MercurioVenusTierraMarteJúpiterSaturnoUranoNeptuno

http://www.20minutos.es/minuteca/astronomia/

Distribuir contenido
Noticias de Astronomía en 20MINUTOS.ES
Actualizado: hace 3 horas 2 mins

Descubren la primera tormenta gigantesca de agujeros negros

Dom, 13/06/2021 - 16:46

Observaciones con el telescopio ALMA, en Chile, han revelado un viento galáctico titánico impulsado por un agujero negro supermasivo hace 13.100 millones de años.

Este es el ejemplo más antiguo observado hasta la fecha de tal viento y, según sus descubridores, es una señal reveladora de que los enormes agujeros negros tienen un efecto profundo en el crecimiento de las galaxias desde la historia más temprana del Universo.

En el centro de muchas galaxias grandes se esconde un agujero negro supermasivo que es de millones a miles de millones de veces más masivo que el Sol. Curiosamente, la masa del agujero negro es aproximadamente proporcional a la masa de la región central (abultamiento) de la galaxia en el Universo cercano. A primera vista, esto puede parecer obvio, pero en realidad es muy extraño. La razón es que los tamaños de las galaxias y los agujeros negros difieren en aproximadamente 10 órdenes de magnitud. Basándose en esta relación proporcional entre las masas de dos objetos que son tan diferentes en tamaño, los astrónomos creen que las galaxias y los agujeros negros crecieron y evolucionaron juntos (coevolución) a través de algún tipo de interacción física.

Un viento galáctico puede proporcionar este tipo de interacción física entre los agujeros negros y las galaxias. Un agujero negro supermasivo se traga una gran cantidad de materia. A medida que esa materia comienza a moverse a alta velocidad debido a la gravedad del agujero negro, emite una energía intensa, que puede empujar la materia circundante hacia afuera. Así es como se crea el viento galáctico.

"La pregunta es ¿cuándo surgieron los vientos galácticos en el Universo?" dice en un comunicado Takuma Izumi, autor principal del artículo de investigación e investigador del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). "Esta es una pregunta importante porque está relacionada con un problema importante de la astronomía: ¿cómo coevolucionaron las galaxias y los agujeros negros supermasivos?"

El equipo de investigación utilizó por primera vez el telescopio Subaru de NAOJ para buscar agujeros negros supermasivos. Gracias a su capacidad de observación de campo amplio, encontraron más de 100 galaxias con agujeros negros supermasivos en el Universo hace más de 13.000 millones de años.

Luego, el equipo de investigación utilizó la alta sensibilidad de ALMA (Atacama Large Millimeter / submillimeter Array) para investigar el movimiento del gas en las galaxias anfitrionas de los agujeros negros. ALMA observó la galaxia HSC J124353.93 + 010038.5 (en adelante J1243 + 0100), descubierta por el Telescopio Subaru, y capturó ondas de radio emitidas por el polvo y los iones de carbono en la galaxia.

El análisis detallado de los datos de ALMA reveló que hay un flujo de gas de alta velocidad que se mueve a 500 km por segundo en J1243 + 0100. Este flujo de gas tiene suficiente energía para alejar el material estelar de la galaxia y detener la actividad de formación de estrellas. El flujo de gas encontrado en este estudio es verdaderamente un viento galáctico, y es el ejemplo más antiguo observado de una galaxia con un gran viento de tamaño galáctico. El poseedor del récord anterior fue una galaxia a unos 13.000 millones de años luz; por lo que esta observación hace retroceder el comienzo otros 100 millones de años luz.

El equipo también midió el movimiento del gas silencioso en J1243 + 0100 y estimó que la masa de la protuberancia de la galaxia, basándose en su equilibrio gravitacional, era aproximadamente 30 mil millones de veces la del Sol. La masa del agujero negro supermasivo de la galaxia, estimada por otro método, era aproximadamente el 1% de eso. La relación de masa del abultamiento al agujero negro supermasivo en esta galaxia es casi idéntica a la relación de masa de los agujeros negros a las galaxias en el Universo moderno. Esto implica que la coevolución de los agujeros negros supermasivos y las galaxias ha estado ocurriendo desde menos de mil millones de años después del nacimiento del Universo.

"Nuestras observaciones apoyan las recientes simulaciones por ordenador de alta precisión que han predicho que existían relaciones coevolutivas incluso hace unos 13.000 millones de años", comenta Izumi. "Estamos planeando observar una gran cantidad de tales objetos en el futuro, y esperamos aclarar si la coevolución primordial vista en este objeto es una imagen precisa del Universo general en ese momento".

Este 10 de junio se producirá un eclipse anular de sol

Jue, 10/06/2021 - 10:43
Este jueves 10 de junio se producirá un eclipse anular de sol. Visible en buena parte del hemisferio Norte, la Luna pasará justo frente al Sol, borrando hasta el 38% de su disco.(Fuente: NASA)

Así se ha visto en el mundo el eclipse anular de sol

Jue, 10/06/2021 - 10:16
El eclipse anular de sol se ha podido observar completamente este jueves en las zonas más septentrionales del mundo, como Groenlandia. En España, el fenómeno se ha visto de manera parcial y ha escondido el 20% del diámetro solar en el noroeste peninsular.

Por qué se produce un eclipse solar: cuando la luz del Sol se oculta

Jue, 10/06/2021 - 08:40

Desde diferentes puntos de la geografía española, este miércoles los ciudadanos están pendientes del cielo, concretamente, del Sol, ya que se va a producir un eclipse solar parcial, que se apreciará desde España.

A lo largo del año, se producen entre 4 y 7 eclipses, incluyendo los de Sol y los de Luna, ya que ambos suelen venir acompañados, es decir, uno se produce media lunación después que el otro. De hecho, según los datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), a largo de este siglo se producirán 223 eclipses solares, 68 de ellos serán totales, 72 nulares, 7 mixtos (anular/total) y 76 de penumbra (parciales).

Un eclipse, como se ha comentado, puede ser de Sol o de Luna. El de este miércoles es un eclipse solar que, aunque será parcial, consiste en un fenómeno por el cual la luz del Sol es ocultada parcialmente al interponerse un astro entre el Sol y el observador. En los eclipses de Sol vistos desde la Tierra, el astro que se interpone entre nuestra vista y el Sol es la Luna.

La explicación sobre la causa que provoca los eclipses está relacionada con el plano por el que orbita la Luna alrededor de la Tierra. Este está inclinado 5º respecto al plano por el que orbita la Tierra alrededor del Sol. Durante el día, la Luna se interpone delante del Sol, lo que provoca que este se ponga oscuro en una de sus partes o por completo.

Los eclipses requieren del alineamiento casi perfecto de la Tierra, la Luna y el Sol, cosa que no se produce constantemente, por lo que los eclipses se dan muy pocas veces a lo largo del año. Además, la Luna tarda un mes aproximadamente en completar una vuelta alrededor de la Tierra, por lo que si ambos planos coincidieran tendríamos 12 eclipses de Sol y otros 12 de Luna cada año, según explica el IGN.

En la práctica, el número de eclipses que se dan cada año es de entre 4 y 7, incluyendo los de Sol y Luna. En muchos casos, los eclipses son parciales y visibles solamente desde una fracción de la superficie terrestre.

Así, cuando la Luna se encuentra cerca del Sol en el cielo, la fase es de luna nueva, y existe la posibilidad de un eclipse de Sol. Cuando la Luna se encuentra en la dirección opuesta al Sol, la fase es de luna llena, y existe la posibilidad de un eclipse de Luna.

