haleakala, quienes lo bautizaron con una palabra que en el idioma nativo significa 'explorador'.

Observaciones posteriores realizadas por múltiples telescopios terrestres y el telescopio espacial Hubble perteneciente a la NASA detectaron luz solar reflejada en la superficie de este intruso cósmico. Algunas interpretaciones de estos datos sugieren que la roca espacial es muy alargada, como un cigarro. 

10 veces más reflexivo que los cometas

Además, su no detección ayudó al equipo a determinar el tamaño del objeto. Debido a que Spitzer rastrea los asteroides y cometas por la luz infrarroja que irradian, el telescopio proporciona información más específica sobre el tamaño de un objeto que un instrumento que rastrea objetos utilizando luz reflejada.

El hecho de que 'Oumuamua' fuera demasiado débil para registrarse en los detectores de Spitzer significa que las dimensiones de la roca deben ser menores de 98 por 140 por 400 metros.

El nuevo estudio también sugiere que 'Oumuamua' puede ser hasta 10 veces más reflexivo que los cometas que residen en nuestro Sistema Solar, un resultado sorprendente, según los autores del artículo.

Debido a que la luz infrarroja es en gran parte la radiación de calor producida por los objetos "calientes", puede usarse para determinar la temperatura de un cometa o asteroide.

A su vez, esto se puede emplear para determinar la reflectividad de la superficie del objeto, lo que los científicos llaman 'albedo'. Al igual que una camiseta oscura se calienta rápidamente a la luz del sol, un objeto con baja reflectividad retiene más calor que un objeto con alta reflectividad. Es decir, una temperatura más baja significa un albedo más alto.

El albedo de un comenta, no obstante, puede cambiar a lo largo de su vida. Cuando pasa cerca del Sol, el hielo del cometa se calienta y se convierte directamente en un gas, barriendo el polvo y la suciedad de la superficie del cometa y revelando más hielo reflectante. 

A partir de estas teorías, se cree que 'Oumuamua' habría estado viajando a través del espacio interestelar durante millones de años, lejos de cualquier estrella que pudiera refrescar su superficie.

Pero puede que, a su paso por el Sistema Solar, mostrase su superficie renovada debido a tal "desgasificación", posible cuando hizo un acercamiento extremadamente cercano a nuestro Sol.

Además de barrer el polvo y la suciedad, parte del gas liberado pudo haber cubierto la superficie de 'Oumuamua' con una capa reflectante de hielo y nieve, un fenómeno que también se ha observado en los cometas de nuestro sistema solar. 

"Se ha ido para siempre"

'Oumuamua' está saliendo de nuestro sistema solar, se encuenta ya casi tan lejos del Sol como la órbita de Saturno, y está muy lejos del alcance de los telescopios existentes. 

"Por lo general, si obtenemos una medida de un cometa que es algo extraño, volvemos y lo medimos nuevamente hasta que entendemos lo que estamos viendo", dijo en un comunicado Davide Farnocchia, del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) en el Jet Propulsion Laboratory, y coautor de ambos trabajos. "Pero este se ha ido para siempre", sentenció.

Dos bolas de fuego seguidas surcan los cielos del sur de España

Dom, 11/11/2018 - 18:46

EUROPA PRESS

El Complejo Astronómico de La Hita (Toledo) ha registrado el paso de dos rocas contra la atmósfera, que ha provocado dos bolas de fuego en el sur español, una de ellas que procedía de un cometa y la otra de un asteroide.

Según ha detallado una nota de la Fundación Astrohita, este domingo a las 2.08 horas una bola de fuego brillante surcaba el cielo y casi dos horas después, a las 4.11 horas se ha registrado otro fenómeno similar, aunque más brillante.

Ambos fenómenos han sido grabados por los detectores que la Universidad de Huelva opera en el Complejo Astronómico de la Hita y y los observatorios astronómicos de Calar Alto (Almería), La Sagra (Granada) y Sevilla.

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto Smart, que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del sistema solar.

Los dos eventos han sido analizados por el investigador responsable del Proyecto Smart, el profesor José María Madiedo, de la Universidad de Huelva, y en el caso de la bola de fuego que apareció a las 2.08 horas ha determinado que se produjo como consecuencia de la brusca entada en la atmósfera terrestre de una roca procedente de un asteroide a unos 72.000 kilómetros por hora.

El impacto de la roca contra la atmósfera tuvo lugar a unos 90 kilómetros de altura sobre el noroeste de la provincia de Jaén, punto desde el que se movió siguiendo una trayectoria prácticamente vertical para finalizar a una altitud de unos 42 kilómetros.

La segunda de las bolas de fuego, observada a las 4.11 horas, tuvo su origen en el impacto contra la atmósfera de una roca desprendida de un cometa a una velocidad algo mayor: unos 75.000 kilómetros por hora, y el evento, por tanto, no guarda ninguna relación con el registrado dos horas antes.

En este caso, la bola se fuego se inició sobre la provincia de Granada, a una altitud de 133 kilómetros sobre la vertical de la localidad de Almuñécar, y desde allí continuó en dirección noroeste para finalizar a una altitud de unos 79 kilómetros sobre la provincia de Málaga, prácticamente en la vertical de Antequera.

En ambos casos las rocas se destruyeron completamente a gran altitud sin impactar contra el suelo.

Descubren una estrella tan antigua que se habría formado durante el 'big bang'

Dom, 11/11/2018 - 11:00

EP

Astrónomos han encontrado lo que podría ser una de las estrellas más antiguas del universo, un cuerpo casi enteramente hecho de materiales arrojados desde el Big Bang.

El descubrimiento de esta pequeña estrella de aproximadamente 13.500 millones de años significa que probablemente haya más estrellas con muy poca masa y muy poco contenido de metales, tal vez incluso algunas de las primeras estrellas del universo.

