MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

http://www.20minutos.es/minuteca/astronomia/

Distribuir contenido
Astronomía - Noticias, Fotos y Encuestas en 20minutos.es
Actualizado: hace 1 hora 49 mins

Nobel de Física a un 'historiador' del universo y a dos pioneros en la caza de exoplanetas

Mar, 08/10/2019 - 13:12

EFE

El astrofísico canadiense James Peebles y sus colegas suizos Michel Mayor y Didier Queloz lograron este martes el Nobel de Física por su contribución al entendimiento de la evolución del universo y el lugar de la Tierra en el Cosmos, informó la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

BREAKING NEWS:
The 2019 #NobelPrize in Physics has been awarded with one half to James Peebles “for theoretical discoveries in physical cosmology” and the other half jointly to Michel Mayor and Didier Queloz “for the discovery of an exoplanet orbiting a solar-type star.” pic.twitter.com/BwwMTwtRFv

— The Nobel Prize (@NobelPrize) 8 de octubre de 2019

Peebles ha sido premiado por sus descubrimientos teóricos en cosmología física, mientras que Mayor y Queloz por su hallazgo de un exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar.

Peebles es experto en cosmología, nacido en 1935 en Winnipeg (Canadá) y está adscrito a la Universidad de Princeton (EE UU). Mayor, nacido en 1942, ha compartido buena parte de su trabajo investigador con su colega y compatriota Queloz, nacido en 1966, y ambos trabajan en la Universidad de Ginebra.

El marco teórico desarrollado a lo largo de dos décadas por Peebles es la base de nuestra comprensión moderna de la historia del universo, desde el Big Bang hasta nuestros días, según el comité Nobel Mayor y Queloz, que han explorado la Vía Láctea en busca de mundos desconocidos, fueron los primeros en descubrir, en 1995, un planeta fuera de nuestro Sistema Solar, un exoplaneta, que orbitaba la estrella 51 Pegasi.

“My advice to young people entering science: you should do it for the love of science … You should enter science because you are fascinated by it”

- newly awarded laureate James Peebles speaking at today’s press conference announcing his #NobelPrize in Physics. pic.twitter.com/JaSM10glQT

— The Nobel Prize (@NobelPrize) 8 de octubre de 2019

Michel Mayor, awarded this year’s #NobelPrize in Physics, was born in 1942 in Lausanne, Switzerland.

He is a professor at the University of Geneva @UNIGEnews. pic.twitter.com/y7EhuUZs4r

— The Nobel Prize (@NobelPrize) 8 de octubre de 2019

2019 Physics Laureate Didier Queloz @DidierQueloz was born in 1966.

He is a professor at the University of Geneva @UNIGEnews and the University of Cambridge @cambridge_unihttps://t.co/2veh6D86hk#NobelPrize pic.twitter.com/N1ZvW2HBwF

— The Nobel Prize (@NobelPrize) 8 de octubre de 2019

Todos los premios llevan incluida una dotación económica, que este año asciende a 9 millones de coronas suecas (831.000 euros). En este caso, una mitad del premio irá para Peebles, mientras que Mayor y Queloz se repartirán la otra.

El galardón de Física sigue al de Medicina, que abrió este lunes la ronda de anuncios de la presente edición de estos prestigiosos premios, a los que se sumarán en los próximos días los de Química, de Literatura —por partida doble—, de la Paz y de Economía.

El de Medicina recayó en los estadounidenses William G. Kaelin y Gregg L. Semenza, así como el británico Peter J. Ratcliffe, por revelar la relación de las células con el oxígeno, lo que ha posibilitado nuevas estrategias para combatir la anemia y el cáncer.

Los premios son entregados el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo, para el de la Paz.

Este premio es el único que se falla y entrega fuera de Suecia, por deseo expreso de Nobel, ya que Noruega formaba parte del Reino de Suecia en su época.

Llegan las dracónidas, la primera lluvia de estrellas del otoño

Sáb, 05/10/2019 - 21:42

EFE

Como cada año, llega la primera lluvia de estrellas del otoño, las dracónidas. Los restos desprendidos del cometa 21P/Giacobini-Zinner podrán verse desde el domingo por la noche cuando penetren en la atmósfera en forma de estrellas fugaces.

Las dracónidas podrán observarse del 6 al 10 de este mes, aunque el día de mayor visibilidad será el próximo martes, cuando se prevé que los cielos estén poco nubosos o despejados en casi todo el país, con la excepción de Galicia y el Cantábrico, donde podría llover.

Las lluvias de estrellas se producen cuando la traza de partículas de polvo y rocas que dejan los cometas en su órbita alrededor del Sol entran en la atmósfera de la Tierra y se volatilizan produciendo un efecto luminoso: los meteoros.

En ese caso son los restos procedentes de 21P/Giacobini-Zinner, que cada seis años y medio, aproximadamente, completa una órbita alrededor del Sol.

En su recorrido deja una estela de polvo que con el tiempo forma una red de filamentos con los que la Tierra se encuentra todos los años a principios de octubre.

El nombre de dracónidas procede de la constelación de Draco, donde está el origen de sus trayectoria, aunque también se las conoce como giacobínidas, debido a Michel Giacobini (1873-1938), astrónomo francés, descubridor de su cometa.

Este otoño traerá otras dos lluvias de estrellas. La de las leónidas, cuyo máximo se dará hacia el 17 de noviembre y la de las gemínidas, que es la más intensa y que alcanzará su punto máximo hacia el 14 de diciembre.

Lo mejor para poder observar una lluvia de estrellas es situarse en un lugar al reparo de la contaminación lumínica, desde el que se pueda ver una buena porción del cielo y mirar sin telescopio ni binoculares, los cuales disminuyen en campo visual. Además hay que tener en cuenta las temperaturas nocturnas por si es necesaria ropa de abrigo.

Andrómeda se ha 'tragado' a otras galaxias más pequeñas... y está en vía de colisión con la Vía Láctea

Mié, 02/10/2019 - 20:29

EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

  • Dos científicos de la Universidad de Sydney hallan evidencias de antiguas galaxias engullidas por Andrómeda.
  • Prevén una colisión entre la Vía Lactea y Andrómeda dentro de aproximadamente 4.000 millones de años.

Científicos de la Universidad Nacional Australiana (ANU) han descubierto que la galaxia más próxima a la Vía Láctea, llamada Andrómeda, ha destruido numerosas galaxias menores en los últimos miles de millones de años. El estudio desarrollado en la Universidad de Sydney estuvo liderado por los expertos Dougal Mackey y Geraint Lewis.

Según los científicos, existen restos de antiguas galaxias que fueron engullidas por Andrómeda desde su formación hace 10.000 millones de años aproximadamente. Al rastrear los restos de las galaxias, los investigadores pudieron analizar como Andrómeda las atrajó para asimilarlas con el fin de comprender su forma de proceder. Otro estudio publicado en 2018 afirmaba que Andrómeda destruyó una galaxia masiva hermana de la Vía Láctea hace dos millones de años, por lo que el riesgo de que nuestra galaxia pueda ser engullida es significativo.