Desde el punto de vista del observador, los eclipses solares pueden ser de tres tipos:

Directo | Eclipse solar: dónde y cómo verlo en España y consejos para hacerlo

Jue, 10/06/2021 - 06:38

El eclipse anular de sol que podrá verse completamente este jueves en las zonas más septentrionales del mundo será parcial en España y esconderá, como mucho, el 20% del diámetro solar en el noroeste peninsular.

Se trata de un fenómeno local que afecta a una estrecha banda que normalmente abarca unas decenas de kilómetros. Fuera de esa zona el eclipse se ve parcial porque la Luna solo cubre parte del Sol.

"Si en el momento del eclipse la Luna se encuentra algo más alejada de la Tierra, su disco se ve más pequeño que el del Sol y no llega a cubrirlo por completo: hablamos entonces de eclipse anular, porque el Sol parece un anillo brillante" y eso es lo que ocurrirá hoy, explicó a EFE el astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), Miguel Querejeta.

El anillo solar completo podrá verse en el noreste de Canadá, norte de Groenlandia, una franja del océano Ártico y el noreste de Rusia.

En España, al ser parcial, la Luna cubrirá el 20% del diámetro solar en Galicia, un 10% del diámetro del Sol en el centro peninsular y entorno a un 2% en el sureste peninsular, Canarias y Baleares, donde será casi imperceptible.

En Madrid, el eclipse comenzará a las 11:01h (hora oficial peninsular), alcanzará el máximo a las 11:43h, momento en que 12 % del diámetro solar estará bloqueado por la Luna, y terminará a las 12:29h. En total, durará 88 minutos (poco menos de hora y media), según el OAN.

Tanto si el eclipse es total como parcial, nunca hay que mirar al sol directamente porque aunque durante el fenómeno el brillo solar disminuye, la energía que irradia es igualmente dañina para la retina.

Para observarlo es recomendable hacerse con unas gafas especiales para eclipses (de venta en ópticas y en lugares vinculados a la astronomía) o utilizar telescopios o prismáticos con filtros adecuados. Nunca hay que usar gafas de sol normales o remedios "caseros" como radiografías o películas veladas.

Otra opción para observarlo es seguir las retransmisiones en directo de los planetarios locales como el de Madrid o el de Pamplona, o verlo desde el canal de divulgación sky-live.tv, que retransmitirá el eclipse desde el Observatorio del Teide.

El último eclipse solar parcial que vimos en España fue el 21 de agosto de 2017 -aunque fue poco visible porque coincidió con la puesta de sol- y el siguiente eclipse parcial se verá el 25 de octubre de 2022, en el noreste de la península e islas Baleares, según la web del OAN.

Para ver un eclipse solar total en nuestro país habrá que esperar hasta el 12 de agosto de 2026 y al 2 de agosto de 2027, y poco después, el 26 de enero de 2028, habrá un eclipse anular.

Un eco de 3.000 años luz revela un agujero negro supermasivo a punto de morir

Mié, 09/06/2021 - 15:25

Un grupo de astrónomos japoneses han descubierto un lóbulo en chorro, un signo distintivo de un Núcleo Galáctico Activo (AGN), lo que puede indicar que han descubierto un AGN hacia el final de su vida útil.

De este modo y por casualidad, tras captar una señal compatible desde la galaxia Arp 187, los astrónomos observaron las imágenes de radio en la galaxia utilizando dos observatorios astronómicos, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y el Very Large Array (VLA), encontrando el mencionado lóbulo en chorro.

Sin embargo, no notaron ninguna señal del núcleo, lo que indica que la actividad de AGN ya podría estar en silencio. De hecho, tras un análisis más detallado de los datos de longitudes de onda múltiples, encontraron que todos los indicadores AGN de pequeña escala estaban en silencio, mientras que los de gran escala eran brillantes. Esto se debe a que el AGN se ha apagado recientemente, en los últimos 3.000 años.

Los agujeros negros supermasivos (SMBH) ocupan el centro de las galaxias, con masas que oscilan entre un millón y 10 mil millones de masas solares. Algunas SMBH se encuentran en una fase brillante denominada núcleos galácticos activos (AGN).

Los AGN eventualmente se consumirán ya que existe un límite de masa máximo para SMBH; Los científicos han reflexionado desde hace mucho tiempo cuándo será eso.

Una vez que un AGN se apaga, las características de AGN de menor escala se debilitan porque también se apagan otros suministros de fotones. Pero la región de gas ionizado a gran escala todavía es visible, ya que los fotones tardan unos 3.000 años en llegar al borde de la región. La observación de la actividad AGN pasada se conoce como eco de luz.

"Usamos el satélite de rayos X NuSTAR de la NASA, la mejor herramienta para observar la actividad actual de AGN", dijo en un comunicado Kohei Ichikawa de la Universidad de Tohoku y que dirigió el equipo responsable del hallazgo. "Permite la no detección, por lo que pudimos descubrir que el núcleo está completamente muerto".

Los hallazgos indican que el apagado de AGN ocurre dentro de una escala de tiempo de 3.000 años, y el núcleo se vuelve 1.000 veces más débil durante los últimos 3.000 años.

Ichikawa, coautor de un artículo para la 238 Reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense, dice que continuarán investigando los AGN moribundos en el futuro. "Buscaremos más AGN moribundos utilizando un método similar al de este estudio. También obtendremos las observaciones de seguimiento de alta resolución espacial para investigar las entradas y salidas de gas, lo que podría aclarar cómo se ha producido el cierre de la actividad de AGN".

Encuentran cien veces más estrellas en un nuevo estudio de la Vía Láctea

Mié, 09/06/2021 - 09:53

La base de datos del Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) ha publicado un extenso catálogo de estrellas del Centro Galáctico con cien veces más cuerpos celestes que en muestreos anteriores gracias al proyecto Galacticnucleus, que permitirá estudiar la población de estrellas que rodea al agujero negro supermasivo del Centro Galáctico.

Este trabajo está siendo liderado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) y ofrece el más extenso censo de estrellas que se haya registrado hasta la fecha actual. "El centro de la Vía Láctea alberga un agujero negro supermasivo de unos cuatro millones de masas solares, Sagitario A*, cuyo descubrimiento protagonizó el premio Nobel de Física en 2020", explican desde el IAA.

Así, en su alrededor se encuentra un "cúmulo estelar excepcionalmente denso" que tiene un gran interés científico y "para cuyo conocimiento a fondo se diseñó el proyecto Galacticnucleus", detallan los investigadores en un comunicado.

Esta zona cuenta con una densidad de estrellas superior a la del entorno del Sistema Solar y "su singularidad reside en el hecho de que, al ser la más próxima, se puede estudiar con mayor detalle". Por esta razón y debido a sus propias características, "el Centro Galáctico constituye un laboratorio único donde estudiar, entre otros, fenómenos como la formación estelar en entornos extremos, o la interacción de estrellas con un agujero negro supermasivo", asegura el astrónomo del IAA e investigador principal del proyecto, Rainer Schödel.

El principal obstáculo es la dificultad de observación del Centro Galáctico por la densidad de las nubes de gas y polvo situadas entre la Tierra y el centro de la Vía Láctea. Por esta razón, "las estrellas en esta región solo se pueden estudiar en el infrarrojo, rango menos sensible a estos efectos", añaden en el comunicado.