La estrella es inusual porque, a diferencia de otras estrellas con un contenido de metal muy bajo, es parte del "disco delgado" de la Vía Láctea, la parte de la galaxia en la que reside nuestro propio sol.

Y debido a que esta estrella es tan antigua, los investigadores dicen que es posible que nuestro vecindario galáctico sea al menos 3.000 millones de años más viejo de lo que se pensaba. Los hallazgos se publican en The Astrophysical Journal.

"Esta estrella es tal vez una de cada 10 millones", dijo el autor principal Kevin Schlaufman, profesor asistente de física y astronomía de la Universidad Johns Hopkins. "Nos dice algo muy importante sobre las primeras generaciones de estrellas".

Así fueron las primeras estrellas

Las primeras estrellas del universo después del Big Bang habrían consistido enteramente en elementos como el hidrógeno, el helio y pequeñas cantidades de litio. Esas estrellas produjeron elementos más pesados que el helio en sus núcleos y sembraron el universo con ellas cuando explotaron como supernovas.

La siguiente generación de estrellas se formó a partir de nubes de material atado con esos metales, incorporándolos en su composición. El contenido de metal, o metalicidad, de las estrellas en el universo aumentó a medida que el ciclo de nacimiento y muerte de las estrellas continuó.

La metalización extremadamente baja de la estrella recién descubierta indica que, en un árbol genealógico cósmico, podría ser algo como una generación eliminada del Big Bang. De hecho, es el nuevo poseedor de registros para la estrella con el complemento más pequeño de elementos pesados: tiene casi el mismo contenido de elementos pesados que el planeta Mercurio. En contraste, nuestro sol está a miles de generaciones en esa línea y tiene un contenido de elementos pesados igual a 14 veces Júpiter.

Los astrónomos han encontrado alrededor de 30 antiguas estrellas "ultra pobres en metales" con la masa aproximada del sol. La estrella que Kevin Schlaufman y su equipo encontraron, sin embargo, es solo el 14% de la masa del sol.

Cuenta con una pequeña compañera

La estrella es parte de un sistema de dos estrellas que orbita alrededor de un punto común. El equipo encontró la pequeña "secundaria" estrella, casi invisiblemente débil, después de que otro grupo de astrónomos descubriera la estrella "primaria" mucho más brillante. Ese equipo midió la composición de la primaria estudiando un espectro óptico de alta resolución de su luz. La presencia o ausencia de líneas oscuras en el espectro de una estrella puede identificar los elementos que contiene, como carbono, oxígeno, hidrógeno, hierro y más.

En este caso, la estrella tenía una metalicidad extremadamente baja. Esos astrónomos también identificaron un comportamiento inusual en el sistema estelar que implicaba la presencia de una estrella de neutrones o un agujero negro. Schlaufman y su equipo encontraron que eso era incorrecto, pero al hacerlo, descubrieron a la compañera mucho más pequeña de la estrella visible.

La existencia de la estrella compañera más pequeña resultó ser el gran descubrimiento. El equipo de Schlaufman fue capaz de inferir su masa al estudiar el ligero "bamboleo" de la estrella primaria a medida que la gravedad de la pequeña estrella tiraba de ella.

En los últimos años de la década de 1990, los investigadores creían que solo las estrellas masivas podrían haberse formado en las primeras etapas del universo, y que nunca podrían observarse porque queman su combustible y mueren rápidamente.

Pero a medida que las simulaciones astronómicas se hacían más sofisticadas, comenzaron a insinuar que, en ciertas situaciones, una estrella de este período con una masa particularmente baja podría existir, incluso más de 13.000 millones de años desde el Big Bang. A diferencia de las estrellas grandes, las de poca masa pueden vivir tiempos extremadamente largos. Se cree que las estrellas enanas rojas, por ejemplo, con una fracción de la masa del sol, viven hasta miles de millones de años.

El descubrimiento de esta nueva estrella ultra pobre en metales, llamada 2MASS J18082002-5104378 B, abre la posibilidad de observar estrellas aún más antiguas.

"Si nuestra conclusión es correcta, entonces pueden existir estrellas de poca masa que tienen una composición exclusivamente del resultado del Big Bang", dijo Schlaufman, quien también está afiliado al Instituto de Ingeniería y Ciencia Intensivos de Datos de la universidad. "Aunque aún no hemos encontrado un objeto como ese en nuestra galaxia, puede existir".

Hallan un agujero negro que se mueve tan rápido que gira el espacio-tiempo

Sáb, 10/11/2018 - 13:57

20MINUTOS.ES

Un equipo de investigadores de la agencia espacial india (ISRO) y de la NASA han confirmado el descubrimiento de un agujero negro que gira a una velocidad próxima al límite establecido por la teoría de la relatividad de Albert Einstein, por lo que es capaz de hacer que el espacio a su alrededor también gire, según Rodrigo Nemmen, autor principal del artículo, que prevé ser publicado en breve por Astrophysical Journal.

Fue en el año 2016 cuando el satélite AstroSat de la India descubrió un agujero negro en el sistema estelar binario llamado 4U 1630-47, que llamó especialmente la atención a los astrónomos por el estallido de rayos X que emitía. El observatorio Chandra confirmó posteriormente la velocidad extrema a la que se movía dicho agujero negro.

Según explica Business Insider, actualmente los científicos solo tienen dos maneras de medir los agujeros negros, bien por su masa o por la velocidad a la que giran. En este último caso, la velocidad a la que se encuentran comprende un rango —de menor a mayor— entre el 0 y el 1. Este agujero localizado giraba a una velocidad de 0,9, por lo que, según la teoría de Einstein, si un agujero negro gira a una velocidad tan alta es capaz de alterar el espacio-tiempo que existe a su alrededor.