Dougal Mackey afirma que las previsones señalan una colisión entre la Vía Láctea y Andrómeda dentro de unos 4.000 millones de años, por lo que sus esfuerzos se centraran en "saber a que tipo de monstruo se enfrenta nuestra galaxia para descubrir el destino final de la Vía Láctea". En referencia a Andrómeda, Mackey añadió que "tiene un halo estelar mucho más grande y complejo que la Vía Láctea, lo que indica que ha canibalizado muchas galaxias, posiblemente más grandes que esta".

Tanto Mackey como Lewis coinciden en que el estudio aportará información muy útil sobre la creación y evolución de la Vía Láctea a lo largo de miles de millones de años, en palabras de Mackey: "comprender cómo se formaron y evolucionaron estos sistemas".

¿Y si llevasen observándonos miles de años con 'cuasisatélites'?

Sáb, 28/09/2019 - 08:12

20MINUTOS.ES

  • Un estudio apunta a estos cuerpos como el mejor lugar para instalar sondas alienígenas espía.

Un cuasisatélite es un tipo de roca espacial que traza una órbita estable alrededor de nuestro planeta. Por ahora se conoce la existencia de nueve de ellos, pero podrían ser más. Ahora, el investigador James Benford ha publicado en un artículo en The Astronomical Journal en el que apunta que estos cuerpos, oscuros y difíciles de estudiar, podrían ser perfectos para que inteligencias extraterrestres tuvieran vigilada a la Tierra, mediante sondas espía instaladas en ellos, observándonos desde hace miles de años, recoge ABC.

Estos cuasisatélites se acercan mucho a la Tierra una vez al año, mucho más cerca que cualquier otro cuerpo que no sea la Luna. Según Benford, tienen todos los recursos que podrían ser útiles para el espionaje extraterrestre: materiales, energía solar constante, un asentamiento firma y un lugar ideal para estar escondido.

Benford propone que estos cuerpos escasamente estudiados sean observados para ver si en ellos existe alguna sonda alienígena, que a su juicio podrían ser más antiguas que el propio ser humano. Benford bautiza como lurkers estas sondas, que según deben ser robóticas, como nuestras sondas Voyager.

Este investigador cree que algunas pueden ser antiguas que ya hayan agotado su fuente de energía, por lo que se trataría de artefactos de "arqueología extraterrestre".

Un candidato ideal para ser investigado es el cuasisatélite 2016 Ho3, que es el más pequeño, estable y cercano a la Tierra de los que se conocen. China ya ha mostrado su intención de sondearlo.

Descubren un exoplaneta gigante que desafía las teorías de los astrónomos

Vie, 27/09/2019 - 01:19

EFE

El descubrimiento de un inusual planeta extrasolar (exoplaneta) gigante que orbita alrededor de una estrella enana ha desafiado el modelo actual y la teoría que explica la formación de la mayoría de los planetas y podría arrojar luz sobre el origen y la evolución del Sistema Solar.

Un equipo internacional liderado por científicos españoles ha detectado el exoplaneta gigante gracias al instrumento "Cármenes" que opera desde el observatorio astronómico de Calar Alto (Almería), y en la investigación han sido decisivos los datos obtenidos y contrastados también por el Observatorio del Montsec (Lérida), el de Sierra Nevada (Granada) y el de El Teide (Tenerife).

El astrónomo Juan Carlos Morales, del Instituto de Ciencias del Espacio y del Instituto de Ciencias Espaciales de Cataluña, subrayó que conocer cómo se forman los planetas es "crucial" para explicar cómo se ha formado el Sistema Solar, cuál ha sido su evolución y qué papel juega cada planeta en ese sistema.

En declaraciones a Efe, Morales recordó que hasta hace 20 años "solo conocíamos los planetas del Sistema Solar", y precisó que descubrir y estudiar exoplanetas "nos permite desentrañar si la arquitectura de nuestro Sistema Solar es común en el Universo o no".

"Yendo un paso más allá, podemos intentar descubrir si el surgimiento de la vida también es común o se tienen que dar unas condiciones muy especiales", observó el investigador.

La investigación, cuyos resultados publica este jueves la revista Science, ha involucrado a centros de investigación de todo el mundo, entre ellos el Instituto de Ciencias del Espacio (IEE/CSIC); el Instituto de Ciencias Espaciales de Cataluña (IEEC); el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA/CSIC); el Centro de Astrobiología (CSIC/INTA); el Observatorio de Lund (Suecia) o el Instituto Max Planck alemán.

Una anomalía

El exoplaneta detectado por los investigadores es un gigante gaseoso, pero las teorías y los modelos actuales sobre la formación planetaria no contemplaban la presencia de este tipo de planetas orbitando alrededor de estrellas pequeñas, subraya el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Centro de Astrobiología.

Los investigadores han descubierto este anómalo sistema planetario (han confirmado ya la existencia de un planeta, pero podrían ser dos) en torno a la estrella "GJ 3512", una "enana roja" situada a 30 años luz de la Tierra, que llamó la atención de los científicos por su "extraño" comportamiento y porque los datos revelaban la presencia de un "compañero" (el nuevo exoplaneta).

Los datos revelan que la estrella es unas diez veces más pequeña que el Sol y similar a otras ya conocidas que "albergan" planetas de tipo terrestre, pero ninguna de ellas cuenta con planetas gigantes gaseosos como el que acaban de descubrir los científicos.

Algunas estrellas grandes, como el propio Sol, sí tienen planetas gigantes gaseosos, y las estrellas pequeñas (como GJ 3512) suelen tener planetas pequeños como Urano o como la Tierra, explica José Antonio Caballero, investigador del CAB y coautor del estudio.

"Nos ha roto todos los esquemas"

"El planeta gigante de esta estrella ha roto todos los esquemas existentes de formación de planetas y hay que encontrar nuevos modelos que le den una explicación", señala Caballero en una nota de prensa del CAB.

El modelo más aceptado sobre la formación de los planetas es el "modelo de acumulación del núcleo", que se consideraba suficiente para explicar la formación de planetas gaseosos como Júpiter o Saturno en el Sistema Solar, y otros gigantes también gaseosos descubiertos alrededor de otras estrellas, pero nunca tan pequeñas como ésta.

Esa teoría, parte de que los planetas gaseosos se forman a partir de núcleos rocosos que actúan como "semillas" y comienzan a acumular grandes cantidades de gas hasta alcanzar una masa gigante (como la de Júpiter, e incluso mayores), pero este modelo no sirve para explicar el nuevo descubrimiento.