Asimismo, la alta densidad de estrellas en esta zona requiere "obtener unas imágenes con muy alta resolución angular". La influencia de la atmósfera terrestre "produce imágenes borrosas en las que resulta imposible observar las estrellas individualmente", por lo que los investigadores del proyecto han empleado una técnica específica que "reconstruye imágenes nítidas a partir de cientos de exposiciones cortas".

En este sentido, el proyecto Galacticnucleus ha detectado cien veces más estrellas que en otros estudios, lo que "permitirá comprender los procesos de formación estelar en este entorno y reconstruir la historia de la formación de estrellas en el centro de la galaxia", concluyen.

Identifican el origen de estructuras formadas en galaxias como la Vía Láctea

Lun, 07/06/2021 - 12:48

Un equipo científico internacional en el que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha determinado el origen de estructuras formadas en galaxias como la Vía Láctea, según ha informado este lunes el IAC.

Los investigadores han estudiado con una muestra representativa de galaxias esferoidales (sin disco) y de disco presentes en una zona de cielo profundo localizada en la constelación de la Osa Mayor para caracterizar las propiedades de las poblaciones estelares de los bulbos galácticos.

Los científicos implicados en el proyecto han centrado su estudio en galaxias masivas utilizando los datos espaciales procedentes del telescopio espacial Hubble y los espectrales procedentes del proyecto SHARDS (Survey for High-z Absorption Red and Dead Sources).

El IAC ha revelado que los análisis de datos han permitido descubrir algo inesperado: los bulbos de las galaxias de disco se formaron en dos oleadas. Un tercio de los bulbos en galaxias se formaron en torno a un desplazamiento al rojo igual a 6.2, lo que corresponde a una época temprana del Universo, cuando sólo tenía un 5 % de su edad actual.

Para distinguir ambas olas, los bulbos centrales de la primera son más antiguos, compactos y densos que los formados en la segunda, que son más recientes, tal y como informan los investigadores en el comunicado.

Estos bulbos son las "reliquias de las primeras estructuras formadas en el Universo, que hemos hallado escondidas en galaxia de disco cercanas", informa Luca Costantin, investigador del Centro de Astrobiología (CAB).

Casi dos tercios de los bulbos observados presentan un valor medio del desplazamiento al rojo en torno a 1.3, lo que indica que su formación corresponde a unos cuatro mil millones de años.

El investigador de la Universidad de Granada (UGR) y coautor del texto, Jairo Méndez Abreu, la técnica utilizada para estudiar las estrellas del bulbo central es simple. No obstante, explica que ha sido imposible aplicarla hasta el reciente desarrollo de metodologías que han permitido separar la luz procedente de las estrellas del bulbo central de las del disco.

El investigador del CAB, Pablo G. Pérez González, comenta que "el Universo tiene dos maneras de formar la parte central de las galaxias como la nuestra: empezando pronto y dándose mucha prisa, o tomándose su tiempo para comenzar y acabar también formando un bulbo".

El jefe de Operaciones Científicas del Gran Telescopio de Canarias (GTC), Antonio Cabrera, explica que "SHARDS es un ejemplo perfecto de lo que permite la combinación de la enorme capacidad colectora del GTC y las extraordinarias condiciones del Observatorio del Roque de los muchachos, al producir 180 horas de datos con una excelente calidad de imagen".

Los resultados de esta investigación, que ha sido publicada en la revista The Astrophysical Journal, sugieren que algunos de los centros de galaxias masivas de disco albergan algunos de los esferoides más antiguos formados en el Universo, que han ido adquiriendo nuevo material formando discos a un ritmo más lento.

Llega el primer eclipse de Sol de 2021: así podrá verse desde España

Lun, 07/06/2021 - 06:54
El eclipse anular de Sol del próximo jueves 10 de junio se podrá ver desde España como parcial, según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Esta semana llega el primer eclipse de Sol de 2021: así podrá verse desde España

Dom, 06/06/2021 - 14:44

El eclipse anular de Sol del próximo jueves 10 de junio se podrá ver desde España como parcial, según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN), organismo dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El eclipse parcial será visible en el norte de Norteamérica, Europa y Asia. Se iniciará en el océano Atlántico, a una latitud de 23º, y terminará al sureste de Kumul, en la región autónoma de Sinkiang (China). La duración total del fenómeno será de 299 minutos (casi 5 horas).

La fase de anularidad del eclipse se iniciará al norte de Thunder Bay (Canadá), atravesará Canadá por las provincias de Ontario y Quebec, continuando por las islas de Baffin y Ellesmere, en el territorio autónomo de Nunavut; se adentrará en el norte de Groenlandia (Dinamarca), cruzará el Ártico y, por último, se internará en Rusia por el distrito federal del Lejano Oriente. El eclipse terminará al este de Seimchán (Rusia). La duración total será de 104 minutos (algo menos de 1 hora y tres cuartos).

El máximo del eclipse anular se dará a las 12.42 horas (hora oficial peninsular) a una latitud de 61º y una longitud de 67º oeste, en el canal Kenedy, entre la isla de Ellesmere y Groenlandia. La duración máxima de la totalidad será de 3 minutos y 51 segundos y la anchura de la sombra en ese instante de más de 500 kilómetros. En Attawapiskat (Canadá), la duración de la anularidad será de 3 minutos y 29 segundos, en Pituffik (Dinamarca) de 3 minutos y 49 segundos y en Seimchán (Rusia) de 2 minutos y 45 segundos.

En España, el eclipse se verá como parcial. Tendrá una magnitud (fracción del diámetro solar ocultado por la Luna) de 0,2 en la costa noroeste (A Coruña), en torno a 0,1 en el interior y noreste de la península, y alrededor de 0,02 o algo mayor en el sureste, en las islas Baleares y en las islas Canarias.

En Madrid, por ejemplo, el eclipse se iniciará a las 11.01 horas, el máximo se dará a las 11.43 horas (momento en que la magnitud será de 0,12) y finalizará a las 12.29 horas, siendo su duración total de 88 minutos (algo menos de una hora y media).

Avance astronómico de junio. El día 10 un eclipse anular de Sol se verá en España como eclipse parcial. El 21 comenzará el verano en el hemisferio norte (invierno en el sur) a las 05:32 hora oficial peninsular. Venus y Marte se verán al anochecer, y Júpiter y Saturno al amanecer. pic.twitter.com/C3SMj8qNzI

— Real Observatorio (@RObsMadrid) June 1, 2021

Un eclipse de Sol es el fenómeno por el cual la luz del Sol es total o parcialmente ocultada al interponerse un astro entre el Sol y el observador. En los eclipses de Sol vistos desde la Tierra, el astro que oculta el Sol es la Luna.

Desde el punto de vista del observador, los eclipses de Sol se clasifican en: totales, anulares y parciales. Dicho observador dirá que ha visto un eclipse total cuando ve la Luna cubrir enteramente el disco del Sol. Sin embargo, otro observador situado centenares de kilómetros más al norte o más al sur que el primero verá la Luna cubrir solo una parte del Sol, de manera que para él el eclipse será parcial. Hay ocasiones en las que la Luna no llega a cubrir enteramente el Sol desde ningún punto de la Tierra, por lo que para todos los observadores el eclipse es parcial.

Otro tipo común de eclipses es el eclipse anular. Estos se dan cuando el observador ve que el disco de la Luna no llega a cubrir el disco del Sol, aunque sus centros estén bien alineados. Esto es debido a que la Luna se encuentra ese día más lejos de la Tierra que en el caso de un eclipse total, de modo que su disco se ve más pequeño que el del Sol. En tal caso se observa un anillo brillante rodeando el disco lunar.