Los agujeros negros —cuyo origen está en la muerte una estrella gigante roja—, generan un campo gravitatorio a su alrededor hace que ni la luz pueda escapar a él.

Qué son las estrellas 'zombie' que regresan de la muerte

Vie, 09/11/2018 - 15:48

EP

Los núcleos remanentes de estrellas consumidas pueden ser la clave para realizar la primera observación de la clase más esquiva de los agujeros negros.

Una investigación del LLNL (Lawrence Livermore National Laboratory) exploró si una estrella enana blanca latente, a veces llamada estrella 'zombie', podría volver a encenderse si tuviera un encuentro cercano con un agujero negro de masa intermedia.

Si bien existen datos para corroborar la existencia de agujeros negros supermasivos, no se han confirmado observaciones de agujeros negros en la clase intermedia, que varían en tamaño de 100 a 100.000 masas solares. Esta clase intermedia, postuló el equipo de investigación, podría ofrecer la cantidad justa de fuerza gravitacional para reavivar una enana blanca antes de que se rompa.

El equipo realizó simulaciones de supercomputadoras de docenas de diferentes escenarios de encuentros cercanos para probar esta teoría. No solo encontraron que un encuentro cercano volvería a encender a la estrella que una vez estuvo muerta, sino que también vieron evidencia de que el proceso podría crear importantes energías de ondas electromagnéticas y gravitacionales que podrían ser visibles desde detectores en la órbita cercana a la Tierra. La investigación se publicó en el número de septiembre de Astrophysical Journal.

"Fue emocionante ver que la estrella zombie se reinició en cada uno de los escenarios de encuentro cercano que vimos", dijo el físico principal del artículo, Peter Anninos, del LLNL. "Pero lo que realmente cautivó mi imaginación fue la idea de que estos eventos energéticos podrían ser visibles. Si las estrellas se alinean, por así decirlo, una estrella zombi podría servir como un faro guía para una clase de agujeros negros nunca antes detectada".

Las simulaciones mostraron que la materia estelar se fundió en cantidades variables de calcio y hierro, dependiendo de qué tan cerca pasara la estrella por el agujero negro. Cuanto más cerca esté el pase, más eficiente será la nucleosíntesis y mayor será la producción de hierro. En total, la investigación sugiere que un encuentro cercano "óptimo" podría fusionar hasta el 60 por ciento de la materia estelar en hierro. Esta conversión de masa máxima tuvo lugar con una enana blanca que pasaba a una distancia de dos o tres radios de agujero negro.

"Los fenómenos de estiramiento pueden ser muy complicados", dijo Rob Hoffman, físico del LLNL y coautor del artículo. "Imagina una estrella esférica que se aproxima a un agujero negro. A medida que se acerca al agujero negro, las fuerzas de marea comienzan a comprimir la estrella en una dirección perpendicular al plano orbital, volviéndola a encender. Pero dentro del plano orbital, estas fuerzas gravitacionales estiran la estrella y la rasgan aparte. Es un efecto de competencia".

Investigaciones anteriores han simulado las fuerzas de marea en las estrellas enanas blancas, pero los cálculos en este estudio son las primeras simulaciones completamente relativistas que modelan la nucleosíntesis al volver a encender las estrellas enanas blancas. También son las simulaciones de mayor resolución hasta la fecha de la nucleosíntesis dentro del núcleo de una estrella enana blanca tidalmente interrumpida, donde ocurren las reacciones más fuertes.

"Todo este proyecto fue posible gracias a nuestros estudiantes de verano y postdoctorados", dijo Anninos. "Nos enfocamos en capacitar a la próxima generación de físicos, y este tipo de proyecto permite a los investigadores de carrera temprana la oportunidad de extender sus alas y realizar algunas simulaciones pesadas".

Un grupo de científicos especula con que el asteroide 'Oumuamua' fuera diseñado por una civilización avanzada

Mar, 06/11/2018 - 12:24

EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

Astrónomos del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica estiman que la forma alargada del primer asteroide interestelar conocido, 'Oumuamua', opera como una vela que explica su inesperada aceleración. Especulan con un origen artificial del objeto, diseñado para el viaje de reconocimiento interestelar por una civilización avanzada, pero cuya misión haya terminado y se haya convertido en el desecho de un naufragio.

El estudio ¿Podría la presión de la radiación solar explicar la aceleración peculiar de Oumuamua?', publicado en arXiv, fue realizado por Shmuel Bialy, investigador postdoctoral en el Instituto de Teoría y Computación, y Abraham Loeb, director de este centro. 'Oumuamua' fue visto por primera vez por la encuesta Pan-STARRS-1 40 días después de su paso más cercano al Sol (el 9 de septiembre del 2017).

En este punto, estaba a aproximadamente 0,25 UA del Sol (un cuarto de la distancia entre la Tierra y el Sol), y ya estaba saliendo del Sistema Solar. En ese momento, los astrónomos notaron que parecía tener una alta densidad (indicativa de una composición rocosa y metálica) y que estaba girando rápidamente.

Si bien no mostró signos de desgasificación al pasar cerca de nuestro Sol (lo que habría indicado que era un cometa), un equipo de investigación pudo obtener espectros que indicaban que 'Oumuamua' estaba más helado de lo que se pensaba. Luego, cuando comenzó a abandonar el Sistema Solar, el Telescopio Espacial Hubble tomó algunas imágenes finales de 'Oumuamua' que reveló algún comportamiento inesperado.

Comportamiento inesperado

Después de examinar las imágenes, otro equipo de investigación internacional descubrió que 'Oumuamua' había aumentado en velocidad, en lugar de disminuir la velocidad como se esperaba. La explicación más probable, afirmaron, era que 'Oumuamua' estaba descargando material de su superficie debido al calentamiento solar (también conocido como desgasificación). La liberación de este material, que es consistente con la forma en que se comporta un cometa, le daría al 'Oumuamua' el empuje constante que necesitaba para lograr este aumento de velocidad.