"Hemos encontrado lo contrario, un planeta muy grande alrededor de una estrella muy pequeña; esto indica que pueden haber otras vías para formar planetas y apunta que puede haber una población de planetas alrededor de estrellas que hasta ahora no se tenía clara", precisó Morales.

El científico detalló que en esta investigación sugieren que el exoplaneta se formó mediante un proceso de "inestabilidad gravitacional".

Según informan el CSIC y el CAB, el nuevo descubrimiento explicaría —a diferencia del "modelo de acumulación del núcleo" que sustentaba hasta ahora la formación de la mayoría de los planetas— que los planetas gigantes gaseosos podrían formarse también directamente a partir de la auto-acumulación de gas y polvo, sin necesidad de un núcleo sólido que actúe como "semilla" de todo el proceso.

Detectan la estrella de neutrones más gigantesca del universo

Mar, 17/09/2019 - 04:14

EFE

  • Tiene 2,17 veces la masa del Sol en una esfera de tan solo 30 kilómetros.

Un grupo de científicos de Estados Unidos ha detectado una estrella de neutrones gigantesca, la mayor identificada hasta ahora en el universo, según revela un estudio publicado este lunes en la revista Nature.

La denominada estrella de neutrones nace en las últimas fases de una estrella gigante como resultado de una explosión de supernova y son los objetos considerados "normales" más densos del universo tal y como lo conocemos.

La citada investigación indica que los agujeros negros son técnicamente más densos pero se alejan de lo que se considera "normal".

Los científicos apuntan que si pusieran material de estrellas de neutrones en el tamaño de un azucarillo en forma de cubito, éste pesaría 100 millones de toneladas en la Tierra o el equivalente de toda la población humana.

Durante años, astrónomos y físicos se han formulado numerosos interrogantes sobre esos objetos y siguen sin hallar respuesta a muchos de los misterios que rodean su naturaleza.

"Núcleos atómicos gigantescos"

Para analizar las estrellas de neutrones, un grupo de astrónomos del Centro de Fronteras Físicas (NANO Grav) emplearon el llamado Telescopio del Banco Verde (GBT) de la Fundación Nacional de Ciencia (EE UU).

Los investigadores hallaron que un púlsar —una estrella de neutrones que emite radiación periódica— que rotaba rápidamente, llamado J0740+6620, es la estrella de neutrones gigante jamás medida, con 2,17 veces la masa del Sol en una esfera de tan solo 30 kilómetros.

"Las estrellas de neutrones son tan misteriosas como fascinantes", apuntó en el estudio Thankful Cromartie, el autor principal del estudio, de la Universidad de Virginia y predoctorando en el Observatorio de Astronomía de Charlottesville (Virginia, Estados Unidos).

Según ese experto, esos "objetos del tamaño de una ciudad son núcleos atómicos gigantescos".

Los púlsar rotan cientos de veces por segundo y los astrónomos pueden emplearlos como el equivalente cósmico de los relojes atómicos.

Esa precisión ayuda a los astrónomos a estudiar la naturaleza del tiempo en el espacio, medir la masa de los objetos estelares y mejorar su comprensión de la relatividad general.

Hallan una gran estructura cósmica, como un reloj de arena, en la Vía Láctea

Jue, 12/09/2019 - 06:55

EFE

  • Tiene una altura de varios años luz, según publica 'Nature'.

Cerca del centro de la Vía Láctea existe una de las mayores estructuras observadas en nuestra galaxia, con forma de dos enormes burbujas dispuestas como un reloj de arena y que tienen una altura de varios años luz, según publica la revista Nature.

Esa estructura es probablemente el resultado de un extraordinario estallido energético que se produjo hace varios millones de años cerca del agujero negro supermasivo que hay en el centro de la Vía Láctea (a unos 25.000 años de luz de la Tierra), según el equipo de astrónomos de 15 instituciones que firma el estudio.

El centro de la Vía Láctea "es relativamente tranquilo si se compara con el de otras galaxias que tiene agujeros negros muy activos", señaló el primer firmante del estudio, Ian Heywood, de la Universidad de Oxford.

De todas maneras, ese agujero negro puede, de tanto en tanto, volverse anormalmente activo y estallar al devorar de forma periódica grandes masas de polvo y gas, por lo que los expertos consideran posible que una de esas fases de gran actividad desencadenara poderosos estallidos que inflaron esa estructura nunca vista antes.

Ambas burbujas son casi idénticas en extensión y morfología y los expertos creen que han encontrado evidencias convincentes de que se formaron a partir de una violenta erupción que en un corto periodo de tiempo perforó en direcciones opuesta el medio interestelar.

Esa estructura fue detectadas con el nuevo radiotelescopio MeerKAT, del Observatorio de Radioastronomía de Sudáfrica (SARAO, por sus siglas en inglés) en Ciudad del Cabo.

El evento explosivo se produjo cerca del agujero negro hace unos pocos millones de años, lo que lanzó un "viento" energético de electrones que al traspasar el campo magnético que permea la galaxia emite ondas de radio que son las que detectó MeerKAT, indicó a Efe el científico jefe de SARAO, Fernando Camilo, uno de los firmantes del estudio.  

"Estas enormes burbujas -señaló- han estado hasta ahora ocultas por el resplandor de la emisión de radio extremadamente brillante desde el centro de la galaxia". 

Un ambiente con muchos secretos

El ambiente de la zona que rodea el agujero negro del centro de nuestra galaxia guarda muchos secretos y Farhad Yusef-Zadeh de la Universidad del Noroeste (Illinois, Estados Unidos), autor principal del texto, ha dedicado su carrera a estudiar los procesos físicos que de producen en él.

A comienzos de los años ochenta, este experto descubrió que en el centro de la Vía Láctea, hay unos filamentos magnéticos de años luz de largo cuyo origen sigue siendo un misterio.

Los astrofísicos también han descubierto ahora que en el interior de las burbujas no solo hay gas caliente, sino que además la gran mayoría de esos filamentos o "chimeneas" magnéticos se encuentran dentro de ellas.

Camilo indicó que unir todos los datos disponibles debería permitir "tener una comprensión más completa de este fenómeno (...) y del ciclo de vida de nuestra galaxia".

El radiotelescopio MeerKAT tiene una sensibilidad y capacidades de imagen sin precedentes que, junto con su posición geográfica privilegiada para observar el centro galáctico.  

El jefe de Astrofísica de la Universidad de Oxford, Steve Balbus, destacó que es "tremendamente emocionante poder observar el centro de la galaxia con tanta definición y precisión. Este es el agujero negro supermasivo más cercano a nosotros en el Universo, y MeerKAT nos ha proporcionado asientos centrales en primera fila".

Por eso, consideró que van a aprender "muchísimo sobre cómo se alimentan los agujeros negros y cómo influyen en su entorno.

¿Cuál es el tamaño mínimo para que un planeta pueda albergar vida?