El plano por el que orbita la Luna alrededor de la Tierra está inclinado 5º respecto al plano por el que orbita la Tierra (y la Luna) alrededor del Sol. Dado que los eclipses requieren del alineamiento casi perfecto de los tres astros, los eclipses se dan muy pocas veces a lo largo del año. La Luna tarda un mes aproximadamente en completar una vuelta alrededor de la Tierra, por lo que si ambos planos coincidieran, habría 12 eclipses de Sol y otros 12 de Luna cada año.

En la práctica, el número de eclipses que se dan cada año es entre 4 y 7, incluyendo los de Sol y Luna. En muchos casos los eclipses son parciales (o incluso penumbrales solo en los de Luna), y visibles desde una fracción de la superficie terrestre. Cuando la Luna se encuentra cerca del Sol en el cielo, la fase es de luna nueva, y existe la posibilidad de un eclipse de Sol. Cuando la Luna se encuentra en la dirección opuesta al Sol (visible toda la noche) la fase es de luna llena, y existe la posibilidad de un eclipse de Luna.

El próximo jueves 10 de junio veremos en España un eclipse parcial de Sol. Si quieres saber por qué ocurre, cómo observarlo de forma segura, o cómo se verá desde cualquier capital de provincia, visita nuestra página web dedicada a este fenómeno: https://t.co/tLE1eYUXX9 pic.twitter.com/vjxYYM98Wa

— Real Observatorio (@RObsMadrid) June 3, 2021

Según recuerda el IGN, el último eclipse solar visible como parcial en España tuvo lugar el 21 de agosto de 2017, si bien en malas condiciones al producirse a la puesta de sol. El siguiente se verá el 25 de octubre de 2022, en el noreste de la Península e islas Baleares.

El próximo eclipse solar visible como total en España tendrá lugar el 12 de agosto de 2026, seguido de otro el 2 de agosto del año siguiente. Poco después, el 26 de enero de 2028, se podrá ver en España un eclipse anular.

Resuelto el misterio del origen de la nube de Oort, una "conspiración cósmica"

Dom, 06/06/2021 - 07:53

Astrónomos de la Universidad de Leiden han logrado calcular los primeros 100 millones de años de la historia de la nube de Oort en su totalidad.

Hasta ahora, solo se habían estudiado por separado partes de la historia. La nube, con aproximadamente 100.000 millones de objetos parecidos a cometas, forma una enorme capa en el borde de nuestro sistema solar. Los astrónomos presentan su investigación preliminar en arXiv y publicarán su simulación completa y sus consecuencias en la revista Astronomy & Astrophysics.

La nube de Oort fue descubierta en 1950 por el astrónomo holandés Jan Hendrik Oort para explicar por qué sigue habiendo nuevos cometas con órbitas alargadas en el sistema solar. La nube, que comienza a más de 3.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, no debe confundirse con el cinturón de Kuiper. Este es el borde de roca, granos y hielo en el que se encuentra el planeta enano Plutón y que orbita relativamente cerca del Sol a aproximadamente 30 a 50 veces la distancia Tierra-Sol.

Cómo se ha formado exactamente la nube de Oort era un misterio hasta ahora. Esto se debe a que tienen lugar una serie de eventos que una computadora difícilmente puede reproducir en su totalidad. Algunos procesos duraron solo unos pocos años y tuvieron lugar a distancias relativamente cortas, comparables a la distancia entre la Tierra y el Sol. Otros procesos duraron miles de millones de años y tuvieron lugar durante años luz, comparables a las distancias entre estrellas. Según ha explicado el astrónomo y experto en simulación Simon Portegies Zwart en un comunicado, "si desea calcular la secuencia completa en una computadora, encallará irrevocablemente. Por eso, hasta ahora, solo se simulaban eventos separados".

Los investigadores de Leiden partieron de eventos separados, como en estudios anteriores, pero la novedad es que pudieron conectar los eventos entre sí. Por ejemplo, utilizaron el resultado final del primer cálculo como punto de partida para el siguiente cálculo. De esta manera, pudieron trazar el mapa de la génesis completa de la nube de Oort.

La nube de Oort, confirman las simulaciones de Leiden, es un remanente del disco protoplenario de gas y escombros del que emergió el sistema solar hace unos 4.600 millones de años. Los objetos parecidos a cometas en la nube de Oort provienen aproximadamente de dos lugares del Universo. La primera parte de los objetos proviene de cerca, del sistema solar. Estos escombros y asteroides han sido arrojados por los planetas gigantes.

Sin embargo, algunos de los escombros no lograron hacerlo y todavía se encuentran en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Una segunda población de objetos, concluyeron los astrónomos de Leiden, proviene de otras estrellas. Cuando acababa de nacer el Sol, había alrededor de mil estrellas más en las cercanías. La nube de Oort pudo haber capturado cometas que originalmente pertenecían a esas otras estrellas.

Además, los astrónomos de Leiden podrían desacreditar de inmediato una serie de eventos. Ellos, por ejemplo, argumentan que la nube de Oort se formó relativamente tarde. Es decir, después de que el Sol fuera expulsado del grupo de estrellas en el que nació. Con sus simulaciones, los astrónomos también rechazan la hipótesis planteada en 2005 de que la nube de Oort fue consecuencia de la migración de los planetas gigantes del sistema solar. Esta hipótesis, que resulta refutada, debería explicar el exceso de cráteres antiguos en la Luna.

"Con nuestros nuevos cálculos, mostramos que la nube de Oort surgió de una especie de conspiración cósmica", indica Portegies Zwart, "en la que las estrellas, los planetas y la Vía Láctea cercanos juegan su papel. Cada uno de los procesos individuales por sí solo no sería capaz de explicar la nube de Oort. Realmente necesitas la interacción y la coreografía correcta de todos los procesos juntos. Y eso, por cierto, se puede explicar de forma bastante natural desde el entorno de nacimiento del sol. Entonces, aunque la nube de Oort está formada de manera complicada, probablemente no es única", concluye.

Así será el próximo eclipse anular de Sol: cómo ver este fenómeno el 10 de junio

Vie, 04/06/2021 - 14:49

El próximo jueves 10 de junio, los amantes de la astronomía tienen una cita marcada en su calendario y es que se producirá un eclipse anular de Sol visible desde buena parte del hemisferio Norte. Un eclipse solar se produce cuando la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, pero en este caso el disco del satélite será más pequeño que el del Sol y dará lugar a un impresionante anillo de fuego que rodeará la silueta de la Luna.

Como destacan desde el departamento de Astronomía del Instituto Geográfico Nacional (IGN), durante la mañana del próximo jueves será posible observar este eclipse parcial desde España. Así, "se verá como eclipse anular en el noreste de Canadá, el norte de Groenlandia (Dinamarca), el océano Ártico y el noreste de Rusia", destacan.

En esta ocasión, al ser el disco de la Luna será más pequeño no será un eclipse total como ocurre otros años donde todo se oscurece. El eclipse anular ocurre cuando "el disco de la Luna no llega a cubrir todo el disco del Sol, aunque sus centros estén bien alineados", añaden los especialistas del IGN.

Pero, ¿a qué se debe? La explicación radica en que el satélite se encuentra "más lejos de la Tierra que en el caso de un eclipse total". En cualquier caso, un eclipse es un fenómeno muy particular que se da muy pocas veces al año porque "requiere del alineamiento casi perfecto de los tres astros".