A esto, Bialy y Loeb ofrecen una contraexplicación. Si 'Oumuamu'a era en realidad un cometa, ¿por qué entonces no experimentó desgasificación cuando estaba más cerca de nuestro Sol? Además, citan otras investigaciones que mostraron que si la desgasificación fuera responsable de la aceleración, también habría provocado una rápida evolución en el giro de 'Oumuamua' (que no se observó).

Básicamente, Bialy y Loeb consideran la posibilidad de que 'Oumuamua' podría ser, de hecho, una vela ligera, una forma de nave espacial que depende de la presión de radiación para generar propulsión, similar a lo que está trabajando en Breaktrough Starshot, el proyecto para enviar pequeñas naves a otros sistemas.

Similar a lo que está previsto para Starshot, esta vela ligera puede ser enviada desde otra civilización para estudiar nuestro Sistema Solar y buscar signos de vida. Como lo explicó el profesor Loeb a Universe Today por correo electrónico: "Explicamos el exceso de aceleración de 'Oumuamua' lejos del Sol como resultado de la fuerza que la Luz del Sol ejerce sobre su superficie. Para que esta fuerza explique el exceso de aceleración medida, el objeto debe ser extremadamente pequeño, del orden de una fracción de milímetro de espesor pero de decenas de metros de tamaño. Esto hace que el objeto sea liviano para su área de superficie y le permite actuar como una vela ligera. Su origen podría ser natural (en el medio interestelar o discos protoplanetarios) o artificial (como una sonda enviada para una misión de reconocimiento en la región interior del Sistema Solar)".

Sin transmisiones de radio

Basándose en esto, Bialy y Loeb calcularon la probable forma, el grosor y la relación masa-área que tendría un objeto tan artificial. También intentaron determinar si este objeto podría sobrevivir en el espacio interestelar, y si podría o no resistir las tensiones de tracción causadas por la rotación y las fuerzas de marea.

Lo que encontraron fue que una vela con solo una fracción de milímetro de espesor (0,3-0,9 mm) sería suficiente para que una lámina de material sólido sobreviviera el viaje a través de toda la galaxia, aunque esto depende en gran medida de la densidad de masa de 'Oumuamua'.

Gruesa o delgada, esta vela podría soportar colisiones con granos de polvo y gas que impregnan el medio interestelar, así como fuerzas centrífugas y de marea. En cuanto a lo que estaría haciendo una vela ligera extraterrestre en nuestro Sistema Solar, Bialy y Loeb ofrecen algunas explicaciones posibles para eso. Primero, sugieren que la sonda puede ser realmente una vela difunta que flota bajo la influencia de la gravedad y la radiación estelar, similar a los desechos de los naufragios de barcos que flotan en el océano. Esto ayudaría a explicar por qué Breakthrough Listen no encontró evidencia de transmisiones de radio.

Una segunda gran bola de fuego cruza la Península en 24 horas

Dom, 04/11/2018 - 14:17

EUROPA PRESS

El Complejo Astronómico de La Hita (Toledo) ha registrado a las 4.54 horas de la madrugada de este domingo una gran bola de fuego surcando el cielo casi 24 horas después de que un evento similar tuviese lugar sobre Andalucía.

El evento ha sido analizado por el investigador responsable del Proyecto SMART, el Profesor José María Madiedo de la Universidad de Huelva. Este análisis ha permitido determinar que la bola de fuego estaba relacionada con la registrada la noche anterior: ambas se produjeron como consecuencia de la entrada en la atmósfera terrestre de un fragmento del cometa Encke a más de cien mil kilómetros por hora, ha informado Fundación Astrohita en nota de prensa.

En esta ocasión el impacto de la roca contra la atmósfera tuvo lugar a unos 113 kilómetros de altura sobre el oeste de la provincia de Albacete. La brusquedad de dicho impacto provocó que la roca se volviese incandescente, lo cual originó una gran bola de fuego que avanzó en dirección noreste, sobrevolando Albacete capital y continuando su marcha desde allí para finalizar a una altitud de unos 51 kilómetros, sobre el este de la provincia.

Fue precisamente sobre la vertical de Albacete capital cuando la roca incandescente procedente del cometa Encke explotó bruscamente, lo que provocó un gran incremento del brillo de la bola de fuego.

Los fragmentos desprendidos del cometa Encke son en su mayor parte más pequeños que un grano de arena y se cruzan con la órbita de la Tierra durante los meses de octubre y noviembre, produciendo a lo largo de ese periodo varias lluvias de estrellas conocidas como Táuridas.

Sin embargo, los fragmentos que causaron las bolas de fuego de la madrugada del 3 y del 4 de noviembre tuvieron un tamaño muy superior (casi 1 metro de diámetro), motivo por el que su brusco impacto contra la atmósfera produjo un fenómeno inusualmente brillante. Los astrónomos no descartan que fenómenos similares puedan producirse a lo largo de las próximas noches.

Una bola de fuego "más brillante que la Luna" convirtió "la noche en día" en el sureste de España

Sáb, 03/11/2018 - 22:44

EFE

Un fragmento del cometa Encke impactó la pasada madrugada contra la atmósfera y se pudo observar desde el sureste de España por su gran luminosidad, informa la Fundación Astrohita, que observó el fenómeno desde el complejo astronómico de La Hita, en Toledo.

El fenómeno se registró a las 0.46 horas de la madrugada del 3 de noviembre, cuando "una bola de fuego más brillante que la Luna llena sobrevoló el sur del país y su luminosidad fue tan inusualmente grande que en el sureste de España la noche se convirtió en día por un instante", ha destacado Astrohita.