Mié, 11/09/2019 - 16:57

EUROPA PRESS

Científicos de Harvard han demostrado un tamaño crítico por debajo del cual un planeta nunca puede ser habitable, aunque se encuentre en la zona con una distancia a su estrella que permita el agua líquida. Los investigadores encontraron que el tamaño crítico es aproximadamente el 2,7% de la masa de la Tierra.

Si un cuerpo posee una masa inferior a esta cantidad, su atmósfera escapará antes de que tenga la oportunidad de desarrollar agua líquida superficial, similar a lo que sucede con los cometas. En el caso de la luna, por ejemplo, este porcentaje es del 1,2%, mientras que para Mercurio es del 5,53%.

Los investigadores también pudieron estimar las zonas habitables de estos pequeños planetas alrededor de ciertas estrellas. Se modelaron escenarios para dos clases diferentes de estos astros luminosos: tipo G, como nuestro propio Sol, y tipo M, inspirada en una enana roja en la constelación de Leo.

Efecto invernadero desbocado

Este efecto invernadero desbocado, que produce la ausencia de agua en el planeta, ocurre cuando la atmósfera absorbe más calor del que puede irradiar hacia el espacio, lo que evita que el astro se enfríe y provoca un calentamiento imparable que, finalmente, convierte los océanos en vapor.

Sin embargo, algo importante sucede cuando los planetas disminuyen de tamaño: a medida que se calientan, sus atmósferas se expanden hacia afuera y se vuelven cada vez más grandes en relación con el tamaño del astro.

Estas grandes atmósferas aumentan tanto la absorción como la radiación del calor, lo que permite mantener mejor una temperatura estable. Los investigadores encontraron que la expansión atmosférica evita que los planetas de baja gravedad experimenten un efecto invernadero desbocado, lo que les permite conservar el agua líquida en la superficie mientras orbitan más cerca de sus estrellas.

Sin embargo, cuando los planetas se vuelven demasiado pequeños, pierden sus atmósferas por completo y el agua superficial líquida se congela o se vaporiza. Los investigadores demostraron que existe un tamaño crítico por debajo del cual nunca puede ser habitable, lo que significa que la zona donde puede haber vida está limitada no solo en el espacio, sino también en el tamaño del planeta.

Solución a uno de los misterios del Sistema Solar

Los científicos resolvieron con este estudio otro viejo misterio del Sistema Solar. Durante mucho tiempo, los astrónomos se han preguntado si las lunas heladas de Júpiter -Europa, Ganímedes y Calisto- serían habitables si aumentara la radiación del sol. Según esta investigación, estos satélites son demasiado pequeños para mantener el agua líquida superficial, incluso si estuvieran más cerca del sol.

"Los mundos de agua de baja masa son una posibilidad fascinante en la búsqueda de vida, y este artículo muestra cuán diferente es su comportamiento en comparación con los planetas similares a la Tierra", ha afirmado Robin Wordsworth, profesor asociado de ciencias e ingeniería ambiental y autor principal del estudio.

"Una vez que las observaciones para esta clase de objetos sean posibles, será emocionante intentar probar estas predicciones directamente", ha agregado en un comunicado.

Así fue el último día de los dinosaurios: "Se achicharraron y luego se congelaron"

Lun, 09/09/2019 - 20:31

EFE

Hace 65 millones de años, una enorme roca de diez kilómetros impactó contra la Tierra y desencadenó la quinta extinción masiva. Ese día, el último de los dinosaurios y el primero de una nueva era dominada por los mamíferos -y por el hombre-, ha sido reconstruido en un estudio que se publica este lunes en la revista Pnas.

La investigación, liderada por científicos del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (Estados Unidos), se basa en el análisis de las muestras de rocas extraídas de la "zona cero" del impacto, el cráter Chicxulub, de la península de Yucatán (México).

El estudio, en el que han participado investigadores del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), reconstruye los procesos geológicos, químicos y biológicos generados por el impacto del asteroide que cayó sobre la Tierra con una potencia equivalente a diez mil millones de bombas atómicas como la de Hiroshima.

En un primer momento, la explosión quemó la vegetación que había en varios miles de kilómetros a la redonda y desencadenó un tsunami gigante que arrastró sedimentos hasta el interior de Norteamérica -más de 2.000 kilómetros tierra adentro- pero lo peor vino después.

El impacto liberó tanto azufre a la atmósfera que bloqueó la luz solar y causó un enfriamiento global que acabó con los dinosaurios y con el 75% de las formas de vida del planeta.

Un infierno local

Fue un infierno local de corta duración, seguido de un largo periodo de enfriamiento global: los dinosaurios "se achicharraron y luego se congelaron", aunque "no todos murieron ese día", resume Sean Gulick, profesor de investigación en el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas y autor principal del estudio.

Los análisis indican que la mayor parte del material que rellenó el cráter en las horas posteriores al impacto se originó en el mismo lugar del choque o fue arrastrado por el agua del océano que fluyó de nuevo hacia el cráter desde el Golfo de México circundante.

En un solo día se depositaron unos 130 metros de material, una tasa de acumulación vertiginosa que se encuentra entre las más altas jamás encontradas en el registro geológico y que ha permitido reconstruir los sucesos que tuvieron lugar dentro y fuera del cráter desde el momento del impacto hasta varias horas después.

Jens Ormö, investigador del Centro de Astrobiología y coautor del estudio, analizó las muestras para tratar de determinar cómo había sido transportado y depositado el material acumulado en el lugar del impacto -y a veces también su procedencia-, algo esencial para entender la cantidad de agua que fluía en el cráter y los procesos que ocurrieron cuando se estaba llenando.

"Los sedimentos revelan enormes energías de transporte que son mucho más grandes que cualquier otra inundación catastrófica conocida en el planeta. El agua densa y llena de escombros se movía con velocidades que equivalían a la velocidad del viento de los huracanes", detalla Ormö.

El azufre, "el verdadero asesino"

Pero quizá el hallazgo más importante de la investigación está relacionado con el azufre, el elemento químico que originó el enfriamiento global y el cambio climático que causó la extinción masiva; "el verdadero asesino", según Gulick.

Los análisis de las muestras de roca desvelan que el impacto del asteroide vaporizó, al menos, 325.000 millones de toneladas métricas de minerales ricos en azufre presentes en el lugar del impacto, suficiente para hacer que la luz solar se volviera opaca y provocar un drástico enfriamiento en toda la Tierra.

La cantidad de azufre que se liberó ese día a la atmósfera es unas 10.000 veces superior a la que expulsó el volcán indonesio de Krakatoa en 1883, que provocó un descenso promedio de 2,2 grados en la temperatura global durante cinco años.

Para Ormö, "todo lo que se puede deducir de los sedimentos depositados en esos primeros instantes permite saber cómo fue el primer día del Cenozoico, el primer día de una nueva era dominada por los mamíferos y eventualmente por nuestra propia especie. Una especie que ahora, por otras causas, como la contaminación masiva de los océanos y de la atmósfera, ha iniciado la sexta y última de las extinciones masivas. Tal vez todavía estamos a tiempo de aprender algo del pasado".