Este eclipse parcial se iniciará en el océano Atlántico y terminará en el sureste de Kumul (China). La duración aproximada es de cinco horas y será visible también "en el norte de Norteamérica, Europa y Asia". En el caso de España, este eclipse se observará parcial y "tendrá una magnitud de 0,2 en la costa noroeste (A Coruña), de 0,1 en el interior y noroeste y de 0,02 en el sureste, Baleares y Canarias".

De esta manera, el eclipse se iniciará a las 11.01 horas (hora oficial peninsular) y el máximo tendrá lugar a las 11.43 horas. Así, tendrá una duración total de 88 minutos y finalizará a las 12.29 horas. Para comprobar la evolución del eclipse desde cada provincia puedes consultar el siguiente enlace del Instituto Geográfico Nacional.

La última vez que tuvimos la oportunidad de ver un eclipse anular en España fue en el año 2005 y el último eclipse total fue visto en 1959 solo desde Canarias. "Esta sequía de eclipses va a terminar próximamente, pues en los años 2026-2028 habrá dos eclipses totales y uno anular que se podrán ver desde algún punto de nuestra geografía", destacan.

¿Te ha llegado el video de la Luna gigante pasando sobre La Tierra? ¿Y la foto de los dos soles? Ambos son montajes

Jue, 03/06/2021 - 05:09

Se ha movido muchísimo por WhatsApp y redes sociales un vídeo que se difunde con afirmaciones como “Imagínate sentada en este lugar (entre Rusia y Canadá en el Polo Norte) cuando la Luna aparece durante 30 segundos y después de bloquear el Sol durante 5 segundos desaparece”. ¿Te suena? Pues lamentamos decirte que no es real sino que se trata de un vídeo creado digitalmente: sólo existe un vídeo de este supuesto "fenómeno" y expertos en física y astronomía explican a Maldita.es algunas de las características que hacen del vídeo un fenómeno "imposible" de ocurrir.

El vídeo se publicó el pasado 17 de mayo en TikTok

Si hacemos una búsqueda en Google, encontramos que el vídeo se publicó el pasado 17 de mayo en el perfil de TikTok del usuario @aleksey__n.

Según la biografía de este usuario en otras redes sociales como Instagram, es un “creador digital y artista de computación gráfica” especializado en visualización 3D y animación por ordenador (CGI por sus siglas en inglés: Computer Generated Imagery). De hecho, en el perfil de TikTok de este usuario encontramos otros vídeos creados digitalmente similares al que se ha hecho viral.

Según los expertos, el vídeo es “imposible” que sea real

Como ya hemos comprobado, el vídeo es una obra de creación digital, no obstante, expertos en física y astronomía explican a Maldita.es algunas de las características que se pueden ver en la grabación y que hacen de esta “un fenómeno imposible de ocurrir”. Alejandro Serrano, doctor en astrofísica, investigador postdoctoral en el Ames Research Center de la NASA y maldito que nos ha prestado sus superpoderes, señala como motivo principal el tamaño de la Luna con respecto al Sol.

Aunque estos dos cuerpos, efectivamente, tienen un tamaño distinto y se encuentran a una distancia de la Tierra diferente (la Luna está a 380.000 kilómetros de nuestro planeta y mide 1.700 kilómetros de radio y el Sol está a 150 millones de kilómetros de la Tierra y mide 700.000 kilómetros), tal y como indica Serrano, desde la Tierra su variación de tamaño y distancia es prácticamente imperceptible para el ojo humano por lo que no es posible que la Luna sea tan grande con respecto al Sol como se ve en el vídeo.

Para que el fenómeno que observamos en la grabación ocurriese, Alejandro Serrano explica que se tendría que reproducir alguna de las dos opciones que vemos en la imagen. “Por suerte, la realidad no es así. Si la Luna fuera tan grande o estuviera más cerca de la Tierra, tendríamos mareas desastrosas debido a la atracción de la gravedad de la Luna, entre otros problemas”, afirma.

Recreación facilitada por Alejandro Serrano.

También en esta línea se manifiesta el físico José Alberto Orejuela, otro de los malditos que nos ha prestado sus superpoderes, que asegura que desde la Tierra, la Luna y el Sol siempre tienen el mismo tamaño, por lo que “está claro que el vídeo no se puede haber grabado desde ningún punto de nuestro planeta”. Además, según quienes difunden la creación digital, este “fenómeno” ocurrió en “algún lugar entre Canadá y Rusia, en el Polo Norte”, sin embargo, Orejuela explica que “si esto se viera así desde el Polo Norte, también se tendría que ver igual desde cualquier punto de la Tierra” ya que la Luna es tan grande y está tan lejos de nuestro planeta que “mirarla desde cualquier punto de la Tierra es prácticamente como mirarla desde la misma distancia”.

El bulo de las fotos de "dos soles" que mostraban el "fenómeno" de la "luna del cazador"

También nos habéis preguntado por unas imágenes en las que supuestamente aparece el Sol y la Luna por un fenómeno que se conoce como "Hunter's Moon" o "luna del cazador", en español. Es un bulo. Os lo explicamos.

El texto que acompaña a las imágenes es el siguiente:

"Hoy han aparecido dos soles en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, uno es el verdadero Sol y el otro es la Luna. Este fenómeno se conoce como Moon Hunters y solo ocurre cuando la Tierra cambia su eje. La Luna y el Sol nacen al mismo tiempo y la Luna refleja la luz del sol con tal intensidad que recuerda a un segundo sol."

La conocida como "luna del cazador" es la segunda luna llena después del equinoccio de otoño del hemisferio norte, según la web de la NASA Astronomy Picture of the Day. Según la tradición, se la conoce con este nombre porque "ilumina la noche" para los cazadores que salen a aprovisionarse de cara a los meses de invierno.

Pero esta "luna del cazador" no es un fenómeno que "ocurre cuando la Tierra cambia su eje", ni muestra "dos soles" ni "refleja la luz del sol con tal intensidad que recuerda a un segundo sol", como afirma el texto viral.

Hemos hablado con la Sociedad Española de Astronomía (SEA) y nos dicen que "la luna del cazador es una luna llena normal y corriente". "Es una luna llena tradicionalmente apreciada por cazadores nocturnos o por montañeros que pueden hacer largas rutas con condiciones de iluminación óptimas", añaden.

Además, explican que "de ninguna manera" existe un fenómeno por el que se puedan ver dos soles en el cielo. Según indica la SEA, el brillo de la Luna es "siempre (incluso en las mejores condiciones) centenares de miles de veces menos brillante que el Sol, vista desde la Tierra". También manifiestan que el supuesto cambio de eje de la Tierra del que se habla en el texto viral "es una frase que no tiene ningún sentido físico".

Desde la SEA afirman que algunas de las fotografías podrían tratarse de panorámicas de 180º "que muestran simultáneamente el este (la Luna llena saliendo) y el Oeste (el Sol poniéndose) con un balance de colores/luces que confunde el brillo de ambos objetos, que a nuestro ojo sería muy diferente". También plantean que otras imágenes "podrían ser simples montajes, aunque sería necesaria más información para evaluarlas".

Las imágenes y el texto, además, circulan en varios idiomas, al menos, desde 2015. El origen de una de ellas, en la que vemos una montaña, es la serie de ciencia ficción Star Trek: Deep Space Nine, según apunta AFP Factual, también miembro de la IFCN.

Según AFP Factual, la búsqueda inversa de cada imagen no da "resultados concluyentes" y lo que muestran se puede deber a varios motivos. "Podría tratarse de un fotomontaje" o de "reflejos en el objetivo de la cámara fotográfica o en los cristales de un edificio", señalan.