A pesar de las nubes que cubrían parte del cielo, el fenómeno pudo ser registrado por los detectores que la Universidad de Huelva opera en el Complejo Astronómico de La Hita y en los observatorios astronómicos de La Sagra (Granada), Sierra Nevada (Granada) y Sevilla.

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto Smart, que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

El análisis realizado por el investigador responsable del citado proyecto, el profesor José María Madiedo, de la Universidad de Huelva, ha permitido establecer que la bola de fuego se produjo por la entrada en la atmósfera terrestre de un fragmento del cometa Encke a más de cien mil kilómetros por hora.

El impacto tuvo lugar a unos 122 kilómetros de altura sobre el mar Mediterráneo, frente a la costa de Almería, desde donde la bola de fuego avanzó en dirección noroeste, extinguiéndose a unos 63 kilómetros de altura sobre la vertical de la localidad de Pueblo Blanco (Almería).

Aunque las nubes cubrían buena parte del sur y centro del país, no impidieron que la bola de fuego pudiera ser vista desde más de 400 kilómetros de distancia, si bien amortiguaron bastante su brillo en algunas zonas.

Los fragmentos desprendidos del cometa Encke son en su mayor parte más pequeños que un grano de arena y se cruzan con la órbita de la Tierra durante los meses de octubre y noviembre, produciendo a lo largo de ese periodo varias lluvias de estrellas conocidas como Táuridas.

Sin embargo, el fragmento que causó la bola de fuego de la madrugada del 3 de noviembre tuvo un tamaño muy superior (casi 1 metro de diámetro), motivo por el que su brusco impacto contra la atmósfera produjo un fenómeno inusualmente brillante.

¿Qué es la Pequeña Nube de Magallanes y por qué se muere lentamente?

Mar, 30/10/2018 - 14:14

20MINUTOS.ES

  • Las galaxias que dejan de formar estrellas gradualmente se diluyen en el olvido.

La Pequeña Nube de Magallanes, una galaxia enana cercana a la Vía Láctea, muere lentamente por la pérdida gradual de su energía para formar estrellas, publica hoy un estudio de astrónomos australianos.

"Las galaxias que dejan de formar estrellas gradualmente se diluyen en el olvido. Es una suerte de muerte lenta de una galaxia que pierde todo su gas", dijo la líder de la investigación Naomi McClure-Griffits, de la Universidad Nacional Australiana (ANU).

Los científicos de la ANU, junto a sus colegas de la agencia gubernamental científica CSIRO, utilizaron el potente radiotelescopio SKA Pathfinder, conocido como ASKAP, para obtener imágenes tres veces más precisas que las tomadas anteriormente.

"Pudimos observar un escape de gas de hidrógeno de la Pequeña Nube de Magallanes", detalló McClure-Griffits, en un comunicado de la ANU.

La científica precisó que la pérdida de este gas, que es el principal elemento del Universo y es clave en las estrellas, implica que "la galaxia puede eventualmente dejar de ser capaces de formar nuevas estrellas".

La Pequeña Nube de Magallanes, es al igual que la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana y junto a su "pariente" se encuentran a 200.000 y 160.000 años luz, respectivamente, de la Vía Láctea

La astrónoma considera que este descubrimiento, que es parte de un proyecto que investiga la evolución de las galaxias, proporciona la primera medida de observación clara de la cantidad de masa que pierde una galaxia enana.

"El resultado es también importante porque proporciona una posible fuente de gas de la enorme Corriente de Magallanes que rodea a la Vía Láctea (...) En última instancia, es muy probable que la Pequeña Nube de Magallanes sea engullida por nuestra Vía Láctea", precisó.

Por su lado el investigador de CSIRO David McConnell dijo que el telescopio ASKAP, propiedad de la agencia gubernamental, era ideal para esta observación debido a sus recibidores de radio únicos que le dan una vista panorámica del cielo.

Por ello el telescopio pudo cubrir a toda la Pequeña Nube de Magallanes en una sola toma y fotografiar su gas de hidrógeno con un detalles sin precedentes.

En septiembre, científicos australianos del Centro Internacional de Investigación Radio Astronómica indicaron que las Nubes de Magallanes pudieron haber estado acompañadas por una tercera galaxia, que acabaron por engullir hace miles de años.

¿Existe un solo universo o muchos? La clave estaría en el Big Bang

Dom, 21/10/2018 - 20:59

EFE

Un equipo de físicos chilenos ha planteado que la clave para determinar si el universo es solo uno o existen muchos (multiversos) puede estar en la primera luz del cosmos, es decir, en el Big Bang, han informado los investigadores.

El resultado de la investigación, en la que participaron también científicos de la Universidad de Harvard, se publicó esta semana en la revista científica Physical Review Letters y toma como base el hecho de que el Big Bang marca el comienzo del universo, y que la prueba más fehaciente de su existencia es la Radiación Cósmica de Fondo (forma de radiación electromagnética descubierta en 1965, que llena el universo por completo).

Se trata de "la luz más antigua del universo, un hallazgo realizado hace décadas pero a partir del que aun estamos aprendiendo mucho", explicó Gonzalo Palma, académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, uno de los investigadores.

"Nuestras mejores teorías sugieren que el universo está constituido por muchos "universos pequeños", o "universos locales", cada uno con sus propias leyes de la física. Un escenario así nos indicaría que lo que hoy conocemos sería solo una pequeña burbuja de un vasto multiverso", precisó.

Qué pasó antes del Big Bang

Según Gonzalo Palma, también doctor en física teórica de la Universidad de Cambridge, se sabe que previo al Big Bang, el "universo debió experimentar una fase de expansión acelerada llamada inflación cósmica".