Todos los cometas del Sistema Solar pueden proceder del mismo lugar

Lun, 09/09/2019 - 18:04

EUROPA PRESS

Modelos químicos aplicados a 14 cometas conocidos revelan un patrón claro de que todos estos objetos podrían compartir su lugar de nacimiento, según un nuevo estudio que será publicado en la revista Astronomy & Astrophysics.

El estudio, dirigido por el astrónomo de la Universidad de Leiden Christian Eistrup, desarrolló modelos para predecir la composición química de los discos protoplanetarios, discos planos de gas y polvo que abarcan estrellas jóvenes. Comprender estos discos puede dar una idea de cómo se forman las estrellas y los planetas. Convenientemente, estos modelos de Leiden resultaron ser útiles para aprender sobre los cometas y sus orígenes.

"Pensé que sería interesante comparar nuestros modelos químicos con datos publicados sobre cometas", dice el astrónomo. "Hicimos algunas estadísticas para determinar si hubo un momento o lugar especial en nuestro joven sistema solar, donde nuestros modelos químicos cumplen con los datos de los cometas". Este pasó a ser el caso, y en una medida sorprendente. Donde los investigadores esperaban que varios cometas compartieran similitudes, resultó que los catorce cometas mostraron la misma tendencia. "Había un modelo único que se ajustaba mejor a cada cometa, lo que indicaba que compartían su origen".

Y ese origen está en algún lugar cercano a nuestro joven Sol, cuando todavía estaba rodeado por un disco protoplanetario y nuestros planetas todavía se estaban formando. El modelo sugiere una zona alrededor del Sol, dentro del rango donde el monóxido de carbono se convierte en hielo, relativamente lejos del núcleo del joven Sol. "En estos lugares, la temperatura varía de 21 a 28 Kelvin, que es alrededor de menos 250 grados Celsius. Eso es muy frío, tan frío que casi todas las moléculas que conocemos son hielo".

"De nuestros modelos, sabemos que hay algunas reacciones que tienen lugar en la fase de hielo, aunque muy lentamente, en un marco de tiempo de 100.000 a un millón de años. Pero eso podría explicar por qué hay diferentes cometas con diferentes composiciones", añade.

Pero si los cometas provienen del mismo lugar, ¿cómo terminan en diferentes lugares y órbitas en nuestro sistema solar? "Aunque ahora creemos que se formaron en lugares similares alrededor del joven Sol, las órbitas de algunos de estos cometas podrían verse alteradas, por ejemplo, por Júpiter, lo que explica las diferentes órbitas".

Plutón es un planeta, según el polémico director de la NASA: "Es lo que aprendí en la escuela"

Lun, 02/09/2019 - 16:31

20MINUTOS.ES

El próximo sábado se cumplirán 13 años desde que Plutón dejó de ser un planeta. El astro es, desde 2006, un planeta enano por no cumplir con todas las características necesarias para esta categoría.

Para ser considerado un planeta debe ser un cuerpo celeste redondo, girar alrededor del Sol y tener su entorno despejado de otras rocas. Por este último motivo, la Unión Astronómica Internacional degradó su estatus, ya que tiene muchos astros orbitando cerca.

Sin embargo, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, no está conforme con esta categorización: "Solo para que sepan mi punto de vista, Plutón es un planeta. Pueden publicar que el director de la NASA considera que Plutón es un planeta de nuevo. Mantengo mi posición, es la forma en que lo aprendí en la escuela".

My favorite soundbyte of the day that probably won't make it to TV. It came from NASA Administrator Jim Bridenstine. As a Pluto Supporter, I really appreciated this. #9wx #PlutoLoversRejoice @JimBridenstine pic.twitter.com/NdfQWW5PSZ

— Cory Reppenhagen (@CReppWx) August 23, 2019

Muchos son los que apoyan al director de la NASA, como Brian May, integrante de Queen. El famoso guitarrista está doctorado en astrofísica y, el pasado miércoles, aprovechando las declaraciones de Bridenstine, publicó su opinión al respecto en su cuenta de Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Well, not that I have any authority... but, for what it’s worth, I strongly agree. Pluto was discovered and named as a planet a while before I was born. At that time it was generally instinctively understood that a Planet was one of a family of roughly spherical objects that orbited the Sun (rather than orbiting something else). So, to me, Pluto is a classical PLANET. End of story. We can easily choose to make Pluto the outer edge of the classical planet zone, in which case we’ll end up with 9 planets and an ever-increasing number of Kuiper Belt Objects great and small, as they are discovered. Anybody like my definition ? It would have saved a lot of trouble 10 years ago !! Incidentally, the origins of the word planet are no help at all. The word simply means “wandering star” from the Greek, as I understand it, although Greek is not my strong point !

Así es cómo un extraterrestre puede estar viendo la Tierra ahora mismo

Sáb, 24/08/2019 - 17:35

EP

Astrónomos estadounidenses han simulado el aspecto que nuestro planeta Tierra tendría para supuestos observadores ubicados a muchos años luz de distancia.

Con el objetivo de mejorar la búsqueda de exoplanetas distantes rocosos y con agua líquida, un equipo liderado por Siteng Fan del Instituto de Tecnología de California (Caltech) utilizó para su simulación unas 10.000 imágenes del DSCVR (Deep Space Climate Observatory) de la NASA que apuntan al lado del día de la Tierra. Las imágenes utilizadas muestran nuestro planeta en 10 longitudes de onda diferentes cada una o dos horas de 2016 a 2017.

El estudio, aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal Letters, está ya disponible en arXiv.

Para simular la vista de un astrónomo alienígena distante, los investigadores redujeron todas las imágenes a un nivel de brillo en cada longitud de onda y, por lo tanto, gradualmente recibieron 10 curvas de luz, que un observador distante podría ver, incluso si viera la Tierra como un exoplaneta durante dos años.

Una evaluación de las curvas así generadas en comparación con las imágenes originales respectivas mostró qué parámetros de las curvas de luz corresponden a las masas de tierra y las nubes en las imágenes. Sobre la base de esta relación, los investigadores eligieron los parámetros que más probablemente coincidan con las áreas terrestres, y luego calcularon una vista de rotación de la tierra de 24 horas, que finalmente tradujeron a una vista de mapa.

Las líneas negras en este mapa son promedios y pueden entenderse como costas promediadas. De hecho, también describen a grandes rasgos los contornos de África, Asia y los continentes americanos.

Elon Musk habla del 'Dios del caos' y muestra su miedo a que un asteroide impacte contra la Tierra

Mié, 21/08/2019 - 19:39

20MINUTOS.ES

El controvertido magnate sudafricano Elon Musk, fundador de Tesla, ha vuelto a sembrar la polémica con sus comentarios en las redes sociales y lo ha hecho al manifestar su preocupación por la falta de defensa de la Tierra ante el posible impacto de un asteroide contra el planeta.