Si te llega algún vídeo o imagen de un supuesto fenómeno como estos, puedes preguntarnos a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 22 93 19) para que lo verifiquemos.

Todo sobre James Webb: el telescopio más potente de la historia que enviaremos al espacio en octubre

Mié, 02/06/2021 - 22:44

A partir del próximo otoño estaremos un poco más cerca de conocer los secretos más profundos del Universo gracias al Telescopio Espacial Internacional James Webb, el observatorio más grande y poderoso jamás enviado al espacio por los humanos.

Hablamos de una misión de las que dejan huella: como heredero del Telescopio Espacial Hubble, está llamado a convertirse en el siguiente gran observatorio de ciencia espacial, pues está diseñado para responder a preguntas pendientes sobre el Universo y para hacer descubrimientos revolucionarios en todos los ámbitos de la astronomía.

Detrás de semejante tarea están la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), tres pesos pesados en lo que al estudio del Universo se refiere. Para conocer un poco más sobre Webb los socios internacionales presentarán este martes, 1 de junio, el telescopio al mundo.

Aunque las agencias espaciales encargadas de este instrumento sin precedentes nos desvelarán este martes muchos de sus secretos, no será hasta otoño cuando veamos al Webb en todo su esplendor.

El próximo 31 de octubre la NASA, la ESA y la CSA lanzarán el telescopio desde el puerto espacial de Europa en la Guayana Francesa a bordo de un cohete Ariane 5. Webb se embarcará en un viaje de un mes hasta su órbita final a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en una órbita alrededor del segundo punto de Lagrange del sistema Sol-Tierra, L2.

El cohete europeo Ariane se lanzó por primera vez en 1979 y hoy es, según la ESA, “la piedra angular del acceso independiente de Europa al espacio”. Puede llevar hasta 10 toneladas de carga útil.

En las primeras tres semanas después del lanzamiento, Webb desplegará su parasol, que es del tamaño de una pelota de tenis, y luego desplegará su espejo primario de 6,5 metros que detectará la tenue luz de estrellas y galaxias distantes con una sensibilidad cien veces mayor que la del Hubble.

Como decimos, este telescopio es el próximo gran observatorio de ciencias espaciales después del Hubble, diseñado para responder preguntas pendientes sobre el Universo y hacer descubrimientos importantes en todos los campos de la astronomía.

Bajo el lema ‘Seeing farther’, Webb verá más a fondo nuestros orígenes: desde la formación de estrellas y planetas hasta el nacimiento de las primeras galaxias en el Universo temprano.

“Por primera vez en la historia de la humanidad, tenemos la oportunidad de observar directamente la formación de las primeras estrellas y galaxias. La visión infrarroja de Webb la convierte en una poderosa máquina del tiempo que se remontará a más de 13.500 millones de años, superando los límites de los ‘campos profundos’ del Hubble que nos mostraron galaxias jóvenes cuando solo tenían unos pocos cientos de millones de años y eran pequeñas, compactas e irregulares. La sensibilidad infrarroja de Webb no solo mirará hacia atrás en el tiempo, sino que también revelará más información sobre estrellas y galaxias en el Universo temprano. Mientras que Hubble miró las galaxias ‘infantiles’, Webb verá la fase ‘bebé’, las primeras en formarse en nuestro Universo”, explican desde su sitio web.

Es decir: el que será el sustituto del Hubble será una herramienta tan potente que incluso podrá investigar el espacio profundo y el origen de la vida que se produjo con el Big Bang. Casi nada.

Asimismo, el telescopio también también arrojará luz sobre la materia oscura y el ciclo de vida de las estrellas.

Además, Webb estudiará en detalle las atmósferas de una amplia diversidad de exoplanetas. Buscará atmósferas similares a la de la Tierra y la presencia de sustancias clave como metano, agua, oxígeno, dióxido de carbono y moléculas orgánicas complejas, “con la emocionante esperanza de encontrar los componentes básicos de la vida”, subrayan sus impulsores.

Más cerca de casa, Webb también estudiará los planetas exteriores de nuestro propio Sistema Solar: “Muchos exoplanetas se parecen a Neptuno y Urano, por lo que estudiar los planetas en nuestro propio vecindario solar puede proporcionar nuevos conocimientos para comprender mejor la formación planetaria en general”, añaden.

Webb tiene cuatro instrumentos: un espectrógrafo de infrarrojo cercano, un instrumento de infrarrojos medios, una cámara de infrarrojos cercanos y un generador de imágenes de infrarrojo cercano.

Un escudo gigante de cinco capas protegerá el telescopio y los instrumentos de la luz y el calor del Sol, manteniéndolos permanentemente a la sombra, donde se enfriarán a -233ºC. Mide 22x12 metros, aproximadamente el tamaño de una cancha de tenis.

El objetivo principal de NIRSpec es permitir grandes estudios espectroscópicos de objetos astronómicos como estrellas o galaxias distantes. Esto es posible gracias a su potente modo de espectroscopia multiobjeto, que utilizará aproximadamente un cuarto de millón de pequeñas contraventanas configurables, que son comparables en tamaño al ancho de un cabello humano, para realizar observaciones espectroscópicas simultáneas de múltiples fuentes en una sola exposición -podrá obtener espectros de hasta 200 objetivos simultáneamente-.

MIRI es el único instrumento del telescopio capaz de operar en longitudes de onda del infrarrojo medio y apoyará toda la gama de objetivos científicos de Webb, desde la observación de nuestro propio Sistema Solar y otros sistemas planetarios hasta el estudio del Universo primitivo.

Para observar el cosmos en el infrarrojo medio, el MIRI debe enfriarse a una temperatura de -266 grados Celsius, que es más de 30 grados más fría que los otros instrumentos del observatorio Webb. Esto se logra mediante el uso de un innovador sistema de enfriamiento, conocido como crioenfriador, que actuará como un refrigerador adicional para el instrumento.

NIRCam de Webb es la cámara principal del observatorio que tomará imágenes del cosmos simultáneamente en dos rangos de infrarrojos diferentes. Aprovechando la exquisita calidad de imagen y el gran espejo primario de 6,5 metros del Webb, el instrumento adquirirá algunas de las imágenes de infrarrojo cercano más profundas jamás obtenidas y detectará la luz de las primeras estrellas y galaxias.

El instrumento también tiene un papel especial en el conjunto de instrumentos de Webb porque será la herramienta principal para la alineación del telescopio.

NIRISS es un instrumento innovador que apoyará las operaciones en tres modos de observación. Tiene una cámara que se podrá utilizar en paralelo con la cámara principal de NIRCam para proporcionar imágenes adicionales, cuenta con un espectrógrafo sin rendija, donde se dispersará toda la luz que incida sobre la cámara, y también ofrece un modo espectroscópico que está especialmente diseñado para la caracterización de exoplanetas mediante espectroscopia de tránsito, una técnica que permite a Webb estudiar la composición química de la atmósfera de un exoplaneta cuando pasa frente a su estrella anfitriona.

Aunque está llamado a convertirse en sucesor del mítico Hubble, existen importantes diferencias entre el Webb y aquel. Empezando por la participación de la CSA en este proyecto y siguiendo por un factor bastante relevante: mientras que su predecesor es reparable y accesible por el transbordador espacial de la NASA, el próximo Telescopio Espacial Internacional no será reparable.

Entre otras cosas esto sucede porque el Webb se encontrará, como decíamos, a un millón y medio de kilómetros de la Tierra, mientras que el Hubble orbita nuestro planeta a una altitud de aproximadamente 570 kilómetros.