En ese período, el "cosmos tuvo que 'elegir' entre distintos caminos, por ejemplo, si contener electrones o no. Nuestro universo eligió un camino específico, pero otros pudieron tomar otras rutas", explicó.

Agregó que si se observa el Fondo Radiación Cósmica, se podría "reconstruir el momento en que nuestro universo 'decidió' ser como se ve hoy".

Dicha observación también puede "permitir tener la posibilidad de detectar partículas nunca antes observadas", como la materia oscura, "que también fue afectada por esta 'decisión", indicó.

Para Bruno Scheihing, otro de los investigadores, estudiante del Magister en Ciencias, mención Física, de la Universidad de Chile, "podría ser que haya una señal oculta en los confines del universo entregando información importante acerca de sus orígenes".

Gonzalo Palma envió un "dato" a los astrónomos: "Nuestro trabajo apuesta a que hay dos lugares donde se debe poner el ojo: la Radiación Cósmica de Fondo y la Estructura en Gran Escala de las galaxias", que es algo así como la red de galaxias del universo.

"Ahora la pelota está en la cancha de los astrofísicos, ya que serán ellos quienes deberán revisar los datos para obtener conclusiones nuevas, y de paso, proponer y diseñar futuros observatorios que busquen dichas señales", comentó.

Según Bruno Scheiling, hasta la aparición de este trabajo "no había una buena razón para buscar los patrones predichos, pues nunca antes se había hecho el cálculo que permite establecer su existencia".

Pero, a partir de ahora, "los grandes experimentos cosmológicos podrán refinar sus análisis de datos para ver si las señales predichas están ahí o no", indicó.
"Esas señales son muy esquivas, por lo que no será fácil descubrirlas, pero en las próximas décadas la situación podría cambiar", conjeturó.

Otro de los investigadores, Spyros Sypass, Investigador posdoctoral de la Universidad de Chile, reveló que ahora el equipo está desarrollando "nuevas técnicas matemáticas para realizar análisis de datos eficientes, que podrían ayudar con la detección de esos patrones".

Eso, subrayó, será importante para la fase de colección de datos en experimentos que el equipo tiene planificados para instrumentos instalados en el desierto de Atacama.

Los datos analizados en la investigación fueron proveídos por el satélite espacial Planck, de la Agencia Espacial Europea (ESA) y en la misma participó también Xingang Chen, profesor del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard.

Qué es el llamado 'triángulo de las Bermudas' del espacio

Sáb, 20/10/2018 - 07:55

20MINUTOS.ES

  • Este fenómeno se conoce como Anomalía del Atlántico Sur.
  • Algunos astronautas han llegado a experimentar "destellos de luz" al pasar por esta zona.
  • Todas las noticias sobre astronomía.

Uno de los fenómenos más extraños experimentado por algunos astronautas es la llamada Anomalía del Atlántico Sur, una depresión en el campo magnético de la Tierra ubicada sobre la mitad sur de ese océano y que afecta tanto a los satélites como a las naves, en ocasiones tripuladas, que se lanzan y orbitan en el espacio.

También llamada coloquialmente el 'triángulo de las Bermudas' espacial, esta anomalía no supone un riesgo para los habitantes de la Tierra, pero expone a las personas que lo atraviesan a altos niveles de radiación. De hecho, la Estación Espacial Internacional tuvo que ser blindada para evitar interferencias por parte de este fenómeno.

"Cerré los ojos y vi un gigantesco destello blanco y cegador ante mis ojos, no se escuchaba nada", cuenta el exastronauta de la NASA Terry Virts en declaraciones recogidas por la BBC. Virts experimentó esta anomalía en la quinta noche de su primer vuelo, una misión llevada a cabo en 2010 por el transbordador espacial Endeavour.

Los cinturones de Van Allen

Para saber en qué consiste la Anomalía del Atlántico Sur, primero hay que entender que la magnetosfera terrestre —el escudo protector que protege de las radiaciones del espacio— está envuelta en dos anillos, denominados cinturones de Van Allen, y que esta anomalía se encuentra a unos cientos de kilómetros de la superficie terrestre, en una región del cinturón interior.

Puesto que la Tierra no es una esfera perfecta, sus polos magnéticos tampoco están en línea con sus polos geográficos, se inclinan levemente, y lo mismo ocurre con los cinturones de Van Allen. La Anomalía del Atlántico Sur ocurre donde este cinturón de radiación está más próximo a la superficie terrestre.

Aunque no es peligroso para la Tierra, sí puede causar estragos en los satélites o en naves en órbita como la Estación Espacial Internacional (EEI). "Es un área bien conocida en la que todos los diferentes tipos de satélites, no solo la EEI, sino satélites de comunicación normales, tienen problemas", indica Terry Virts.

"Cada nave y satélite que se lanza al espacio tiene que evaluar cómo puede afectar esta anomalía a sus operaciones", apunta por otro lado a BBC Mundo Stephanie Schierholz, encargada de las comunicaciones de la NASA.

De hecho, la EEI mide constantemente el nivel de radiación y aquellos sistemas más importantes cuentan con un "escudo adicional" para que el trabajo de la estación no se vea afectado, ya que esta anomalía puede generar "problemas con los equipos electrónicos, como que los ordenadores se apaguen y se vuelvan a reiniciar o la pérdida de píxeles en los sensores de las cámaras".

Una manera de proteger las naves y a su tripulación es el agua, explica Terry Virts. "Son grandes bolsas de agua de 23 kilos" que crean el efecto de "paredes de agua", añade. A esto hay que sumar los "destellos de luz" experimentados por astronautas como Virts, si bien no tienen un efecto a largo plazo.