En su perfil de Twitter, Musk se ha referido al asteroide conocido como el 'Dios del caos', que podría provocar una catástrofe mundial dentro de una década al chocar contra la Tierra, según ha anunciado la NASA. Aunque el empresario ha dicho no estar preocupado por este cuerpo celeste en concreto, sí ha mostrado su desasosiego por la falta de protección del Globo en este sentido.

En referencia al 'Dios del caos' ha escrito: "¡Gran nombre! Yo no me preocuparía por este (asteroide), pero una gran roca acabará golpeando a la Tierra y actualmente no tenemos defensa".

Great name! Wouldn’t worry about this particular one, but a big rock will hit Earth eventually & we currently have no defense. https://t.co/XhY8uoNNax

— Elon Musk (@elonmusk) August 18, 2019Probabilidad de 1 entre 100.000

Con 340 metros de ancho, este cuerpo celeste pasará a tan solo 31.000 kilómetros de la superficie del planeta y podría provocar un impacto 15.000 veces superior al de la bomba de Hisoshima.

A pesar de que algunos internautas ya han comenzado a expresar su intranqulidad por un hipotético fin del mundo, la NASA ha asegurado que el asteroide no causará daños a la Tierra y la probabilidad de que se produzca una colisión es de 1 entre 100.000.

It may be a decade away, but scientists are marking their calendars for an asteroid flyby in 2029. This 340-meter-wide asteroid called 99942 Apophis will cruise harmlessly by Earth, about 19,000 miles above the surface. See why it's exciting scientists: https://t.co/MKZu3Of4zr pic.twitter.com/iZuCG4fMJr

— NASA (@NASA) May 2, 2019"Una gran oportunidad para la ciencia"

El 'Dios del caos', también conocido como asteroide 99942 Apophis, fue descubierto en 2004 por los astrónomos del Kitt Peak National Observatory y será el primero en poder ser contemplado a simple vista desde la Tierra.

Además, aunque la noticia ha desatado la preocupación de la ciudadanía, los expertos consideran la cercanía del asteroide "una gran oportunidad para la ciencia", que podrá estudiarlo con detalle, según Jillian Scudder, del Oberlin College and Conservatory.

Desde que fue descubierto, los científicos lo han analizdo en profundidad y han creado simulaciones de los efectos de un hipotético colapso en la Tierra, que ocurriría a una velocidad de 19 kilómetros por segundo.

Júpiter sufrió la colisión frontal de un planeta masivo hace 4.500 millones de años

Lun, 19/08/2019 - 09:17

EUROPA PRESS

  • El impacto planetario puede explicar las lecturas sobre el campo gravitacional de Júpiter.

Datos de la misión Juno de la NASA sugieren que Júpiter fue sacudido en su núcleo por una colosal colisión frontal hace 4.500 millones de años con un planeta diez veces más masivo que la Tierra.

Según un nuevo estudio esta semana en la revista Nature, el escenario de impacto planetario puede explicar lecturas sorprendentes sobre el campo gravitacional de Júpiter que Juno ha hecho desde que llegó al planeta más grande del sistema solar en 2016. Los investigadores realizaron miles de simulaciones por computadora para el estudio y encontraron que el escenario de impacto frontal explicaba mejor las lecturas gravitacionales de Juno.

"Hemos estado estudiando los planetas gigantes, particularmente Júpiter y Saturno, desde la época de Galileo, pero aún no sabemos exactamente cómo se formaron", dijo la astrónoma y coautora del estudio de la Universidad de Rice, Andrea Isella.

Isella dijo que algunas teorías sugieren que Júpiter comenzó como un planeta denso y rocoso que luego reunió su espesa atmósfera del disco primordial de gas y polvo que dio a luz a nuestro sol. Otras teorías tienen a Júpiter formándose a partir del colapso gravitacional de una parte del disco.

En ese caso, el núcleo de Júpiter no habría sido denso y rocoso desde el principio, sino que se habría vuelto cada vez más denso a medida que la gravedad arrastrara el hierro y otros elementos pesados hacia el centro del planeta.

Todo lo que se sabe de 'Wow!', la señal extraterrestre más enigmática

Vie, 16/08/2019 - 14:28

EUROPA PRESS

  • Se cumplen 42 años desde que el astrónomo Jerry Ehman la captara.

La historia detrás de la famosa señal extraterreste conocida por la exclamación 'Wow!' tiene una cualidad misteriosa que ha inspirado un sinnúmero de encuentros con extraterrestres en la ciencia ficción.

Sin embargo, su autenticidad como procedente de una 'inteligencia extraterrestre' ha sido cuestionada desde aquella noche el 15 de agosto de 1977 a 03.16 GMT, cuando el astrónomo Jerry Ehman usaba el gran radiotelescopio de la Universidad Estatal de Ohio para barrer los cielos en busca de señales que se pudieran haber originado en una civilización extraterrestre.

Esa noche, Ehman encontró algo. Y desde esa noche, los astrónomos han estado tratando de averiguar lo que significa. Mientras apuntaba en la dirección de tres sistemas estelares llamados Chi Sagittarii, en la constelación de Sagitario, el radiotelescopio detectó una ráfaga de ondas de radio de 72 segundos, una señal mucho más fuerte que el ruido de fondo. En la impresión del ordenador del observatorio, Ehman glosó el registro de la explosión con la anotación 'Wow!'.

Este entusiasmo no era una exageración, era el tipo de señal que estaba buscando, el tipo de señal que los astrónomos creen que una civilización extraterrestre tecnológicamente capaz produciría.

La impresión del 'Big Ear', el sobrenombre del radiotelescopio de la Universidad Estatal de Ohio, contiene un montón de números y letras al azar, aparentemente, pero Ehman acotó con un bolígrafo rojo un racimo de dígitos "6EQUJ5" con otros círculos en torno a un "6" y "7" en columnas separadas.

Este código particular primero utiliza los números 1-9 y luego el alfabeto de la A-Z para denotar intensidad de la señal. Como sugiere el estallido, la intensidad de la señal alcanzó "6" y luego estalló a través de las letras alcanzando un pico de "U" antes volver de nuevo en la escala numérica al "5." Hubo entonces una ligera onda de salida de la señal principal (rodeados con un círculo el "6" y "7").

Sin embargo, desde ese día en 1977, una detección de una señal de esa fortaleza no se ha repetido. Incluso después de que el Instituto SETI se fundara en 1984, y se realizasen innumerables esfuerzos para encontrar otro estallido de señal de radio similar, los astrónomos se han enfrentado con el silencio en el cosmos; un problema que sólo ha servido para intensificar el malestar de la Paradoja de Fermi.