Además, el Hubble realiza las observaciones en longitudes de onda ultravioleta y óptica (con alguna capacidad de infrarrojos), mientras que el Webb las hace en el infrarrojo cercano y medio, lo que permite a los astrónomos observar objetos distantes; y el primero lleva un espejo primario de 2,4 metros de diámetro, mientras que el del segundo es de 6,5 metros de diámetro.

El nombre del Telescopio Espacial Internacional James Webb honra al segundo administrador de la NASA, James E. Webb, quien dirigió la agencia desde febrero de 1961 hasta octubre de 1968 y dirigió el programa Apolo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Detectado esta madrugada un bólido que podría ser el fragmento de un cometa

Mié, 02/06/2021 - 09:26

Las cámaras de la Red de la Universidad de Málaga y de la Sociedad Malagueña de Astronomía (UMA/SMA) y de la Red Global BOOTES (IAA/CSIC) han detectado esta madrugada, a las 04.12 hora local, un bólido sobre Córdoba capital.

La órbita de procedencia calculada permite suponer que se trató del fragmento de un cometa, según ha informado Alberto Castellón, de la Red de Detección de Bólidos y Meteoros de la UMA y la SMA.

Fue grabado en vídeo por las estaciones de Málaga capital (UMA/SMA), Sierra de Fuentes (UMA/SMA/UEX) en Cáceres y BOOTES-1 (IAA/CSIC/UHU) en El Arenosillo (Huelva).

El fenómeno comenzó a manifestarse a 95 kilómetros de altitud al sur de Córdoba capital, voló con rumbo suroeste 14 kilómetros a una velocidad de casi 83.000 kilómetros por hora para desintegrarse cuando estaba a 87 kilómetros de altura.

Detectado esta madrugada un bólido en Córdoba capital que podría ser el fragmento de un cometa

Mié, 02/06/2021 - 09:26

La órbita de procedencia calculada permite suponer que se trató del fragmento de un cometa, según ha informado Alberto Castellón, de la Red de Detección de Bólidos y Meteoros de la UMA y la SMA.

Fue grabado en vídeo por las estaciones de Málaga capital (UMA/SMA), Sierra de Fuentes (UMA/SMA/UEX) en Cáceres y BOOTES-1 (IAA/CSIC/UHU) en El Arenosillo (Huelva).

El fenómeno comenzó a manifestarse a 95 kilómetros de altitud al sur de Córdoba capital, voló con rumbo suroeste 14 kilómetros a una velocidad de casi 83.000 kilómetros por hora para desintegrarse cuando estaba a 87 kilómetros de altura.

Telescopio Espacial James Webb: para los astrónomos, su contribución será "el paraíso de los datos"

Mar, 01/06/2021 - 13:24

El Telescopio Espacial Internacional James Webb se ha presentado este martes al mundo. Esta tecnología punta, planificada y desarrollada durante los últimos 25 años por la que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) nos permitirá ver el Universo de una manera que nunca lo hemos visto antes.

Como sucesor del Telescopio Espacial Hubble, el Webb será el siguiente gran observatorio de ciencia espacial, y está diseñado para responder a preguntas pendientes sobre el Universo y para hacer descubrimientos revolucionarios en todos los ámbitos de la astronomía.

Webb será el telescopio “más grande y poderoso jamás lanzado al espacio”, aseguraba Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA. Hasinger ha enseñado imágenes comparando lo que el nuevo telescopio podrá mostrarnos en comparación con el Hubble, ya que tiene una sensibilidad 100 veces mayor que este.

“Webb images will blow our minds”, comentaba el director de Ciencia de la ESA, algo que en español podría traducirse como que las imágenes que nos lleguen de este nuevo telescopio nos van a dejar con la boca abierta.

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, ha indicado que con Webb “vamos a ser capaces de ver el Universo de una manera que nunca lo hemos visto antes”. Detrás del telescopio hay una inversión de casi 10.000 millones de dólares y más de mil personas que han trabajado en el proyecto.

Esta tecnología revelará “el Universo oculto a nuestros ojos”: estrellas envueltas en nubes de polvo, moléculas en las atmósferas de otros mundos y luz de las primeras estrellas y galaxias. “Con su conjunto de instrumentos de última generación, ampliará las fronteras de nuestro conocimiento del Sistema Solar, de cómo se forman las estrellas y planetas, y de la formación y evolución de las galaxias, de nuevas formas”, explicaban.

¿Cuándo podremos empezar a utilizar el telescopio? Zurbuchen ha sido prudente y ha señalado que no pueden asegurar una fecha. El lanzamiento ha sufrido años de retrasos y finalmente parece que se producirá el próximo 31 de octubre y será enviado a su órbita a bordo de un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo de Kourou, en la Guayana Francesa.

Desde allí se embarca en un viaje de un mes hasta su órbita de destino alrededor del segundo punto de Lagrange (L2), a aproximadamente un millón y medio de kilómetros de la Tierra. En el primer mes después del lanzamiento, Webb desplegará su parasol, que es del tamaño de una cancha de tenis, y luego desplegará su espejo primario de 6,5 metros que puede detectar la luz tenue de estrellas y galaxias distantes con una sensibilidad cien veces mayor que el del Hubble.

“Si todo sale bien, tendremos que esperar entre cuatro y seis meses para obtener imágenes del Webb”, apuntaba Zurbuchen.

A esto el director de Ciencia de la ESA ha añadido que, si los ‘7 minutos de terror’ de Perseverance nos parecieron mucho, la experiencia con Webb será peor: tendremos más de 20 días de tiempo crítico. “Durante varias semanas no dormiremos muy bien”, comentaba Hasinger.

Antonella Nota, científica del proyecto Webb de la ESA, ha destacado que para los astrónomos, la contribución del telescopio será “el paraíso de los datos”.

“Con el Webb entraremos en un nuevo capítulo de descubrimiento del Universo”, decía Gilles Leclerc, director general de la CSA, asegurando que “Canadá está extremadamente orgullosa de ser parte del lanzamiento del observatorio espacial más importante de la próxima década”.

Finalmente, se ha comentado también que Webb es un aparato de última tecnología, pero frente al Hubble tiene una debilidad: no se podrá reparar. Así que sus desarrolladores tienen una única oportunidad de que funcione todo correctamente. “Es por eso que estamos haciendo tantas pruebas y tests previos”, afirmaba Zurbuchen.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Todo sobre James Webb: el telescopio más potente de la historia que enviaremos al espacio en octubre

Mar, 01/06/2021 - 06:15

A partir del próximo otoño estaremos un poco más cerca de conocer los secretos más profundos del Universo gracias al Telescopio Espacial Internacional James Webb, el observatorio más grande y poderoso jamás enviado al espacio por los humanos.

Hablamos de una misión de las que dejan huella: como heredero del Telescopio Espacial Hubble, está llamado a convertirse en el siguiente gran observatorio de ciencia espacial, pues está diseñado para responder a preguntas pendientes sobre el Universo y para hacer descubrimientos revolucionarios en todos los ámbitos de la astronomía.

Detrás de semejante tarea están la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), tres pesos pesados en lo que al estudio del Universo se refiere. Para conocer un poco más sobre Webb los socios internacionales presentarán este martes, 1 de junio, el telescopio al mundo.

Aunque las agencias espaciales encargadas de este instrumento sin precedentes nos desvelarán este martes muchos de sus secretos, no será hasta otoño cuando veamos al Webb en todo su esplendor.