Asimismo, Virts señala uno de los retos a los que se enfrenta la exploración espacial en un futuro: "A medida que vamos más allá del Sistema Solar y nos alejamos de la tierra perdemos el control de una misión en caso de tener que prestar ayuda al instante. Los ordenadores necesitan mejorarse con inteligencia artificial, y cuanto más potentes sean, más susceptibles serán a los problemas de radiación", concluye.

El 'asteroide de la calavera' se acercará a la Tierra en Halloween

Mié, 10/10/2018 - 23:20

EUROPA PRESS / 20MINUTOS.ES

  • Tiene dos cráteres que parecen ojos en un cráneo.
  • Fue detectado por primera vez por la NASA en 2015.
  • Pasará a 40 millones de kilómetros de nuestro planeta.

Los aficionados a la astronomía que tengan también una inclinación por lo macabro estarán seguramente entusiasmados con el regreso de un asteroide que se asemeja a un cráneo, y que se acercará a la Tierra alrededor de Halloween, en la noche del 31 de octubre.

"Tiene dos depresiones que se podrían interpretar como ojos", explica Ruediger Jehn, del Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) en la ciudad alemana de Darmstadt, "pero hay mucha imaginación involucrada".

La NASA detectó el asteroide por primera vez en 2015, cuando pasó a menos de 500.000 kilómetros de la Tierra. Ya entonces se refirió a esta roca espacial señalando que era probablemente un cometa muerto que, "apropiadamente, se parece mucho a un cráneo".

Dead comet that will safely zip by Earth on Oct 31 looks eerie like a skull: https://t.co/8bq4UBrFO9 #HappyHalloween pic.twitter.com/gICZTSLcZr

— NASA (@NASA) 30 de octubre de 2015

El asteroide, denominado 2015 TB145, mide 600 metros de diámetro, con dos cráteres de 100 metros de ancho cada uno. No es una amenaza para la Tierra.

Esta vez, se espera que pase a una distancia de 40 millones de kilómetros, y solo se verá como un punto de luz incluso con un telescopio potente. "Pero todavía puede servir como base para que los fanáticos de la ciencia ficción se diviertan", reconoció Jehn, un experto de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El asteroide de la calavera, que tiene una órbita solar que dura poco más de tres años, tendrá su mayor aproximación a la Tierra el 7 de noviembre, dijo Sven Melchert, director de la organización de astrónomos aficionados alemanes.

El Telescopio de Vigilancia Panorámica y el Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) en Hawai, que detectó por primera vez el asteroide, descubre cada mes cerca de 100 nuevos objetos espaciales cercanos a la Tierra, dijo Jehn.

El telescopio espacial Hubble suspende sus operaciones por un fallo mecánico

Mar, 09/10/2018 - 02:05

EFE

El telescopio espacial Hubble, que lleva en órbita desde 1990, ha entrado en "modo seguro", lo que suspende temporalmente sus operaciones científicas, debido a un fallo mecánico en uno de los tres giroscopios que tenía activos, informó este lunes la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA).

"La NASA está trabajando para reanudar las operaciones científicas del telescopio espacial Hubble después de que la nave entrara en modo seguro este viernes, 6 de octubre", indicó la NASA en un comunicado.

"Las operaciones científicas de Hubble se han suspendido mientras NASA investiga la anomalía", añadió. No obstante, "los instrumentos de Hubble todavía están completamente operativos y se espera que produzcan excelentes hallazgos científicos durante años", agregó.

El "modo seguro" sitúa a la nave espacial en "una configuración estable" hasta que la NASA solucione el problema del giroscopio, uno de los aparatos usados para apuntar y estabilizar el telescopio, explicó la agencia.

Aunque suele usar tres giroscopios a la vez "para una eficacia máxima", Hubble está diseñado para poder seguir haciendo descubrimientos científicos con solo uno de esos artefactos, de acuerdo con la NASA.

Al final de su vida útil

De los seis giroscopios que se instalaron en la nave en 2009, dos de ellos ya se habían deteriorado hace tiempo, y otro de ellos falló este viernes. "Ese giroscopio llevaba más de un año mostrando señales de que se acercaba al final de su vida útil, y su fallo no fue inesperado", señala la nota.

Cuando, después de ese fallo, la NASA trató de activar uno de los giroscopios que la nave tiene incorporados como repuesto, éste se comportó de forma errática, según aseguró al diario The New York Times el director del Instituto de Ciencia Espacial Telescópica, que opera el Hubble desde Baltimore (Maryland), Ken Sembach.

Si la investigación que la NASA ha iniciado sobre la anomalía concluye que ese artefacto se puede reparar, "Hubble reanudará sus operaciones con su configuración estándar de tres giroscopios", apuntó la NASA.

Pero si se concluye que el giroscopio "no puede usarse, Hubble reanudará sus operaciones científicas en un modo 'reducido' que solo usa un giroscopio", aclaró la institución estadounidense.

Eso "ofrece menos cobertura del cielo", pero tiene "un impacto relativamente limitado en las capacidades científicas" del telescopio, según la agencia espacial.

Los dos giroscopios que aún funcionan "tienen mejoras técnicas, por lo que se espera que tengan vidas operativas significativamente más largas" que los deteriorados, puntualizó la NASA.

El Hubble, que ha aportado imágenes nunca vistas del espacio, tiene previsto alargar su misión al menos hasta 2021.

Señales de la 'Voyager 2' indican que podría estar saliendo del Sistema Solar

Mar, 09/10/2018 - 01:09

EUROPA PRESS

  • La NASA ha detectado un aumento en las mediciones de rayos cósmicos que impactan en la sonda.
  • Será, tras la 'Voyager 1', el segundo objeto fabricado por el hombre que abandona la heliosfera.

La sonda Voyager 2 de la NASA, actualmente en un viaje hacia el espacio interestelar, ha detectado un aumento en los rayos cósmicos que se originan fuera de nuestro sistema solar.