Escéptico con que la señal se originase en una distante civilización avanzada, el propio Ehman declaró recientemente que podría estar relacionada con una misteriosa ráfaga FRB (Fast Radio Burst). El astrónomo Antonio Paris, del Colegio de San Petersburgo en Florida, sostiene que el origen de la señal pudo ser un cometa no catalogado.

Astrónomos observan un misterioso resplandor en el agujero negro central de la Vía Láctea

Mié, 14/08/2019 - 11:09

EUROPA PRESS

  • "El agujero negro era tan brillante que al principio lo confundí con la estrella S0-2", ha dicho Tuan Do, de la UCLA.
  • Los agujeros negros en sí mismos no emiten ninguna radiación que nuestros instrumentos actuales puedan detectar.

Astrónomos han observado que el normalmente tranquilo agujero negro en el centro de la Vía Láctea, se hizo 75 veces más brillante de forma repentina durante más de dos horas, una variabilidad sin precedentes.

Tuan Do, de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles) y su equipo tomaron observaciones del centro galáctico utilizando el Observatorio WM Keck en Hawai durante cuatro noches a principios de este año. El extraño brillo se observó el 13 de mayo, y el equipo logró capturarlo en un lapso de tiempo, dos horas y media condensadas en unos pocos segundos. Es el destello más brillante visto en Sagitario A* en longitudes de onda de infrarrojo cercano.

"El agujero negro era tan brillante que al principio lo confundí con la estrella S0-2, porque nunca había visto a Sgr A* tan brillante. Sin embargo, en los siguientes cuadros, estaba claro que la fuente era variable y tenía que ser el agujero negro. Supe casi de inmediato que probablemente algo interesante estaba sucediendo con el agujero negro", declaró Do a 'Science Alert'.

En su cuenta de Twitter ('https://twitter.com/quantumpenguin'), el astrónomo ha publicado el lapso de tiempo. El punto brillante justo al comienzo del video es el polvo y el gas que se arremolinan alrededor de Sagitario A*. Los agujeros negros en sí mismos no emiten ninguna radiación que nuestros instrumentos actuales puedan detectar, pero las cosas cercanas lo hacen cuando las fuerzas gravitacionales del agujero negro generan una fricción inmensa, que a su vez produce radiación.

Cuando se ve esa radiación con un telescopio usando el rango infrarrojo, se traduce como brillo. Normalmente, el brillo de Sagitario A* parpadea un poco como una vela, variando de minutos a horas. Pero cuando los alrededores de un agujero negro brillan tan intensamente, es una señal de que algo puede haberse acercado lo suficiente como para ser atrapado por su gravedad.

El primer cuadro, tomado justo al comienzo de la observación, es el más brillante, lo que significa que Sgr A* podría haber sido aún más brillante antes de comenzar a observar, dijo Do. Pero nadie sabía que algo se estaba acercando lo suficiente como para ser tragado por el agujero negro.

El equipo está reuniendo datos para tratar de saberlo, pero hay dos posibilidades inmediatas. Uno es G2, un objeto que se cree que es una nube de gas que se acercó dentro de las 36 horas luz de Sgr A* en 2014. Si se tratara de una nube de gas, esta proximidad debería haberlo hecho pedazos, y partes de él devoradas por el negro agujero, sin embargo, no pasó nada.

El sobrevuelo más tarde se denominó "chispa cósmica", pero los investigadores creen que el espectáculo de fuegos artificiales de mayo del agujero negro pudo haber sido una reacción tardía.

El vídeo presenta además punto brillante a las 11 en punto del agujero negro. Esa es S0-2, una estrella en una órbita elíptica larga, en bucle, de 16 años alrededor de Sagitario A*. El año pasado, hizo su aproximación más cercana, llegando a 17 horas luz del agujero negro.

"Una de las posibilidades", dijo Do 'Science Alert', "es que la estrella S0-2, cuando pasó cerca del agujero negro el año pasado, cambió la forma en que el gas fluye hacia el agujero negro, por lo que cae más gas sobre ella, llevándolo a ser más variable".

La única forma de averiguarlo es tener más datos. Actualmente se están recolectando, en un rango más amplio de longitudes de onda. Se realizarán más observaciones en las próximas semanas con el Observatorio Keck en tierra antes de que el centro galáctico ya no sea visible por la noche desde la Tierra.

El artículo ha sido aceptado en 'The Astrophysical Journal Letters' y está disponible en arXiv.

Perseidas 2019: cómo ver la popular lluvia de estrellas pese a ser un mal año

Lun, 12/08/2019 - 14:21

MARÍA MÁRQUEZ / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

Mediados de agosto se acerca y, como cada año, los amantes de la astronomía tienen una cita imprescindible: las Perseidas. En 2019, el pico se producirá en la noche del 12 al 13 de agosto. Pero, ¿conoces todo sobre este fenómeno? Origen, características y consejos para disfrutar de una de las lluvias de estrellas más popular (pese a que no es un buen año para verlas).

¿Cuándo se producirán?

Las Perseidas tienen lugar entre el 17 de julio y el 24 de agosto. En Europa, la máxima actividad de esta lluvia de estrellas se produce en las noches del 11 al 12 y del 12 al 13 de agosto. Son visibles desde todo el hemisferio norte del planeta.

"Es un mal año para verlas", explica a 20minutos.es Miquel Serra-Ricart, astrónomo del IAC. El motivo es que habrá una Luna casi llena que dificultará la observación de los meteoros más débiles. No obstante, el mejor momento para la observación será la madrugada del día 13 de agosto justo antes del amanecer y con la Luna ya puesta, sobre las 6:58 horas.

Consejos para verlas mejor

Serra-Ricart aconseja "un lugar donde esté oscuro y haya horizonte, que no sea muy montañoso para tener más visión del cielo". El astrónomo insiste en que es importante que no haya contaminación lumínica ni nubes. "Eso sí, que la gente no se piense que va a salir a la calle y va a ver fuegos artificiales. Cada cinco minutos se pueden ver unas dos estrellas fugaces", relata Serra-Ricart.

Si no puede disfrutar de ellas a cielo abierto, el evento será retransmitido en directo desde el Observatorio de Oukaimeden (Marruecos), a través del canal sky-live.tv, con la colaboración del proyecto europeo STARS4ALL y del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Además, a través del proyecto de ciencia ciudadana 'Contadores de estrellas', cualquier persona podrá participar en el conteo. Por último, aunque las lluvias de estrellas se asocian a la noche, es un fenómeno que ocurre también durante el día. Para aquellos que quieran disfrutar del espectáculo a todas horas habrá una radio en la que se podrá escuchar cada una de ellas.

Origen de las Perseidas

Las Perseidas son una lluvia de meteoros de actividad alta. Las lluvias de estrellas son pequeñas partículas de polvo, algunas menores que un grano de arena, que van dejando los cometas o asteroides a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol.

Según explica el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), "la nube de partículas resultante se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su órbita alrededor del Sol". Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre creando trazos luminosos.