El próximo 31 de octubre la NASA, la ESA y la CSA lanzarán el telescopio desde el puerto espacial de Europa en la Guayana Francesa a bordo de un cohete Ariane 5. Webb se embarcará en un viaje de un mes hasta su órbita final a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en una órbita alrededor del segundo punto de Lagrange del sistema Sol-Tierra, L2.

El cohete europeo Ariane se lanzó por primera vez en 1979 y hoy es, según la ESA, “la piedra angular del acceso independiente de Europa al espacio”. Puede llevar hasta 10 toneladas de carga útil.

En las primeras tres semanas después del lanzamiento, Webb desplegará su parasol, que es del tamaño de una pelota de tenis, y luego desplegará su espejo primario de 6,5 metros que detectará la tenue luz de estrellas y galaxias distantes con una sensibilidad cien veces mayor que la del Hubble.

Como decimos, este telescopio es el próximo gran observatorio de ciencias espaciales después del Hubble, diseñado para responder preguntas pendientes sobre el Universo y hacer descubrimientos importantes en todos los campos de la astronomía.

Bajo el lema ‘Seeing farther’, Webb verá más a fondo nuestros orígenes: desde la formación de estrellas y planetas hasta el nacimiento de las primeras galaxias en el Universo temprano.

“Por primera vez en la historia de la humanidad, tenemos la oportunidad de observar directamente la formación de las primeras estrellas y galaxias. La visión infrarroja de Webb la convierte en una poderosa máquina del tiempo que se remontará a más de 13.500 millones de años, superando los límites de los ‘campos profundos’ del Hubble que nos mostraron galaxias jóvenes cuando solo tenían unos pocos cientos de millones de años y eran pequeñas, compactas e irregulares. La sensibilidad infrarroja de Webb no solo mirará hacia atrás en el tiempo, sino que también revelará más información sobre estrellas y galaxias en el Universo temprano. Mientras que Hubble miró las galaxias ‘infantiles’, Webb verá la fase ‘bebé’, las primeras en formarse en nuestro Universo”, explican desde su sitio web.

Es decir: el que será el sustituto del Hubble será una herramienta tan potente que incluso podrá investigar el espacio profundo y el origen de la vida que se produjo con el Big Bang. Casi nada.

Asimismo, el telescopio también también arrojará luz sobre la materia oscura y el ciclo de vida de las estrellas.

Además, Webb estudiará en detalle las atmósferas de una amplia diversidad de exoplanetas. Buscará atmósferas similares a la de la Tierra y la presencia de sustancias clave como metano, agua, oxígeno, dióxido de carbono y moléculas orgánicas complejas, “con la emocionante esperanza de encontrar los componentes básicos de la vida”, subrayan sus impulsores.

Más cerca de casa, Webb también estudiará los planetas exteriores de nuestro propio Sistema Solar: “Muchos exoplanetas se parecen a Neptuno y Urano, por lo que estudiar los planetas en nuestro propio vecindario solar puede proporcionar nuevos conocimientos para comprender mejor la formación planetaria en general”, añaden.

Webb tiene cuatro instrumentos: un espectrógrafo de infrarrojo cercano, un instrumento de infrarrojos medios, una cámara de infrarrojos cercanos y un generador de imágenes de infrarrojo cercano.

Un escudo gigante de cinco capas protegerá el telescopio y los instrumentos de la luz y el calor del Sol, manteniéndolos permanentemente a la sombra, donde se enfriarán a -233ºC. Mide 22x12 metros, aproximadamente el tamaño de una cancha de tenis.

El objetivo principal de NIRSpec es permitir grandes estudios espectroscópicos de objetos astronómicos como estrellas o galaxias distantes. Esto es posible gracias a su potente modo de espectroscopia multiobjeto, que utilizará aproximadamente un cuarto de millón de pequeñas contraventanas configurables, que son comparables en tamaño al ancho de un cabello humano, para realizar observaciones espectroscópicas simultáneas de múltiples fuentes en una sola exposición -podrá obtener espectros de hasta 200 objetivos simultáneamente-.

MIRI es el único instrumento del telescopio capaz de operar en longitudes de onda del infrarrojo medio y apoyará toda la gama de objetivos científicos de Webb, desde la observación de nuestro propio Sistema Solar y otros sistemas planetarios hasta el estudio del Universo primitivo.

Para observar el cosmos en el infrarrojo medio, el MIRI debe enfriarse a una temperatura de -266 grados Celsius, que es más de 30 grados más fría que los otros instrumentos del observatorio Webb. Esto se logra mediante el uso de un innovador sistema de enfriamiento, conocido como crioenfriador, que actuará como un refrigerador adicional para el instrumento.

NIRCam de Webb es la cámara principal del observatorio que tomará imágenes del cosmos simultáneamente en dos rangos de infrarrojos diferentes. Aprovechando la exquisita calidad de imagen y el gran espejo primario de 6,5 metros del Webb, el instrumento adquirirá algunas de las imágenes de infrarrojo cercano más profundas jamás obtenidas y detectará la luz de las primeras estrellas y galaxias.

El instrumento también tiene un papel especial en el conjunto de instrumentos de Webb porque será la herramienta principal para la alineación del telescopio.

NIRISS es un instrumento innovador que apoyará las operaciones en tres modos de observación. Tiene una cámara que se podrá utilizar en paralelo con la cámara principal de NIRCam para proporcionar imágenes adicionales, cuenta con un espectrógrafo sin rendija, donde se dispersará toda la luz que incida sobre la cámara, y también ofrece un modo espectroscópico que está especialmente diseñado para la caracterización de exoplanetas mediante espectroscopia de tránsito, una técnica que permite a Webb estudiar la composición química de la atmósfera de un exoplaneta cuando pasa frente a su estrella anfitriona.

Aunque está llamado a convertirse en sucesor del mítico Hubble, existen importantes diferencias entre el Webb y aquel. Empezando por la participación de la CSA en este proyecto y siguiendo por un factor bastante relevante: mientras que su predecesor es reparable y accesible por el transbordador espacial de la NASA, el próximo Telescopio Espacial Internacional no será reparable.

Entre otras cosas esto sucede porque el Webb se encontrará, como decíamos, a un millón y medio de kilómetros de la Tierra, mientras que el Hubble orbita nuestro planeta a una altitud de aproximadamente 570 kilómetros.

Además, el Hubble realiza las observaciones en longitudes de onda ultravioleta y óptica (con alguna capacidad de infrarrojos), mientras que el Webb las hace en el infrarrojo cercano y medio, lo que permite a los astrónomos observar objetos distantes; y el primero lleva un espejo primario de 2,4 metros de diámetro, mientras que el del segundo es de 6,5 metros de diámetro.

El nombre del Telescopio Espacial Internacional James Webb honra al segundo administrador de la NASA, James E. Webb, quien dirigió la agencia desde febrero de 1961 hasta octubre de 1968 y dirigió el programa Apolo.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Así es James Webb, el ojo más grande y poderoso que se enviará al espacio

Mar, 01/06/2021 - 06:11
El Telescopio Espacial James Webb será lanzado en octubre por la NASA y se convertirá en el sucesor del mítico Hubble. Con su diseño y capacidades mejoradas, estudiará la evolución de las galaxias y nos revelará los secretos más ocultos del universo.

Así es el James Webb: el telescopio más potente de la historia

Mar, 01/06/2021 - 06:06
A partir del próximo otoño estaremos un poco más cerca de conocer los secretos más profundos del Universo gracias al Telescopio Espacial Internacional James Webb, el observatorio más grande y poderoso jamás enviado al espacio por los humanos.