Lanzada en 1977, la Voyager 2 está a unos 17.700 millones de kilómetros de la Tierra, o más de 118 veces la distancia de la Tierra al Sol.

Desde 2007, la sonda ha estado viajando a través de la capa más externa de la heliosfera: la vasta burbuja que rodea el Sol y los planetas dominados por material solar y campos magnéticos. Los científicos del programa Voyager han estado observando a la nave espacial para llegar al límite exterior de la heliosfera, conocida como la heliopausa. Una vez que la Voyager 2 salga de la heliosfera, se convertirá en el segundo objeto creado por el hombre, después de la Voyager 1, en ingresar al espacio interestelar.

Según informa el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, desde finales de agosto, el instrumento del Subsistema de rayos cósmicos en la Voyager 2 ha medido alrededor de un 5% de aumento en la tasa de rayos cósmicos que impactan en la nave espacial en comparación con principios de agosto. El instrumento de partículas cargadas de baja energía de la sonda ha detectado un aumento similar en los rayos cósmicos de mayor energía.

Los rayos cósmicos son partículas de rápido movimiento que se originan fuera del sistema solar. Algunos de estos rayos cósmicos están bloqueados por la heliosfera, por lo que los planificadores de la misión esperan que la Voyager 2 mida un aumento en la tasa de rayos cósmicos a medida que se acerca y cruza el límite de la heliosfera.

El precedente de la 'Voyager 1'

En mayo de 2012, la Voyager 1 experimentó un aumento en la tasa de rayos cósmicos similar a la que está detectando la Voyager 2. Eso fue aproximadamente tres meses antes de que la Voyager 1 cruzara la heliopausa y entrara en el espacio interestelar.

Sin embargo, los miembros del equipo Voyager indicaron que el aumento de los rayos cósmicos no es una señal definitiva de que la sonda está a punto de cruzar la heliopausa. La Voyager 2 se encuentra en una ubicación diferente en la región exterior de la heliosfera que la Voyager 1, y las posibles diferencias en estas ubicaciones significan que la Voyager 2 puede experimentar una línea de tiempo de salida diferente a la de la Voyager 1.

El hecho de que la Voyager 2 pueda acercarse a la heliopausa seis años después de la Voyager 1 también es relevante, ya que la heliopausa se mueve hacia adentro y hacia afuera durante el ciclo de actividad de 11 años del Sol. La actividad solar se refiere a las emisiones del Sol, incluidas las erupciones solares y las erupciones de material llamado eyecciones de masa coronal. Durante el ciclo solar de 11 años, el Sol alcanza un nivel de actividad máximo y mínimo.

"Estamos viendo un cambio en el entorno de la Voyager 2, no hay duda al respecto", dijo el científico del proyecto de Voyager, Ed Stone, del Instituto de Tecnología de California, que participa en la misión. "Vamos a aprender mucho en los próximos meses, pero aún no sabemos cuándo llegaremos a la heliopausa. Todavía no hemos llegado a eso, eso es algo que puedo decir con confianza".

La imagen del primer aterrizaje de la historia en un asteroide

Dom, 23/09/2018 - 08:57

20MINUTOS.ES

La agencia espacial de Japón (JAXA) ha logrado que el 'rover' MINERVA-II1 aterrice con éxito sobre la superficie del asteroide Ryugu, todo un hito en la historia de la exploración espacial, ya que es la primera vez que un robot explorador recorre la superficie de un asteroide.

Tras su aterrizaje, la sonda espacial Hayabusa-2 ha enviado a la Tierra una serie de imágenes tomadas este fin de semana desde el asteroide rocoso y que han sido compartidas en Twitter. "Ambos rovers —1A y 1B— están en buenas condiciones", aseguró la agencia nipona en la red social.

This is a picture from MINERVA-II1. The color photo was captured by Rover-1A on September 21 around 13:08 JST, immediately after separation from the spacecraft. Hayabusa2 is top and Ryugu's surface is below. The image is blurred because the rover is spinning. #asteroidlanding pic.twitter.com/CeeI5ZjgmM

— HAYABUSA2@JAXA (@haya2e_jaxa) 22 de septiembre de 2018

Ryugu es una roca espacial de un kilómetro de ancho cuya baja gravedad permite recorrerlo capturando imágenes de su superficie. La nave Hayabusa-2, en la que viajaron los dos robots, alcanzó el asteroide el pasado mes de junio tras un viaje de tres años y medio desde la Tierra.

Photo taken by Rover-1B on Sept 21 at ~13:07 JST. It was captured just after separation from the spacecraft. Ryugu's surface is in the lower right. The misty top left region is due to the reflection of sunlight. 1B seems to rotate slowly after separation, minimising image blur. pic.twitter.com/P71gsC9VNI

— HAYABUSA2@JAXA (@haya2e_jaxa) 22 de septiembre de 2018

This dynamic photo was captured by Rover-1A on September 22 at around 11:44 JST. It was taken on Ryugu's surface during a hop. The left-half is the surface of Ryugu, while the white region on the right is due to sunlight. (Hayabusa2 Project) pic.twitter.com/IQLsFd4gJu

— HAYABUSA2@JAXA (@haya2e_jaxa) 22 de septiembre de 2018La importancia de esta misión espacial

MINERVA-II1 es el primer robot de exploración del mundo que logra aterrizar en la superficie de un asteroide y capturar además imágenes del mismo. Se trata de un paso más en la historia de la exploración espacial similar al que dio la nave Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) cuando su sonda Philae consiguió llegar al cometa helado 67P.

El estudio de asteroides, compuestos por materia primitiva del universo, es fundamental para arrojar luz sobre el origen y evolución de la Tierra y su sistema solar, de ahí la importancia de estas misiones.