La actividad de las Perseidas tiene como progenitor al cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1862. Actualmente tiene un tamaño aproximado de 26 kilómetros de diámetro, siendo el mayor objeto que de forma periódica se acerca a la Tierra.

¿A qué deben su nombre?

"Todas las estrellas parecen nacer de un mismo punto en el cielo que se llama radiante. En el caso de las Perseidas, este punto coincide con la constelación de Perseo", explica el astrónomo del IAC.

Las Perseidas son también conocidas en los países de tradición católica con el nombre de Lágrimas de San Lorenzo. Durante la Edad Media y el Renacimiento, esta lluvia de estrellas tenía lugar la noche en la que este diácono regionario de Roma fue quemado (el 10 de agosto). Desde entonces se asociaron las Perseidas con las lágrimas que vertió San Lorenzo mientras era asesinado.

En cuanto a este último sobrenombre, el astrónomo señala que el hecho de que también se las conozca como Lágrimas de San Lorenzo demuestras que son unas "lluvias muy antiguas".

¿Por qué se producen en agosto?

"Es un tema geométrico. Al pasar la Tierra por la órbita del cometa atraviesa las partículas que se han desprendido", cuenta Serra-Ricart.

No obstante, especifica que la fecha en la que se produce este fenómeno "puede variar unos días porque son grupos de partículas que no están en toda la órbita".

Características de las Perseidas

Miquel Serra-Ricart explica que las Perseidas son una de las lluvias "más rápidas", lo que dificulta su visibilidad. "Son el doble de rápidas que las Gemínidas. Tienen una velocidad de unos 60 kilómetros por segundo", añade.

"Normalmente la actividad de las Perseidas es bastante constante. Suele haber unas 100 por hora", explica el astrónomo, que también aclara que no podemos verlo todo porque el radiante no está sobre nuestras cabezas e influyen otros factores como las nubes.

Las Perseidas son, además, el tercer evento más importante de este tipo, por encima de ellas se encuentran las Gemínidas (que tienen lugar en diciembre) y las Cuadrántidas (en enero).

Un astrónomo aficionado capta el momento en que un objeto no identificado se estrella contra Júpiter

Lun, 12/08/2019 - 14:09

EUROPA PRESS

  • Grabar un hecho como este es una hazaña increíblemente rara.
  • Los científicos aún no han confirmado qué sucedió exactamente en la superficie.

Tomando fotos de Júpiter, un astrónomo aficionado en Texas capturó el momento en que un objeto se estrelló contra el planeta, creando un breve destello brillante en su turbulenta superficie.

Imágenes compartidas en la cuenta de Twitter Chappel Astro, donde los astrofotógrafos Ethan y George Chappel publican sus observaciones, muestran que una mancha blanca fugaz aparece justo al sur del ecuador el 7 de agosto, antes de desaparecer de la vista en un instante.

Si bien los científicos aún no han confirmado qué sucedió exactamente en la superficie del planeta más grande de nuestro sistema solar, el fotógrafo señala que "se ve terriblemente como un flash de impacto".

Imaged Jupiter tonight. Looks awfully like an impact flash in the SEB. Happened on 2019-08-07 at 4:07 UTC. pic.twitter.com/KSis9RZrgP

— Chappel Astro (@ChappelAstro) 7 de agosto de 2019

Los impactos en sí mismos pueden no ser infrecuentes, pero capturar un momento como este es una hazaña increíblemente rara. El tamaño masivo de Júpiter significa que tiene una fuerte gravedad, atrayendo todo tipo ede objetos. Sin embargo, estas interacciones culminan en cuestión de segundos.

Así cambia nuestra vida en agosto, debido al movimiento de los planetas, según los astrólogos

Lun, 12/08/2019 - 12:26

20MINUTOS.ES

  • Cuando mercurio retrocede en su órbita se produce el caos, según creen algunos astrólogos.

Cada dos meses, astrólogos de todo el mundo temen el retroceso en el movimiento habitual del planeta Mercurio. Ocurre durante algunas semanas del mes de agosto y, según ellos, afecta a nuestra vida cotidiana.

Twitter se cae, fallan las tecnologías y las comunicaciones... y nadie parece entender el por qué. La explicación podría estar en los astros. Los entusiastas de la astrología creen que el fenómeno planetario en el que Mercurio parece alejarse de la visión de la Tierra podría estar relacionado con estos sucesos.

Además, este no es el único planeta que se mueve de forma inusual, Urano, Saturno y Plutón (que ya no es considerado planeta) también presentan un ligero retroceso.

La astróloga y escritora Jessica Lanyadoo defendió en declaraciones a Newsweek que cuando alguno de esos planetas retrocede "algo se nota". "Lo que realmente queremos buscar son las tendencias de la sociedad. Ahí es donde obtendremos información útil sobre los cambios de comportamiento".

Mientras que Mercurio es un planeta de comunicación e información que rige el signo Géminis, según la experta, Urano es un poco más esquivo y está asociado a aspectos más visibles de la vida, que generalmente traen cambios a la sociedad.

"Con Urano en Tauro, este tránsito representa un momento de revolución y un cambio importante en el papel de las mujeres en la sociedad, en el papel de las monedas y la economía y, también en cómo nos relacionamos con los demás. Todas estas cosas están cambiando", asegura.

Lanyadoo alentó a los seguidores de la astrología a usar los retrocesos del planeta exterior de la misma manera que sugiere para Mercurio y los demás, usando lo que ella llama las tres "re": Reevaluar, reevaluar y volver a analizar.

"La última vez que Urano transitó a través del signo Tauro, tuvimos a Hitler y a Mussolini, y con ellos, muchas guerras", cuenta la también astróloga Lisa Stardust. "La astrología es una forma de trazar y comprender las tendencias, ya sean económicas, sociales o personales", concluyó.

Encuentran el mayor agujero negro de la historia: su masa es 40.000 millones de veces la del Sol

Dom, 11/08/2019 - 13:51

20MINUTOS.ES

Científicos del Instituto Max Planck para la Física Extraterrestre acaban de identificar el mayor agujero negro del que se tenga noticia hasta ahora, informa ABC. Su masa es de 40.000 millones de veces la del sol. Es tan grande que el término 'supermasivo', que se suele usar para describir estos fenómenos, se ha quedado corto y sus descubridores lo llaman 'ultramasivo'.

Este agujero se encuentra en el centro de Holmberg 15A, una galaxia elíptica supergigante que está a 500 años luz de distancia de la Tierra, en el centro del cúmulo de galaxias Abell 85.

El hallazgo se publicará próximamente en The Astrophysical Journal, informa ABC, y sus descubridores dicen que es "el agujero negro más masivo hallado con una detección dinámica directa en el Universo local".

Los investigadores creen que este agujero puede ser el resultado de una antigua colisión entre dos galaxias, que se unieron para formar una mayor.